masaje holistico - MASAJE HOLISTICO

MASAJE HOLISTICO

MASAJE HOLISTICO

 

 

La seguiente secuencia de masaje holístico es una mezcla de técnicas que acabas de aprender. EI masaje holístico está basado en los movimientos del masaje sueco clásico, los estiramientos y una interacción sensible con tu compañero. El ritmo debe ser lento, y su propósito es el de relajar. El masaje combina los movimientos deslizantes para extender el aceite, maniobras más firmes para relajar los músculos y movimientos más profundos para ayudar a liberar zonas concretas de tensión. El masaje debe parecer un baile que progresa sin interrupciones para relajar todo el cuerpo. Manten las manos en contacto con tu compañero siempre que puedas, y vacía la mente de pensamientos bulliciosos. Debes estar centrado en el masaje.

 

APLICACION 

 

Esta secuencia de masaje holístico utiliza unas técnicas con las que ya estás familiarizado, en una rutina que va de la cabeza a los dedos de los pies. El masaje comienza en la espalda, una de las zonas más importantes para la relajación, y te ofrece la oportunidad de aumentar tu confianza con los amplios movimientos del rozamiento.

El masaje debe pasar con suavidad de una parte del cuerpo a la siguiente, según sus propias rutinas. ¡El objetivo es aprender en un proceso interactivo, y no dar el masaje perfecto de entrada! Si algunas de las técnicas te resultan difíciles, vuelve a ellas en otra ocasión, pero recuerda que debes intentar mantener tus manos en movimiento. Todo se vuelve más fácil con la práctica. El masaje termina en los pies para enraizar a tu compañero.

 

 

PUNTOS PRINCIPALES

 

  • Técnicas: Las maniobras principales son el rozamiento, el amasamiento, el vaciado venoso, la presión con los dedos y el estiramiento, además de algunas maniobras placenteras como los pases neurosedantes y el balanceo.

 

  • Movimientos: Deben ser lentos y tranquilizadores, pasando con facilidad de una maniobra a la siguiente. Para mantener el ritmo, repite las maniobras vanas veces y aplica el rozamiento en lugar de parar.

 

  • Equipo: Necesitas una superficie firme, como una camilla de masaje o una alfombrilla blanda sobre el suelo, toallas para cubrir las zonas del cuerpo en las que no estés trabajando, soportes para la cabeza, las rodillas o los tobillos, y un poco de aceite.

 

  • Respuesta: Toma nota de cualquier zona problemática antes de empezar y pide siempre a tu compañero que te diga cómo se
    siente.

 

  • Duración: Un masaje corporal dura unos cuarenta y cinco minutos; un masaje de espalda, unos veinte.

 

 

MASAJE HOLISTICO: APLICACION

54a4sd56as4d6a54ds56a4d - MASAJE CHINO: LA CARA

MASAJE CHINO: LA CARA

MASAJE CHINO: LA CARA

 

 

Cerrar la secuencia en la cara proporciona un final tranquilizante al masaje. La
presión puede ser bastante firme, dado que el objetivo es la estimulación de los
meridianos y los puntos de presión. Sobre la piel de un hombre puede ser más
firme. Cuando termines el masaje, ambos deberéis sentiros llenos de energía.

 

 

1 presión con los dedos Coloca las yemas
de los dedos sobre las sienes de tu compa-
ñero y a continuación localiza las pequeñas
depresiones situadas aproximadamente a
un dedo de las cuencas de los ojos. Con
cuidado presiona VB 1 con las puntas de
los dedos corazón. Comienza despacio
hasta que sientas la energía de cada pun-
to, manten un momento y afloja.

MASAJE CHINO: LA CARA


2 presión con los pulgares Coloca los pul-
gares justo debajo de los laterales de las
aletas de la nariz y localiza la depresión
donde está situado IG 20. Debe ser bas-
tante fácil de encontrar. Presiona en ligera
diagonal hacia la nariz con los lados de tus
pulgares. Esta maniobra es muy buena
para los senos nasales. Manten un mo-
mento y afloja la presión.

as564das564da65d46as54d


 

3 rodado con los pulgares Frótate un poco
de aceite en los dedos y rueda los pulgares
siguiendo una diagonal desde las aletas de
la nariz hacia la mandíbula. La maniobra
debe realizarse con los dos pulgares al mis-
mo tiempo en ambos lados de la cara. Re-
pite varias veces con presión suficiente para
observar que se mueve la piel de tu com-
pañero.

54a4sd56as4d6a54ds56a4d


4 rodado con los pulgares Coloca los pul-
gares en las comisuras de los labios y rue-
da en diagonal con los laterales de tus pul-
gares hasta el borde de la mandíbula. Utiliza
los dos pulgares al mismo tiempo. Repite
varias veces y termina ahuecando suave-
mente las manos debajo de la barbilla

MASAJE CHINO: LA CARA

 

 

VOLVER: MASAJE CHINO

56as4d56sa4d56a4d - MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE UNO

MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE UNO

MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA

 

Éste es el principio de tu masaje; comprueba, por tanto, que tienes a mano todo lo que vas a necesitar y, lo primero de todo, céntrate. Luego disfruta las largas y amplias pasadas a lo largo de la espalda y la oportunidad de masajear algunos grandes grupos musculares.

 


 

 1 primer contacto Sitúate junto a la cabeza de tu compañero. Comprueba que está cómodo. Vacía tu mente, respira despacio y relájate. Concéntrate en tu cuerpo e imagina que estás aspirando por los pies y exhalando lentamente por las manos. Al exhalar, coloca planas las mansos sobre la espalda de tu compañero y relájate durante unos momentos. Esto establece el tono del masaje.

 

MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA


 

2 rozamiento Frótate un poco de aceite en las manos. Inclínate hacia delante y coloca las palmas, juntas y planas, sobre la parte superior de la espalda. Deslízalas todo lo que puedas hacia la zona lumbar. Tus manos deben estar planas contra el cuerpo de tu compañero, en contacto constante, y deben amoldarse a sus músculos. El rozamiento extiende el aceite, relaja a tu compañero y te ofrece la oportunidad de percibir cualquier tensión.

a54sdas54das564dsa6d54


 

3 rozamiento Cuando alcances el final del movimiento descendente, extiende los dedos y separa las manos para que vuelvan a subir por ambos lados de la caja torácica. La presión debe ser mucho más ligera en la subida. Vuelve a la posición inicial y repite los movimientos varias veces. Tus manos deben deslizarse y producir una sensación tranquilizadora, pero sin apretar demasiado..

56as4d56sa4d56a4d


 

4 rodado con el pulgar Coloca los dos pulgares sobre los músculos de un lado de la columna, en el triángulo formado por el cuello y el omóplato. Rueda con las yemas de los pulgares en movimiento continuo bajando por el lado de la columna. La presión debe ser suficiente para relajar los músculos, pero sin que resulte dolorosa. Comprueba con tu compañero que es la adecuada antes de repetir.

 

a6s4das564d56a4d6a54d

 


 

5 presión con la palma Sujeta el hombro por debajo con una mano y coloca la palma de la otra plana sobre la parte superior de la espalda de tu compañero, con los dedos rodeando el hombro. Muévela alrededor del borde del omóplato aplicando presión hacia abajo, en dirección al cuerpo. Repite varias veces para relajar los músculos, presionando contra el omóplato tan cerca de él como te sea posible.

as6+d5as6d4a564d

 


 

6 presión con el pulgar Continúa sujetando el hombro con la mano inferior y presiona con el pulgar de la otra alrededor del omóplato, entre las costillas pero no directamente sobre ellas. Aplica una presión uniforme con la yema del dedo, mantenía un momento cada vez y afloja. Esto estimula los músculos situados entre las costillas y ayuda al hombro a relajarse.

56as4d56a4da65d4

 


 

7 presión con la zona hipotenar Continúa sujetando el hombro y coloca la zona hipotenar (la almohadilla situada justo encima de la muñeca) sobre el propio omóplato. Aplica presión mientras te desplazas en diagonal sobre los músculos y relájala cuando masajees hacia el brazo. Presiona y dibuja círculos con la zona hipotenar allí donde sientas los músculos tensos, mientras la otra mano te proporciona una resistencia muelle.

as54d65a4d6sad46asd

 


 

8 pases neurosedantes Para cerrar la secuencia, pasa suavemente las puntas de los dedos de las dos manos a lo largo del brazo de tu compañero. Barre ligeramente, llevando la atención desde la espalda hacia la mano. Repite varias veces. A continuación vuelve a la cabeza y comienza la secuencia completa en el otro lado. Trabaja siempre con la cabeza girada al lado contrario al del hombro que estés masajeando.

a56sd4sa56d4a56d4ad

 

 

CONTINUACCION: MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE DOS

MASAJE INDIO DE CABEZA: AUTOMASAJE

MASAJE INDIO DE CABEZA: AUTOMASAJE

MASAJE INDIO DE CABEZA: AUTOMASAJE

 

 

Los siguientes pasos de automasaje comprenden técnicas de masaje indio
de cabeza que puedes aplicarte a ti mismo para conseguir tú también
todos sus beneficios. Resultan excelentes cuando te sientes estresado
o te duele la cabeza, y también son muy buenos para tener un pelo lustroso
y sano.

 

 

1 fricción de la parte superior de la es-
palda Pasa una mano por encima del
hombro contrario. Con la mano plana, fro-
ta vigorosamente por el borde superior del
hombro. Debes hacerlo deprisa, lo sufi-
ciente como para producir calor. Frota ha-
cia dentro y hacia fuera, entre el cuello y el
brazo, y a continuación repite el movi-
miento en el otro hombro.

5AS64DS56A4D65A4D6SA4D


2 palmada cóncava en los brazos Rodea el
brazo con la mano contraria, con los nu-
dillos levantados, haciendo contacto con
los dedos y la zona hipotenar. Golpea rápi-
damente, subiendo y bajando por la cara
externa del brazo hasta la muñeca, para es-
timular la circulación. Los movimientos de-
ben ser rápidos. Mantener la muñeca rela-
jada te permitirá producir un sonido hueco.
Repite en el otro brazo.

5AS456A46A4D6A4D


 

3 apretar el cuello Coloca una mano sobre
la nuca, con los dedos a un lado de la co-
lumna y la zona hipotenar al otro. Manten
los nudillos elevados sobre la columna. Co-
menzando en la base del cuello, aprieta y
amasa los músculos, trabajando hacia arri-
ba hasta la base del cráneo. Repite con la
otra mano para igualar la presión.

5AS4DAS564DAS6D4


4 presión con vaivén sobre el cuello Co-
loca los dedos índice y corazón de una
mano juntos sobre la base del cráneo. Efec-
túa un movimiento de vaivén suave y rápi-
do sobre los músculos en dirección a la ore-
ja. Trabaja hacia delante y hacia atrás vanas
veces para relajar los músculos. A conti-
nuación, repite en el lado opuesto de la co-
lumna.

56as4d6sa4da64d6sad


 

5 presión de los pulgares sobre el cuello
Coloca los pulgares sobre la nuca, con los
otros dedos sobre el cuero cabelludo como
soporte. Los pulgares deben estar situados
a unos dos centímetros y medio de la co-
lumna y justo debajo de la base del cráneo.
Traza círculos sobre los músculos con las
yemas, masajeando hacia las orejas. Es es-
tupendo para reducir la tensión.

MASAJE INDIO DE CABEZA: AUTOMASAJE


 

6 rotación sobre la cabeza Coloca las dos
manos sobre el cuero cabelludo, con los
nudillos elevados y los dedos extendidos.
Traza círculos sin desplazar los dedos míen-
tras aplicas presión, trabajando sobre el
cuero cabelludo con las dos manos al mis-
mo tiempo. Resulta especialmente agra-
dable alrededor de las orejas, en las sienes
y en la nuca. La presión debe ejercerse con
las yemas de los dedos.

5as4das56d4as56d4as6d4


 

7 fricción de la cabeza Con la palma de la
mano frota vigorosamente la cabeza. Los
movimientos deben ser definidos y vigoro-
sos para estimular el cuero cabelludo y las
raíces del pelo. Trabaja sobre un lado con
una mano, y a continuación cambia de ma-
nos para cubrir el resto de la cabeza. Re-
vuelve bien las puntas del pelo hasta que
quede bastante alborotado.

56as4d56a456a4da6d


 

8 presión con los dedos sobre la cara Une
las puntas de los dedos de las dos manos
sobre la mitad de la frente. Lentamente ve
separándolas hacia las sienes, arrastrando
ligeramente los dedos. Esto ayuda a aliviar
la tensión. Repite siguiendo varias líneas
por la frente. Mantener los ojos cerrados
puede favorecer el proceso de relajación.

MASAJE INDIO DE CABEZA: AUTOMASAJE

 

VOLVER: MASAJE INDIO DE CABEZA

 

MASAJE INDIO DE CABEZA: LA CARA

MASAJE INDIO DE CABEZA: LA CARA

MASAJE INDIO DE CABEZA: LA CARA

 

 

 

Estas maniobras ayudan a relajar puntos clave de la cara para completar el
proceso de relajación. Coloca una toalla para que tu compañero pueda apoyarse
y se sienta seguro; así podrás alcanzar los puntos con bastante facilidad. Ten
muchísimo cuidado de mantener los dedos alejados de los ojos.

 

 

1 presión con los dedos Pide a tu compa-
ñero que se recline sobre un pequeño al-
mohadón o una toalla. Coloca las yemas
de los dedos juntas en el centro de la fren-
te y lentamente ve separando las manos.
Es mejor presionar con los dedos planos.
Imagina que estás arrastrando toda la ten-
sión de la frente. Repite varias veces.

56AS4D56A4D65A4D6A4D


2 círculos Coloca las yemas de los dedos so-
bre las sienes. Con suavidad empieza a tra-
zar círculos sobre ellas, girando hacia atrás.
La piel debe moverse por debajo de tus de-
dos. Esto ayuda a relajar la mente y es bueno
para aliviar dolores de cabeza. Sin embar-
go, ten cuidado de no presionar demasia-
do y comprueba con tu compañero que el
grado de presión es agradable.

AS56D4A56D4AS564D6


 

3 presión con los dedos Coloca las puntas
de los dedos corazón justo debajo del
puente de la nariz. Presiona suavemente
hacia dentro, cerca del hueso. Repite en
cuatro sitios, terminando justo debajo de
las aletas de la nariz. En este punto puedes
presionar un poco más fuerte y mantener
la presión un poco más. Asegúrate de que-
darte en los lados de los agujeros y no obs-
truir la respiración de tu compañero.
Termina acariciando la nariz en toda su lon-
gitud.

MASAJE INDIO DE CABEZA: LA CARA


 

4 apretar Masajea las orejas apretándolas
entre tus dedos. Empieza a trabajar en la
parte superior, rodea los lóbulos y sigue
luego a lo largo de la línea interna. Vuelve
a los lóbulos y apriétalos y masajéalos a
conciencia. Termina la secuencia tirando
suavemente de ellos y separa los dedos,
deslizándolos.

56AS4D56AS4D6AS54DA64SD5

 

VOLVER: MASAJE INDIO DE CABEZA

4sda56d4a65d4a6d46 - SHIATSU: LOS TSUBOS

SHIATSU: LOS TSUBOS

SHIATSU: LOS TSUBOS

 

A lo largo de los meridianos se localizan diversos puntos de presión, conocidos
en shiatsu como tsubos. En el cuerpo hay trescientos sesenta y cinco; funcionan
como centros de comunicación y suelen estar situados en zonas más débiles
del cuerpo o en depresiones físicas.

 

Los desequilibrios pueden hacerse patentes
mediante cambios en el músculo o en la piel
que los rodea. Aplicando presión a los tsubos
podemos corregir los desequilibrios de un me
ridiano.

En cualquier punto de los meridianos pue-
de darse un exceso o deficiencia de ki. Cuan-
do existe un exceso, la energía se describe
como jitsu. El área que rodea este punto pue-
de estar tensa o dura, y la presión puede ser
aguda o dolorosa; el trastorno puede ser agu-
do. Cuando se produce una deficiencia de ki,
el trastorno se describe como kyo. La zona
que rodea el punto puede estar blanda o hue-
ca, y la presión puede percibirse más como un
dolor o incluso resultar bastante agradable.
En este caso el trastorno suele ser crónico.

 

Los meridianos están asociados con la fun-
ción de un órgano más que simplemente con
el órgano en sí mismo. El tratamiento de cual-
quier constricción tiene en cuenta la causa
subyacente, que puede deberse a múltiples
factores. Los síntomas físicos pueden estar li-
gados al entorno interior, incluyendo la ener-

gía constitucional y los factores emocionales,
o a influencias externas que están agotando
al individuo.

Es posible influir sobre la energía de un
punto trabajando sobre otro punto situado
más adelante en el mismo meridiano, e influir
sobre la energía del meridiano en su conjun-
to simplemente trabajando a lo largo de él. El
tratamiento profesional suele estar precedido
por el diagnóstico del hará (abdomen), que se
realiza tocando el abdomen con la mano, y
por las observaciones generales que determi-
narán la secuencia del shiatsu. La habilidad
para sentir estos diferentes estados de ener-
gía se adquiere con la práctica y la experien-
cia, así como con un entendimiento de cómo
y dónde aplicar la presión.

 

567897567564 5asd56as4d564a56sd546ad4 4sda56d4a65d4a6d46

VOLVER: SHIATSU