Entradas

beneficios del masaje - Beneficios para el bebé

Beneficios para el bebé

Estudios clínicos han evidenciado que un masaje regular supone una ventaja física, emocional e intelectual que se prolonga a lo largo de toda la vida. Las investigaciones sobre los beneficios del masaje infantil se vienen realizando desde la década de 1970. y los resultados han sido tan positivos, que en la actualidad muchas nurserías en centros hospitalarios lo incluyen en sus programas para neonatos, organizando cursillos para los padres sobre masaje para bebés. Un reciente estudio efectuado en la Universidad de Miami ha demostrado que los niños que reciben masajes se muestran más activos y alerta, además de presentar un desarrollo neurológico más rápido que los que no reciben esta atención. El masaje ayuda al bebé a superar la posición fetal con el estiramiento de los músculos y las articulaciones, desarrolla su flexibilidad y fomenta la coordinación de sus movimientos. También ha demostrado ser muy eficaz en el aumento de peso y el desarrollo de la consciencia corporal. El masaje para bebés es especialmente útil en los bebés prematuros. En un reciente estudio realizado por la Dra. Tiflany Field en el Touch Research Institute de la Universidad de Miami, veinte bebés prematuros sometidos a un masaje de quince minutos tres veces al día durante dos semanas aumentaron un 47% más de peso que otros a los que no se practicó masaje alguno. Asimismo, se les dio el alta hospitalaria seis días antes. Esta sencilla intervención ahorró más de diez mil dólares por niño al hospital. Por otro lado, el masaje infantil también puede acelerar la curación. Otro estudio de la Universidad de Miami confirmó resultados positivos derivados del masaje en niños con dermatitis atópica, una condición en la que la piel se irrita, enrojece, infecta e inflama, concluyendo que el masaje con aceite combinado con medicación tópica ordinaria, como en el caso de un 1 % de crema de hidrocortisona, acelera el alivio en el pequeño. En casa, también puedes obtener buenos resultados cuando utilizas el masaje infantil para contribuir a la curación de condiciones comunes tales como el acné del recién nacido y la piel agrietada. Asimismo, el masaje tranquiliza al niño cuando empieza a desarrollar la dentición, indicando al cerebro el momento en que debe liberar hormonas que lo ayuden a soportar mejor el dolor. Y hablando de curación, el masaje del bebé también ayuda a sintonizar con el lenguaje corporal del pequeñín y a interpretar sus estados de ánimo y necesidades. A medida que te vayas familiarizando mejor con la sensación de las caricias en la piel de tu hijo mediante masajes regulares, serás más capaz
de detectar cambios y de descubrir trastornos en un estadio precoz. Muchas de estas señales inexpresadas de incomodidad se prolongan a medida que el bebé va creciendo: una ligera inclinación de la cabeza, una forma especial de tenerlo en brazos cuando está enfermo, triste o disgustado, etc. Aprenderás a ver una infinidad de cosas que tu hijo es incapaz de verbalizar, lo cual resultará muy valioso en los años futuros. El masaje infantil también alivia el estrés. Cuando tocas al bebé, se relaja de inmediato. Cuando lo acaricies y le hables observarás que hace ruiditos «felices». Es un síntoma de bienestar. Un suave masaje y algunas palabras cariñosas y reconfortantes crearán armonía y plenitud, ayudando al niño a sentirse menos irritable, respondiendo a una atención multisensorial suficiente.

 

Beneficios para el bebé

 

 Algunos aspectos beneficiosos derivados del masaje del bebé:

1. Estimula la comunicación y estrecha los vínculos paternofiliales.

2. Relaja el sistema nervioso del niño.

3. Reduce el nerviosismo y la irritabilidad.

4. Mejora y regula la función respiratoria, circulatoria y gastrointestinal.

5. Alivia los efectos dolorosos de la retención de gases y el estreñimiento.

6. Reduce los cólicos.

7. Fomenta un aspecto de salud corporal.

8. Reduce la producción de hormonas del estrés.

9. Reduce el dolor asociado al desarrollo de la dentición.

10. Ayuda al bebé a dormir más y mejor.

11. Mejora el tono muscular y las habilidades motrices.

12. Acelera el aumento de peso.

13. Estimula el sentido del tacto del pequeñin y proporciona un sinfín de fascinantes experiencias sensoriales.

14. Reduce la ansiedad por la separación en los cuidados diarios.

15. Beneficia a los bebés prematuros durante su permanencia en el hospital.

16. Beneficia a los niños con necesidades especiales cuyos transtornos mentales, visuales, de oído o de desarrollo dificultan la interrelación.

17. Estimula el desarrollo cerebral y contribuye al crecimiento mental.

18. Estrecha los vínculos paternofiliales. Aumenta la confianza en los padres.

19. Reduce la depresión post-parto y el nerviosismo, que pueden influir indirectamente en el estado de ánimo del niño.

20.Fomenta la intimidad, comprensión e interrelación de los padres con su hijo.

21. Mejora la comunicación con el bebé.

22. Implica a los padres de una forma íntima.

23. Ayuda a los padres de bebés prematuros y con necesidades especiales que deben permanecer ingresados durante algún tiempo en el hospital a restablecer su relación afectiva con ellos después del parto.

24. Ayuda a los padres en los cuidados diarios del bebé.

25. Proporciona un momento especial y esclusivo para la interacción.

26. Mejora la comprensión paterna de las señales no verbales del niño.

27. Aumenta la capacidad de los padres de tranquilizar a un niño enfermo o nervioso.

28. Mejora el comportamiento de interrelación íntima, sobre todo para las madres jóvenes que tienen dificultades para asumir sus nuevas responsabilidades.

29. Las madres que trabajan pueden restablecer la conexión con su hojo a través del masaje después de una larga jornada laboral.