56as4as56d4sada56ssd546 - SHIATSU: LA CARA

SHIATSU: LA CARA

SHIATSU: LA CARA

 

 

El masaje de cara debe ser preciso para resultar agradable y para que la
estimulación de los puntos sea efectiva. Es una forma estimulante de cerrar
el masaje, una manera relajante y energética. El toque final de descanso
proporciona equilibrio y alineamiento antes de que termine el masaje.

 

 

1 presión con los pulgares Coloca los pul-
gares sobre las cejas de tu compañero, jus-
to al lado del puente de la nariz. Localiza
V 2 en las pequeñas depresiones del hue-
so. Presiona con los lados de las puntas de
los pulgares, pues este punto debe ser pre-
ciso. Manten la presión unos momentos y
afloja. Presiona con cuidado porque estos
puntos están a menudo sensibles.

 

SHIATSU: LA CARA


2 presión con los pulgares Presiona con las
yemas de los pulgares siguiendo una línea
desde el centro de las cejas hasta el naci-
miento del pelo. Este movimiento debe ser
lento, constante y relajante, y ha de seguir
el meridiano de la vejiga. Repite varias ve-
ces las líneas sobre la frente.

56as4d56sa4das64d6as4s6d4


 

3 presión con los dedos Presiona con las
puntas de los dedos sobre la línea bajo los
pómulos, trabajando hacia el ángulo de la
mandíbula. Presiona cerca del hueso y li-
geramente por debajo de él, manteniendo
la presión y los movimientos ligeros.

56as4as56d4sada56ssd546


4 descanso Rodea la base del cráneo de tu
compañero con una mano y coloca la otra
sobre la frente. Tira muy suavemente hacia
ti para alinear la cabeza y a continuación
descansa. Vacía tu mente de todo pensa-
miento y respira con tranquilidad. Esto pro-
porciona un momento de calma antes de
cerrar el masaje e informa a tu compañero
de que se ha completado la secuencia.

as56d4as56dsad64a6d

VOLVER: SHIATSU

asd213a1ds23a1d23a132d1as23d - MASAJE INDIO DE CABEZA: PRINCIPIOS

MASAJE INDIO DE CABEZA: PRINCIPIOS

MASAJE INDIO DE CABEZA: PRINCIPIOS

 

El término ayurveda procede de una palabra sánscrita que significa «ciencia
de vida», y es el complejo y antiguo sistema de filosofía y medicina en el que el
masaje indio de cabeza hunde sus raíces. El ayurveda considera que el equilibrio
y la moderación son esenciales para la salud, en la que el cuerpo y la mente
están inextricablemente ligados.

 

 

Según el pensamiento ayurvédico, el univer-
so está compuesto por cinco elementos —éter,
aire, tierra, fuego y agua—, y los seres hu-
manos están formados por una combinación
de estos elementos.

 

Los doshas
Además, se cree que existen tres doshas. o
energías, en toda la materia. Se denominan
vata, pitta y kapha. La mayoría de las perso-
nas tienen un dosha dominante, y eso es algo
que un tratamiento ayurvédico debe tener en
cuenta. Vata es la energía del aire, y estos ti-
pos tienden a ser delgados, inquietos, ansio-
sos, creativos y con la piel seca. Pitta es una
mezcla de fuego y agua, y estos tipos son ac-
tivos, decididos, con buen apetito, el pelo fino
y la piel suave; también sudan con facilidad.
Kapha es una mezcla de agua y tierra, y estos
tipos tienden al sobrepeso, se mueven lenta-
mente, duermen mucho y tienen el pelo fuer-
te y la piel grasa

 

Los chakras
La energía vital que se mueve por todo el
cuerpo se conoce como prana. Existen siete
círculos principales de energía, o chakras, si-
tuados a lo largo de la columna vertebral, y el
prana fluye a través de ellos. Estos chakras ge-
neran una energía que se transmite a los cen-
tros menores del cuerpo. Los primeros seis
chakras se localizan en los genitales, el sacro,
el plexo solar, el corazón, el cuello y la frente; el
séptimo está situado en la parte superior de
la cabeza. Cuando la energía que fluye por los
chakras se bloquea, se producen trastornos
mentales y físicos. El masaje ayurvédico esti-
mula el flujo libre de energía y, en conse-
cuencia, favorece la buena salud.

MASAJE INDIO DE CABEZA: PRINCIPIOS

 

VOLVER: MASAJE INDIO DE CABEZA

5as4d56ad4as6d54 - MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE DOS

MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE DOS

MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE DOS

 


 

9 rozamiento Desplázate a la zona lumbar de tu compañero y date aceite en las manos. Coloca las palmas de las manos juntas sobre el sacro, el triángulo de hueso de la base de la columna. Extiende los dedos y separa las manos, de forma que barran hacia arriba y hacia el exterior de la zona lumbar y las caderas. Vuelve a la posición inicial y repite con presión en el movimiento hacia fuera.

5as4d56ad4as6d54


10 círculos Sitúate de frente a tu compañero. Coloca las manos planas sobre el sacro, una encima de la otra para estabilizar el movimiento. Aplica una ligera presión con la mano de arriba y comienza a dibujar un círculo en sentido contrario a las agujas del reloj. Repite lenta y uniformemente para relajar la zona lumbar sin provocar molestias, manteniendo las manos flexibles y acopladas al cuerpo.

 

56asd4as56d4sa65d4


 

11 presión con las palmas Coloca las manos juntas sobre los músculos de la zona lumbar, al lado de la columna contrario a donde estés situado. Aplica presión con las palmas mientras las deslizas hacia fuera sobre los músculos y barre alrededor de la cadera hasta el glúteo. El contacto debe hacerse más ligero y pasar a las puntas de los dedos en el momento de completar el movimiento.

asd6a5d6+s5ad6+sa5d

 


12 amasamiento Inclínate y comienza a amasar el glúteo. Presiona contra los músculos y hazlos rodar hacia atrás con los dedos, en dirección al pulgar, para conseguir un movimiento de rodado rítmico. Debes alternar las manos. Continúa masajeando con una presión relativamente firme sobre los músculos sólo hasta que sientas que están relajados.

a56sd4a65d4sa6d4

 


 

 

13 amasamiento Continúa el movimiento amasando los músculos del lado contrario de la columna de tu compañero, presionando hacía dentro con los pulgares y rodando hacia ti con el resto de los dedos. Evita trabajar sobre la columna, dejando alrededor de dos centímetros y medio a ambos lados. Asciende masajeando hasta el hombro y vuelve a bajar. A continuación cambia de posición y repite la secuencia de la zona lumbar del otro lado.

56das4d56a4d56a4d


 

14 presión con las palmas Coloca la zona hipotenar (la almohadilla situada justo encima de la muñeca) de las dos manos, con los dedos apuntando en direcciones opuestas, a ambos lados de la zona lumbar Desliza las manos hacia fuera, una en cada dirección, hacia la caja torácica, utilizando el contacto de toda la mano hacia el final del toque. Repite a intervalos hasta llegar a los hombros, donde sólo debes aplicar presión entre los omóplatos.

5as4d56a4d56a4d


 

15 presión con los pulgares Comienza entre los omóplatos colocando ambos pulgares sobre los músculos situados a los dos lados de la columna vertebral. Presiona simultáneamente con las yemas de los pulgares a intervalos paralelos a cada una de las vértebras. Presiona con firmeza pero con sensibilidad; nunca presiones sobre el hueso. Desciende rápida y uniformemente hasta la zona lumbar.

a5sd456as4d65a4dsa6


 

16 pases neurosedantes Para finalizar la secuencia, coloca las puntas de los dedos, una vez más, en la parte superior de la columna y ve pasándolos suavemente por toda la espalda hasta llegar a la zona lumbar. Repite en maniobras alternas para llevar la atención por el cuerpo de forma descendente. Descansa las dos manos sobre la zona lumbar durante un momento, y luego, con mucha suavidad, retíralas.

as5d54a6+d5sa6+d5a6d5

MASAJE INDIO DE CABEZA

MASAJE INDIO DE CABEZA

MASAJE INDIO DE CABEZA

 

El masaje indio de cabeza es un tratamiento energético
de la parte superior del cuerpo. Se utilizan técnicas
estimulantes y debe realizarse con sensibilidad sobre el
cuello y la cabeza. El masaje relaja los músculos mediante
na serie de rápidos movimientos de percusión y termina
estimulando el cuero cabelludo. Se pueden utilizar aceites
nutritivos en el pelo. El masajista debe mantener una
postura equilibrada y concentrarse en tener la columna
recta. El intercambio de energía entre ambos participantes
es un ingrediente vital de esta forma de masaje.

 

 

 

Lista de contenidos:

 

  1. Principios

 

  2. Puntos marma

 

  3. Aplicación

 

  4. Parte superior de la espalda

 

  5. Los brazos

 

  6. El cuello

 

  7. La Cabeza

 

  8. La cara

 

  9. El pelo y el cuero cabelludo

 

10. Solución rápida con masaje indio

 

11. Automasaje

 

 

MASAJE INDIO DE CABEZA

as5d4a56d4sa56d4sa6d54 - MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES PARTE DOS

MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES PARTE DOS

MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES

 

9 rodado con los pulgares El masaje del pie finaliza la secuencia de la pierna y hace que parezca completa. Sujeta el pie de tu compañero por abajo y efectúa un rodado con los pulgares sobre la planta. La presión debe proceder de las yemas. Comienza los movimientos en el centro del pie y desliza los dedos hacia los lados Cubre varias veces toda la zona, excepto el arco, realizando movimientos alternos y de rodado.

MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES


10 presión con los pulgares Para relajar el pie aún más. presiona sobre la almohadilla con los pulgares mientras dibujas círculos diminutos sobre el punto de presión. Alterna los movimientos para que resulten continuos y presta atención a la zona situada alrededor de la base de los dedos. La presión puede ser bastante firme, pero estáte pendiente de cualquier punto que pueda resultar doloroso al tacto.

as4d56as4das56d4s6ad4


 

11 presión con los nudillos Amortiguando el pie desde abajo, presiona sobre la planta con los nudillos dibujando pequeños circuios sobre cada punto. Manten una presión que resulte agradable y evita trabajar sobre el arco del pie. Comprueba si se produce alguna molestia o algún dolor mientras trabajas. Baja suavemente el pie y acaricíalo con las puntas de los dedos.

as4ds56a4da56d4sa56d4


12 pases neurosedantes Frota con las pun tas de los dedos desde la cadera hasta los dedos del pie, con movimientos largos, ligeros y fluidos. Establece un contacto suficiente con las manos para evitar hacer cosquillas. Tener las muñecas relajadas y sueltas te ayudará en los movimientos, llevando la atención de tu compañero a sus pies. Ralentiza los toques mientras terminas, cambia de posición y repite toda la secuencia sobre la otra pierna.

as5d4a56d4sa56d4sa6d54

 

a56sd4sa56d4as564d - MASAJE CHINO: PUNTOS DE ACUPRESION

MASAJE CHINO: PUNTOS DE ACUPRESION

MASAJE CHINO: PUNTOS DE ACUPRESION

 

En el cuerpo podemos encontrar un número casi apabullante de puntos de acupresión. Cada uno de ellos está situado en un meridiano concreto, pero la longitud de los catorce meridianos es diferente, por lo que tienen distinta cantidad de puntos. Cada punto se designa mediante el meridiano sobre el que está situado y su número secuencial. 

 

 

Algunos meridianos (como el de la vesícula biliar) comienzan en la parte superior del cuerpo; otros, en cambio, lo hacen en las extremidades y trabajan hacia arriba. Por ejemplo, R 1 (el primer punto del meridiano del riñon) está localizado en el pie. El meridiano de la vejiga es el más largo y tiene sesenta y siete puntos. 

 

El chi fluye de un meridiano a otro y entre los puntos. La estimulación de éstos puede realizarse con agujas (como en acupuntura) o con los dedos (como en TuiNa). Si bien la presión a través de las manos puede ser menos precisa, los principios son los mismos. El objetivo es aliviar los bloqueos de energía de los canales y ayudar al flujo del chi. Esto, a su vez, afecta al funcionamiento de los órganos y ayudará a devolver la salud al cuerpo. 

 

Normalmente se realiza una valoración completa antes del masaje, en la que se incluye el pulso oriental y el diagnóstico de la lengua. Si bien para tratar problemas médicos se requiere una formación especializada, el masaje chino es una forma fantástica de favorecer la relajación y mantener la salud. El conocimiento de unos cuantos puntos principales es una buena manera de empezar, y la localización de los puntos se consigue midiendo con el ancho de los dedos de la persona a la que se está masajeando o con el pulgar. Cada medida del pulgar se conoce como un cun

 

MASAJE CHINO: PUNTOS DE ACUPRESION

 54654564564 56456464

VOLVER: MASAJE CHINO

presion ligera parte DOS - Presion Ligera - parte dos

Presion Ligera – parte dos

PRESION LIGERA – PARTE DOS

 

 


 

BALANCEO

PRESIÓN ligera
CONTACTO toda la mano

El balanceo es un buen movimiento para liberar el cuerpo de las tensiones. Ayuda como liberación final al cerrar una secuencia y sirve para relajar a tu compañero antes de comenzarla. Es un estímulo a dejarse ir. Balancea los miembros o el torso mientras tu compañero está tumbado sobre la espalda.

Cómo hacerlo

Coloca las manos, planas y con las muñecas relajadas, a ambos lados del cuerpo de tu compañero. Empújalo  uavemente con una mano y a continuación repite con la otra en el lado contrario, de forma que generes un sua- ve  ovimiento de vaivén. Ve cambiando la posición de las manos mientras lo haces, para que puedas llegar a mover las  áximas zonas del cuerpo posibles. Los movimientos deben ser suaves y no demasiado rápidos.

Balanceo de la pierna

Coloca las manos, con los dedos hacia arriba y a ambos lados del muslo de tu compañero. Balancea suavemente toda  a pierna, hasta llegar al tobillo, empleando movimientos alternantes de las manos. Repite mientras vas subiendo hasta el muslo de nuevo y termina volviendo a bajar hasta el tobillo, asegurándote de que todas las articulaciones se relajan bajo tus manos.

presion ligera

Balanceo del brazo

Si el brazo de tu compañero está sujeto y apo yado, puedes realizar los movimientos de balanceo. En caso contrario, levántalo y coloca ambas manos alrededor de la parte superior. Sin soltar, balancea hacia abajo, en dirección al codo. Dobla el brazo por el codo y bájalo hasta la superficie para apoyarlo. Después continúa los movimientos hasta la muñeca.

 

Balanceo de la parte delantera del cuerpo

Coloca una mano a la altura del pecho de tu compañero y la otra en la cadera. Comienza los movimientos de balanceo con la mano superior y continúa con la inferior. Sin perturbar el ritmo, ve cambiando gradualmente la posición de las manos, de forma que la superior se mueva hacia la cadera y la inferior, hacia el pecho.

balanceo 1

 

 

 


 

PELLIZQUEO

PRESION         ligera
CONTACTO     yemas de los dedos
El pellizqueo es un movimiento ligero, agradable y estimulante. Se van alternando ambas manos, la acción es entrecortada y el toque, muy ligero. Es muy bueno para trabajar la cabeza y puede sustituirse por los pases neurosedantes al final de una secuencia corporal.

 

 

Cómo hacerlo

Coloca las yemas de los dedos de ambas manos sobre el cuerpo de tu compañero. Separa una mano pellizcando suavemente la superficie de la piel. Repite el movimiento con la otra mano, alternándolas para cubrir toda la zona. Manten un ritmo rápido y ligero.

 

Pellizcar la cabeza

Sitúate de pie detrás de tu compañero. Apoya las yemas de los dedos sobre el cuero cabelludo y separa una de las manos de la cabeza mientras tiras suavemente del pelo. Repite el movimiento con la otra mano, alternando con un ritmo rápido hasta que hayas cubierto toda la cabeza.

 

pellizacar

 

 

Pellizcar las piernas

Sitúate a la altura de las rodillas de tu compañero. Coloca ambas manos sobre el muslo y comienza los movimientos de pellizqueo. Trabaja subiendo y bajando por la pierna, alternando las manos. Termina la secuencia en el tobillo.

 

piernas asdasd

 

Pellizcar la espalda

A un lado de tu compañero, coloca las manos sobre la parte superior de la columna. Pellizca ligeramente con las yemas de los dedos mientras vas descendiendo hasta la zona lumbar, una mano después de la otra. Esto estimula la superficie de la piel y lleva la atención a la bajada por la columna vertebral.

las espalda pellizcar

masaje holistico - MASAJE HOLISTICO

MASAJE HOLISTICO

MASAJE HOLISTICO

 

 

La seguiente secuencia de masaje holístico es una mezcla de técnicas que acabas de aprender. EI masaje holístico está basado en los movimientos del masaje sueco clásico, los estiramientos y una interacción sensible con tu compañero. El ritmo debe ser lento, y su propósito es el de relajar. El masaje combina los movimientos deslizantes para extender el aceite, maniobras más firmes para relajar los músculos y movimientos más profundos para ayudar a liberar zonas concretas de tensión. El masaje debe parecer un baile que progresa sin interrupciones para relajar todo el cuerpo. Manten las manos en contacto con tu compañero siempre que puedas, y vacía la mente de pensamientos bulliciosos. Debes estar centrado en el masaje.

 

APLICACION 

 

Esta secuencia de masaje holístico utiliza unas técnicas con las que ya estás familiarizado, en una rutina que va de la cabeza a los dedos de los pies. El masaje comienza en la espalda, una de las zonas más importantes para la relajación, y te ofrece la oportunidad de aumentar tu confianza con los amplios movimientos del rozamiento.

El masaje debe pasar con suavidad de una parte del cuerpo a la siguiente, según sus propias rutinas. ¡El objetivo es aprender en un proceso interactivo, y no dar el masaje perfecto de entrada! Si algunas de las técnicas te resultan difíciles, vuelve a ellas en otra ocasión, pero recuerda que debes intentar mantener tus manos en movimiento. Todo se vuelve más fácil con la práctica. El masaje termina en los pies para enraizar a tu compañero.

 

 

PUNTOS PRINCIPALES

 

  • Técnicas: Las maniobras principales son el rozamiento, el amasamiento, el vaciado venoso, la presión con los dedos y el estiramiento, además de algunas maniobras placenteras como los pases neurosedantes y el balanceo.

 

  • Movimientos: Deben ser lentos y tranquilizadores, pasando con facilidad de una maniobra a la siguiente. Para mantener el ritmo, repite las maniobras vanas veces y aplica el rozamiento en lugar de parar.

 

  • Equipo: Necesitas una superficie firme, como una camilla de masaje o una alfombrilla blanda sobre el suelo, toallas para cubrir las zonas del cuerpo en las que no estés trabajando, soportes para la cabeza, las rodillas o los tobillos, y un poco de aceite.

 

  • Respuesta: Toma nota de cualquier zona problemática antes de empezar y pide siempre a tu compañero que te diga cómo se
    siente.

 

  • Duración: Un masaje corporal dura unos cuarenta y cinco minutos; un masaje de espalda, unos veinte.

 

 

MASAJE HOLISTICO: APLICACION

54a4sd56as4d6a54ds56a4d - MASAJE CHINO: LA CARA

MASAJE CHINO: LA CARA

MASAJE CHINO: LA CARA

 

 

Cerrar la secuencia en la cara proporciona un final tranquilizante al masaje. La
presión puede ser bastante firme, dado que el objetivo es la estimulación de los
meridianos y los puntos de presión. Sobre la piel de un hombre puede ser más
firme. Cuando termines el masaje, ambos deberéis sentiros llenos de energía.

 

 

1 presión con los dedos Coloca las yemas
de los dedos sobre las sienes de tu compa-
ñero y a continuación localiza las pequeñas
depresiones situadas aproximadamente a
un dedo de las cuencas de los ojos. Con
cuidado presiona VB 1 con las puntas de
los dedos corazón. Comienza despacio
hasta que sientas la energía de cada pun-
to, manten un momento y afloja.

MASAJE CHINO: LA CARA


2 presión con los pulgares Coloca los pul-
gares justo debajo de los laterales de las
aletas de la nariz y localiza la depresión
donde está situado IG 20. Debe ser bas-
tante fácil de encontrar. Presiona en ligera
diagonal hacia la nariz con los lados de tus
pulgares. Esta maniobra es muy buena
para los senos nasales. Manten un mo-
mento y afloja la presión.

as564das564da65d46as54d


 

3 rodado con los pulgares Frótate un poco
de aceite en los dedos y rueda los pulgares
siguiendo una diagonal desde las aletas de
la nariz hacia la mandíbula. La maniobra
debe realizarse con los dos pulgares al mis-
mo tiempo en ambos lados de la cara. Re-
pite varias veces con presión suficiente para
observar que se mueve la piel de tu com-
pañero.

54a4sd56as4d6a54ds56a4d


4 rodado con los pulgares Coloca los pul-
gares en las comisuras de los labios y rue-
da en diagonal con los laterales de tus pul-
gares hasta el borde de la mandíbula. Utiliza
los dos pulgares al mismo tiempo. Repite
varias veces y termina ahuecando suave-
mente las manos debajo de la barbilla

MASAJE CHINO: LA CARA

 

 

VOLVER: MASAJE CHINO

56as4d56sa4d56a4d - MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE UNO

MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE UNO

MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA

 

Éste es el principio de tu masaje; comprueba, por tanto, que tienes a mano todo lo que vas a necesitar y, lo primero de todo, céntrate. Luego disfruta las largas y amplias pasadas a lo largo de la espalda y la oportunidad de masajear algunos grandes grupos musculares.

 


 

 1 primer contacto Sitúate junto a la cabeza de tu compañero. Comprueba que está cómodo. Vacía tu mente, respira despacio y relájate. Concéntrate en tu cuerpo e imagina que estás aspirando por los pies y exhalando lentamente por las manos. Al exhalar, coloca planas las mansos sobre la espalda de tu compañero y relájate durante unos momentos. Esto establece el tono del masaje.

 

MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA


 

2 rozamiento Frótate un poco de aceite en las manos. Inclínate hacia delante y coloca las palmas, juntas y planas, sobre la parte superior de la espalda. Deslízalas todo lo que puedas hacia la zona lumbar. Tus manos deben estar planas contra el cuerpo de tu compañero, en contacto constante, y deben amoldarse a sus músculos. El rozamiento extiende el aceite, relaja a tu compañero y te ofrece la oportunidad de percibir cualquier tensión.

a54sdas54das564dsa6d54


 

3 rozamiento Cuando alcances el final del movimiento descendente, extiende los dedos y separa las manos para que vuelvan a subir por ambos lados de la caja torácica. La presión debe ser mucho más ligera en la subida. Vuelve a la posición inicial y repite los movimientos varias veces. Tus manos deben deslizarse y producir una sensación tranquilizadora, pero sin apretar demasiado..

56as4d56sa4d56a4d


 

4 rodado con el pulgar Coloca los dos pulgares sobre los músculos de un lado de la columna, en el triángulo formado por el cuello y el omóplato. Rueda con las yemas de los pulgares en movimiento continuo bajando por el lado de la columna. La presión debe ser suficiente para relajar los músculos, pero sin que resulte dolorosa. Comprueba con tu compañero que es la adecuada antes de repetir.

 

a6s4das564d56a4d6a54d

 


 

5 presión con la palma Sujeta el hombro por debajo con una mano y coloca la palma de la otra plana sobre la parte superior de la espalda de tu compañero, con los dedos rodeando el hombro. Muévela alrededor del borde del omóplato aplicando presión hacia abajo, en dirección al cuerpo. Repite varias veces para relajar los músculos, presionando contra el omóplato tan cerca de él como te sea posible.

as6+d5as6d4a564d

 


 

6 presión con el pulgar Continúa sujetando el hombro con la mano inferior y presiona con el pulgar de la otra alrededor del omóplato, entre las costillas pero no directamente sobre ellas. Aplica una presión uniforme con la yema del dedo, mantenía un momento cada vez y afloja. Esto estimula los músculos situados entre las costillas y ayuda al hombro a relajarse.

56as4d56a4da65d4

 


 

7 presión con la zona hipotenar Continúa sujetando el hombro y coloca la zona hipotenar (la almohadilla situada justo encima de la muñeca) sobre el propio omóplato. Aplica presión mientras te desplazas en diagonal sobre los músculos y relájala cuando masajees hacia el brazo. Presiona y dibuja círculos con la zona hipotenar allí donde sientas los músculos tensos, mientras la otra mano te proporciona una resistencia muelle.

as54d65a4d6sad46asd

 


 

8 pases neurosedantes Para cerrar la secuencia, pasa suavemente las puntas de los dedos de las dos manos a lo largo del brazo de tu compañero. Barre ligeramente, llevando la atención desde la espalda hacia la mano. Repite varias veces. A continuación vuelve a la cabeza y comienza la secuencia completa en el otro lado. Trabaja siempre con la cabeza girada al lado contrario al del hombro que estés masajeando.

a56sd4sa56d4a56d4ad

 

 

CONTINUACCION: MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE DOS