Entradas

56as4d56a4d56sa4d6as54d - MASAJE CHINO: EL PECHO

MASAJE CHINO: EL PECHO

MASAJE CHINO: EL PECHO

 

Utiliza tu sensibilidad cuando estés masajeando el pecho, porque esta zona
puede estar muy cargada emocionalmente. Para dar masaje a una mujer puedes
necesitar una toalla con la que cubrir los senos, sobre los que no debes trabajar.
Como norma, aplica menos presión sobre las zonas vulnerables del cuerpo.

 

1 presión con los dedos Rueda con los pul-
gares subiendo por el pecho de tu compa-
ñero y localiza VC 17, situado en el ester-
nón, a medio camino entre los pezones.
Coloca el dedo corazón sobre el punto y
presiona suavemente, incrementando poco
a poco la presión hacia el pecho. Manten
un momento y afloja. Es muy bueno para
regular las emociones, asi como para la
constitución general.

MASAJE CHINO: EL PECHO


2 rodado con los pulgares Continúa ro-
dando con los dos pulgares hacia arriba en
dirección al centro del pecho, trabajando
hacia las clavículas. Separa los pulgares
para que puedan abrirse hacia las costillas
hasta P 2, situado un dedo por debajo de
las clavículas y a seis del centro del pecho.
Repite los movimientos de apertura entre
las costillas varias veces.

54asd45a4d6ad4as6d54


 

3 presión con los pulgares Rueda subien-
do de nuevo por el centro del abdomen,
separando esta vez los pulgares debajo de
la caja torácica. Localiza R 22, situado a dos
dedos del centro del pecho, justo debajo
de los senos. Utiliza ambos pulgares para
ti azar círculos sobre los puntos, y afloja.

5as4d5a4da564d56ad6as4d


 

4 fricción palmar Abre las manos hacia los
lados del cuerpo y coloca éstas planas so-
bre los lados de la caja torácica. Deslizalas
hacia abajo, hasta llegar a las caderas, con
los dedos separados y aplicando presión.
Repite varias veces para arrastrar el chi ha-
cia los pies.

5as5dsa4da456ds4ad654

 

VOLVER: MASAJE CHINO

 

a56sd4sa56das56d4sa64d - MASAJE HOLISTICO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

MASAJE HOLISTICO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

MASAJE HOLISTICO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

 

 

Esta zona ofrece la oportunidad de completar tu masaje relajando los músculos,
proporcionando un estiramiento y trabajando hasta los pies. Completa la
secuencia en cada uno de los lados, por turno, utilizando una presión similar
en ambos. Cerrar en los pies ayuda a centrar el masaje.

 

1 rozamiento Sitúate junto a uno de los pies de tu compañero. Extiéndete un poco de aceite en las manos y sube por la parte delantera de la pierna, con las manos juntas, hasta el muslo. Cuando llegues a la cadera, debes separar las manos y volver a bajar por los lados de la pierna, con los dedos separados y una presión reducida. Regresa a la posición justo por encima del tobillo y repite varias veces.

MASAJE HOLISTICO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES


2 vaciado venoso Coloca las manos, una detrás de la otra, justo por encima del tobillo. Cógelo con los pulgares e índices y aprieta subiendo por la pierna hacia la rodilla. Aplica presión a los músculos con la zona de la mano situada entre los dedos pulgar e índice, relajando las palmas para reducir la presión directamente sobre el hueso. Detente justo debajo de la rodilla y repite.

56a4sd56as4d56as4ds56a4d


 

3 vaciado venoso Continúa con el movimiento de vaciado venoso subiendo por el muslo, comenzando justo por encima de la rodilla. Apoya el peso de tu cuerpo para aumentar la presión. Trabaja sobre el muslo hacia la cadera varias veces, evitando la cara interna. Extiende los dedos todo lo que puedas para acomodarlos a los músculos y aumentar la efectividad de la maniobra.

56a4d56as4d56sa4d6a4d


 

4 presión con la zona hipotenar Cambia el contacto a la zona hipotenar para ejercer más presión sobre los músculos. Las manos deben ir una detrás de la otra. Cuando llegues a la cadera, puedes trabajar alrededor de la articulación utilizando la zona hipotenar de una mano. Trabaja en movimientos circulares locales aplicando presión hacia la cadera.

a56s4ds56ad56asd4asd564


 

5 amasamiento Sitúate de frente a tu compañero. Comienza los movimientos de amasamiento sobre los músculos del muslo, evitando siempre la cara interna. Presiona sobre los músculos con los pulgares, empujando hacia el lado contrario al tuyo, y a continuación vuelve con los otros dedos hacia los pulgares con movimientos rítmicos y de rodado. Termina justo por encima de la rodilla.

as56d4as56d4a56d4a56s4d


 

6 balanceo Desliza los dedos por debajo de la rodilla y rodéala con las dos manos. Con la pierna ligeramente doblada, balancea la articulación de un lado a otro mientras la sostienes con las manos. La pierna debe estar suficientemente relajada como para que puedas balancearla sin que tu compañero controle el movimiento.

as56d4as56ds4a5d56sa4d


 

7 fricciones alternas Fricciona la pierna hacia abajo hasta el tobillo, comenzando los movimientos por debajo de la rodilla. Mantén las manos relajadas y acopladas a la forma de la pierna. El movimiento de fricciones alternas será más agradable si las manos se cruzan exactamente una al lado de la otra Aplica mas aceite s¡ fuera necesario para no estirar la piel.

a56sd4sa56das56d4sa64d


 

8 tracción Coloca las dos manos alrededor del tobillo, una por encima y la otra por debajo, cubriendo el talón. Levanta la pierna ligeramente y tira suavemente de ella hacia ti para efectuar un buen estiramiento. Tira sólo hasta que encuentres resistencia. A continuación baja la pierna con cuidado.

56asd456as4da65d4as65d4


 

9 presión con los pulgares Envuelve el pie de tu compañero con tu mano, colocando los dedos por debajo y los pulgares por encima. Coloca éstos uno junto al otro en el centro del pie y en sentido longitudinal. A continuación sepáralos lentamente, deslizándolos hacia el exterior del pie. Presiona con los otros dedos por debajo al mismo tiempo para arquear ligeramente el pie. Repite justo por encima de los dedos.

5as4d56as4d56a4sd6a5d56sa4d


10 vaciado venoso Coloca la mano todo lo arriba que puedas entre los dedos, presionando con el pulgar y el dedo corazón. Aprieta suavemente mientras mueves la mano hacia ti, hasta la base de los dedos del pie. Repite en cada una de las cuatro posiciones para relajarlo. Utiliza las yemas de los dedos para no pellizcar ni hacer cosquillas.

a5sd4as56d4as5d56as4das65d4


 

11 vaciado venoso Continúa con los movimientos de vaciado venoso con los dedos pulgar e índice o el corazón sobre cada uno de los dedos del pie. Puedes girarlos y retorcer suavemente la piel con una mano. La otra sostiene el pie cogiéndolo por el talón. Continúa el movimiento unos dos centímetros y medio por encima de los dedos; por último, deposita el pie con cuidado.

56a4sda4d5ad56as6das56d4


12 balanceo Acércate al muslo y coloca las manos a ambos lados de éste. Balancea con una mano hacia el cuerpo, y a continuación hacia fuera con la otra mano. Ve bajando mientras balanceas hasta llegar al pie, y debes poder observar la  respuesta de todo el cuerpo. Envuelve los dedos con tus manos para completar la secuencia, y a continuación repite todos los  movimientos en la otra pierna.

as564d56as54d56as54d6sad4

5as4d56ad4as6d54 - MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE DOS

MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE DOS

MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE DOS

 


 

9 rozamiento Desplázate a la zona lumbar de tu compañero y date aceite en las manos. Coloca las palmas de las manos juntas sobre el sacro, el triángulo de hueso de la base de la columna. Extiende los dedos y separa las manos, de forma que barran hacia arriba y hacia el exterior de la zona lumbar y las caderas. Vuelve a la posición inicial y repite con presión en el movimiento hacia fuera.

5as4d56ad4as6d54


10 círculos Sitúate de frente a tu compañero. Coloca las manos planas sobre el sacro, una encima de la otra para estabilizar el movimiento. Aplica una ligera presión con la mano de arriba y comienza a dibujar un círculo en sentido contrario a las agujas del reloj. Repite lenta y uniformemente para relajar la zona lumbar sin provocar molestias, manteniendo las manos flexibles y acopladas al cuerpo.

 

56asd4as56d4sa65d4


 

11 presión con las palmas Coloca las manos juntas sobre los músculos de la zona lumbar, al lado de la columna contrario a donde estés situado. Aplica presión con las palmas mientras las deslizas hacia fuera sobre los músculos y barre alrededor de la cadera hasta el glúteo. El contacto debe hacerse más ligero y pasar a las puntas de los dedos en el momento de completar el movimiento.

asd6a5d6+s5ad6+sa5d

 


12 amasamiento Inclínate y comienza a amasar el glúteo. Presiona contra los músculos y hazlos rodar hacia atrás con los dedos, en dirección al pulgar, para conseguir un movimiento de rodado rítmico. Debes alternar las manos. Continúa masajeando con una presión relativamente firme sobre los músculos sólo hasta que sientas que están relajados.

a56sd4a65d4sa6d4

 


 

 

13 amasamiento Continúa el movimiento amasando los músculos del lado contrario de la columna de tu compañero, presionando hacía dentro con los pulgares y rodando hacia ti con el resto de los dedos. Evita trabajar sobre la columna, dejando alrededor de dos centímetros y medio a ambos lados. Asciende masajeando hasta el hombro y vuelve a bajar. A continuación cambia de posición y repite la secuencia de la zona lumbar del otro lado.

56das4d56a4d56a4d


 

14 presión con las palmas Coloca la zona hipotenar (la almohadilla situada justo encima de la muñeca) de las dos manos, con los dedos apuntando en direcciones opuestas, a ambos lados de la zona lumbar Desliza las manos hacia fuera, una en cada dirección, hacia la caja torácica, utilizando el contacto de toda la mano hacia el final del toque. Repite a intervalos hasta llegar a los hombros, donde sólo debes aplicar presión entre los omóplatos.

5as4d56a4d56a4d


 

15 presión con los pulgares Comienza entre los omóplatos colocando ambos pulgares sobre los músculos situados a los dos lados de la columna vertebral. Presiona simultáneamente con las yemas de los pulgares a intervalos paralelos a cada una de las vértebras. Presiona con firmeza pero con sensibilidad; nunca presiones sobre el hueso. Desciende rápida y uniformemente hasta la zona lumbar.

a5sd456as4d65a4dsa6


 

16 pases neurosedantes Para finalizar la secuencia, coloca las puntas de los dedos, una vez más, en la parte superior de la columna y ve pasándolos suavemente por toda la espalda hasta llegar a la zona lumbar. Repite en maniobras alternas para llevar la atención por el cuerpo de forma descendente. Descansa las dos manos sobre la zona lumbar durante un momento, y luego, con mucha suavidad, retíralas.

as5d54a6+d5sa6+d5a6d5

PROFUNDA UNO - Presion profunda - Parte Uno

Presion profunda – Parte Uno

PRESION PROFUNDA – PARTE UNO

Las técnicas de presión profunda son más concretas y relajan la tensión de zonas específicas. Deben aplicarse con cuidado para evitar cualquier molestia. Están pensadas para aplicarse una o dos veces, escuchando la respuesta del compañero, y la zona que rodea el punto debe aliviarse después.

 


 

PRESIÓN CON EL PULGAR

PRESION profunda
CONTACTO yema del pulgar
Ésta es una técnica de fricción en la que la presión se aplica exactamente sobre un punto específico, normalmente sobre un punto de presión. Hace que los músculos se suelten y equilibra la energía en un meridiano concreto. Los puntos de presión o disparaderos se encuentran repartidos por todo el cuerpo. El movimiento debe realizarse con una presión uniforme, y también debe aflojarse sin brusquedad, y debe mantenerse durante unos momentos. La técnica se aplica después de que el cuerpo haya sido relajado.
Cómo hacerlo
Localiza el punto donde vayas a aplicar la presión. Coloca la yema del pulgar sobre la superficie de la piel de tu compañero y presiona lenta y uniformemente contra su cuerpo. Centra tu atención en el punto de contacto. Manten la presión durante unos momentos y suelta. Cuando sientas resistencia, relaja la presión y vuelve a intentarlo.

 

Presión del pulgar sobre la planta del pie
Sujeta el pie de tu compañero con una mano. Localiza el punto en el centro de la planta y coloca el pulgar sobre él. Presiona hacia dentro contra el pie, manten durante unos momentos y suelta lentamente. Frota con mucha suavidad sobre el punto para relajar la zona y completa la técnica.

presion profunda
Presión del pulgar sobre el tobillo
Sujeta el pie de tu compañero y presiona alrededor de la articulación con el pulgar. Hazlo lenta y uniformemente en dirección a la articulación, y afloja igual de despacio. Esto ayuda a estimular la circulación y a aumentar la movilidad. Estos movimientos pueden con continuarse con ejercicios pasivos del tobillo.

a56sd4as564d6asd

 

 

Presión de los pulgares sobre la cara
Coloca los pulgares debajo de las cuencas de los ojos de tu compañero, sobre el borde óseo situado debajo de los ojos. Empezando en el puente de la nariz, presiona suavemente con los pulgares y suelta. Continúa presionando y
soltando a intervalos regulares, utilizando ambas manos simultáneamente, mientras trabajas a lo largo del reborde hasta el extremo exterior de los ojos. Esto ayuda a refrescar los ojos.

56as4d56as4das564d

 


 

PRESIÓN DE LOS DEDOS

PRESION profunda
CONTACTO yemas de los dedos
La presión de los dedos es otra técnica de fricción que suele realizarse con dos dedos juntos. Proporciona una presión menos precisa sobre una zona mayor, lo que en ocasiones puede resultar más apropiado. La presión se aplica con las yemas de los dedos.

 

Cómo hacerlo
Coloca las yemas de los dedos sobre el punto que vas a estimular y a continuación presiona de manera uniforme contra el cuerpo de tu compañero con ambos dedos. Relaja la presión lentamente. Como esta presión se distribuye entre los dos dedos, el truco consiste en asegurarte de que aplicas la técnica de forma equitativa entre ambos.

 

Presión de los dedos sobre la cabeza
Apoya la cabeza de tu compañero sobre una de tus manos y gírala un poco para que puedas alcanzar la parte posterior del cráneo. Presiona con los dedos corazón y anular justo por debajo de la base del cráneo, asegurándote de no profundizar. Los músculos de esta zona pueden estar bastante tensos, y esta técnica es una buena forma de soltarlos. Repite en varias posiciones.

as564das56d4sa6d54

 

Presión de los dedos sobre la cadera
Después de trabajar sobre los músculos del muslo, localiza la articulación de la cadera de tu compañero con las puntas de tus dedos. Presiona con las yemas sobre los músculos que la rodean. Comienza con suavidad y afloja si percibes resistencia; a continuación vuelve a probar asegurándote de que tu presión sea cómoda y uniforme pero efectiva.

56as4ds56a4d6as4d

 

Presión de los dedos sobre la nariz
Localiza las suaves depresiones situadas a los lados de la nariz de tu compañero. Con las manos firmes, coloca tus dos dedos corazón sobre estos puntos y presiona suavemente con las yemas para estimularlos. La dirección de la presión debe dibujar una ligera diagonal hacia la nariz. La presión debe ser constante pero no demasiado fuerte.

56asd4as56d4as56d4a

 

 

 


 

VIBRACIÓN

PRESION profunda
CONTACTO yemas de los dedos
La vibración es una extensión de la presión de los dedos y del pulgar. Se utiliza para estimular puntos específicos con penetración, por lo que debe emplearse con cuidado. Evita el pecho y el abdomen cuando trabajes la parte delantera del cuerpo, la zona del corazón en la espalda y cualquier área dolorida.

 

Cómo hacerlo
Coloca los dedos o el pulgar sobre el punto que vas a estimular. Presiona contra el cuerpo, pero al comenzar lentamente a hacerlo imprime una vibración a tus dedos al mismo tiempo. Esto intensifica la estimulación y ob servarás que puedes usar menos presión. Tras unos momentos, deja de vibrar y relaja la presión de la forma normal.
Vibración sobre la espalda
Localiza el punto sobre los músculos situados junto a la columna de tu compañero. Coloca el pulgar sobre el cuerpo y comienza a presionar sobre el punto, haciéndolo vibrar con rapidez al mismo tiempo. La vibración debe ser sobre el punto y sin mover la piel. Relaja la presión lentamente sin vibración.

as56d4a56d4a56d4

 

Vibración sobre el antebrazo
Coloca los dedos corazón y anular sobre los músculos del antebrazo de tu compañero, asegurándote de que estás presionando el músculo y no el hueso. Cuando presiones, comienza el movimiento vibratorio con los dos dedos para aumentar la penetración. Haz una pausa y afloja la presión lenta y uniformemente.

54asd54as4d56a4sd6as4d
Vibración sobre la cara
Coloca el dedo corazón de las dos manos sobre los huecos óseos situados junto a las cejas de tu compañero. Muy muy suavemente, haz vibrar los dedos sobe el punto sin apenas utilizar presión. Esta técnica ayuda enormemente a dar energía a los ojos y la cara.

as24das4ds56a4ds56a4d54as

 

 

 CONTINUACCIÓN – PRESION PROFUNDA – PARTE DOS

 

 

 

 

 

546as546as546das56das56d4 - MASAJE CHINO: PARTE POSTERIOR DE PIERNAS Y PIES

MASAJE CHINO: PARTE POSTERIOR DE PIERNAS Y PIES

MASAJE CHINO: PARTE POSTERIOR DE PIERNAS Y PIES

 

 

Esta secuencia continúa el masaje sobre los meridianos, combinado con puntos
de presión específicos para las piernas y los pies. Termina el trabajo en un lado
del cuerpo antes de empezar la secuencia en el otro. La presión y el ritmo deben
ser similares en las dos piernas.

 

1 rodado con los pulgares Frótate un poco
de aceite en las manos y efectúa un roza-
miento sobre la pierna. Esto ayuda a los
movimientos del masaje. Después rueda
los pulgares desde el muslo hasta el tobi-
llo, siguiendo el meridiano de la vesícula,
que está situado a lo largo del centro del
muslo y termina justo detrás del hueso del
tobillo. No ejerzas presión sobre la parte
posterior de la rodilla. Repite vanas veces,
alternando los rodados de los pulgares.

 a465das5da564d56sa54d6as4d


 

2 presión con el pulgar Aprieta V 60, que
se encuentra al mismo nivel y por detrás de
la articulación del tobillo. Aplica presión con
el pulgar durante unos momentos y afloja.

PRECAUCIÓN No utilices el punto V 60 durante el embarazo.

 a564ds56ad45sa6d4sa65d4


 

3 rodado con los pulgares Pasa a la parte
externa del muslo y repite los movimientos
de rodado bajando por la pierna, evitan-
do de nuevo ejercer presión detrás de la ro-
dilla. Sigue el meridiano de la vesícula con
viveza hasta la articulación del tobillo. Ma-
sajea como si estuvieras rodando la ener-
gía por la pierna hacia abajo. Repite los
movimientos varias veces.

 s5dasd56sads5ad4as546d


 

4 tracción Sitúate detrás del pie y agarra la
pierna de tu compañero, colocando una
mano por debajo y la otra sobre el talón.
Levántala con cuidado y tira de ella suave-
mente hacia ti. Balancea ligeramente la
pierna al depositarla para estimular el flu-
jo de energía.

 as56das56d4as56d4as56d4asd


5 círculos con los pulgares Sujeta los pies
de tu compañero con las dos manos y co-
loca los pulgares sobre R 1, en el centro y
justo por debajo de la parte carnosa del
pie. Esta maniobra estimula la energía. Tra-
za círculos sobre los puntos con ambos pul-
gares aumentando la presión. Hacer círcu-
los en lugar de presionar esparce la presión
sobre un área más amplia.

PRECAUCIÓN
No utilices los puntos R 1 ni V 67 duran-
te el embarazo.

 6asd4sa5da6d4sa6d4as6d4


6 apretar Levanta el pie de tu compañero y
coloca las manos a los dos lados. Apriéta-
lo entre los pulgares y el resto de los dedos.
A continuación aprieta uno de los lados ha-
cia ti mientras separas el otro. Esto ayuda
a liberar la tensión del pie. Aprieta subien-
do y bajando hasta que sientas que los
músculos están más sueltos.

 sd54sa654d56sa4d5s56a4d6as54d


 

7 apretar Sujeta el pie con la mano y aprie-
ta alrededor de la parte exterior con los de-
dos. Emplea una presión bastante firme.
Aprieta y pellizca desde el talón, y a lo lar-
go del borde exterior del pie, hasta el dedo
meñique. Repite varias veces y a continua-
ción aprieta V 67 en la esquina de la uña
del meñique. Retira los dedos rápidamen-
te con un pequeño chasquido.

 MASAJE CHINO: PARTE POSTERIOR DE PIERNAS Y PIES


8 fricción Levanta el pie y fricciona la parte
carnosa entre tus manos. Presta especial
atención al punto R 1, que ya habías ma-
sajeado antes (véase paso 5). Puedes frotar
con bastante fuerza. Baja el pie y tira de los
dedos uno por uno para liberar el chi, y a
continuación repite la secuencia completa
en la otra pierna.

 546as546as546das56das56d4

 

VOLVER: MASAJE CHINO

 

 

 

as5d4a56d4sa56d4sa6d54 - MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES PARTE DOS

MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES PARTE DOS

MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES

 

9 rodado con los pulgares El masaje del pie finaliza la secuencia de la pierna y hace que parezca completa. Sujeta el pie de tu compañero por abajo y efectúa un rodado con los pulgares sobre la planta. La presión debe proceder de las yemas. Comienza los movimientos en el centro del pie y desliza los dedos hacia los lados Cubre varias veces toda la zona, excepto el arco, realizando movimientos alternos y de rodado.

MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES


10 presión con los pulgares Para relajar el pie aún más. presiona sobre la almohadilla con los pulgares mientras dibujas círculos diminutos sobre el punto de presión. Alterna los movimientos para que resulten continuos y presta atención a la zona situada alrededor de la base de los dedos. La presión puede ser bastante firme, pero estáte pendiente de cualquier punto que pueda resultar doloroso al tacto.

as4d56as4das56d4s6ad4


 

11 presión con los nudillos Amortiguando el pie desde abajo, presiona sobre la planta con los nudillos dibujando pequeños circuios sobre cada punto. Manten una presión que resulte agradable y evita trabajar sobre el arco del pie. Comprueba si se produce alguna molestia o algún dolor mientras trabajas. Baja suavemente el pie y acaricíalo con las puntas de los dedos.

as4ds56a4da56d4sa56d4


12 pases neurosedantes Frota con las pun tas de los dedos desde la cadera hasta los dedos del pie, con movimientos largos, ligeros y fluidos. Establece un contacto suficiente con las manos para evitar hacer cosquillas. Tener las muñecas relajadas y sueltas te ayudará en los movimientos, llevando la atención de tu compañero a sus pies. Ralentiza los toques mientras terminas, cambia de posición y repite toda la secuencia sobre la otra pierna.

as5d4a56d4sa56d4sa6d54

 

MASAJE PARA BEBES: LA CARA

MASAJE PARA BEBES: LA CARA

MASAJE PARA BEBES: LA CARA

 

El masaje sobre la cara y el cuero cabelludo del bebé debe ser extremadamente
ligero, evitando acercar el aceite a los ojos. Haz que sea una experiencia lúdica
para que todo el masaje sea divertido y algo que los dos esperáis con gusto. Son
unos momentos para compartir contacto visual, sonidos estimulantes y sonrisas.

 

 

1 rozamiento Sujetando una vez más la ca-
beza del bebé, acaricia muy suavemente
sobre la frente con las yemas de los pulga-
res. Comienza con los dedos juntos sobre
el centro de la frente y ve separándolos
poco a poco Repite varias veces, mante-
niendo los movimientos alejados de los
ojos. Puede que necesites utilizar un poco
más de aceite para que tus pulgares se des-
licen sobre su piel.

5ASD56A4DS56AD54S5A654D


2 rozamiento Coloca los pulgares sobre las
mejillas y repite el rozamiento, trabajando
sobre los pómulos hacia las orejas. Los pul-
gares deben deslizarse con suavidad sobre
la piel. Pellizca ligeramente los mofletes
para hacer sonreír al bebé. Repite trazan-
do varias líneas sobre la cara.

56ASDS56A4D56AD4SA6D


 

3 rozamiento Lleva los pulgares hasta la
barbilla, doblando los índices por debajo y
colocando las yemas de los pulgares en el
centro. Mueve despacio las manos a lo lar-
go de la línea de la mandíbula. Repite va-
rias veces y, en la última, da unos ligeros
apretoncillos a los lóbulos de las orejas.

5ASD56ADA6DSA6D4SA6D


4 rozamiento Coloca las palmas de las ma-
nos justo por encima de la línea de naci-
miento del pelo, con los dedos hacia el
centro de la cabeza. Con suavidad acaricia
el pelo del bebé hacia la nuca. Utiliza las
manos de forma alterna para obtener un
ritmo suave y relajante. Es un momento es-
tupendo para compartir un montón de
contacto visual y sonidos tranquilizadores.

MASAJE PARA BEBES: LA CARA

 

 

 

VOLVER: MASAJES PARA SITUACIONES ESPECIALES

 


 

 

56SD4AS56DA546D4AS6DA6D - SHIATSU: AUTOMASAJE

SHIATSU: AUTOMASAJE

SHIATSU: AUTOMASAJE

 

 

Durante el siguiente automasaje puedes utilizar las técnicas
que has aplicado a tu compañero para masajearte a ti mismo. Puedes
probarlas sentado sobre el suelo o en una silla cómoda. Destínale
unos minutos en los que puedas concentrarte plenamente en tu propio
cuerpo y mente.

 

1 percusión sobre la parte superior de la
espalda Cierra el puño sin apretarlo y gol-
pea sobre los músculos a lo largo de la par-
te superior del hombro contrario. Trabaja
desde el cuello hacia el brazo y vuelve otra
vez varias veces. Los movimientos deben
ser estimulantes y han de hacerse sobre el
músculo y no sobre el hueso. Esto estimu-
lará los meridianos de la vejiga y la vesícu-
la. Repite en el otro hombro.

SHIATSU: AUTOMASAJE


2 presión con los dedos sobre el cuello
Lleva la mano detrás de la cabeza y locali-
za VG 15. situado en el centro justo deba-
jo de la base del cráneo. Presiona con los
dedos hacia arriba y debajo del cráneo.
Manten unos momentos. Sabrás cuándo
has encontrado el punto correcto porque
sentirás resonar la energía, lo que produce
una reacción física. Este punto es bueno
para relajarse.

SHIATSU: AUTOMASAJE


 

3 fricción de los brazos Con la palma de la
mano frota enérgicamente la cara exterior
del otro brazo, desde la muñeca hasta el
hombro, siguiendo varias líneas. A conti-
nuación vuelve la mano hacia abajo y fro-
ta la cara interna del brazo para estimular
la circulación. Esto te ayudará cuando ten-
gas las manos frías. Repite en el otro brazo.

SHIATSU: AUTOMASAJE


 

4 tracción de los dedos Agarra los dedos
de una mano doblando el índice y el cora-
zón de la otra. De esta forma puedes aga-
rrar, apretar y estirar los dedos uno por
uno. Comienza en la base y estira firme-
mente hasta la punta. Esto libera la ener-
gía de la mano. Repite en la otra mano.

SHIATSU: AUTOMASAJE


 

5 presión con los dedos sobre la cara Co-
loca el dedo corazón de las dos manos jus-
to al lado de la línea interior de las cejas.
Percibirás una pequeña depresión en el
hueso. Presiona directamente sobre ese
punto con las puntas de los dedos; puede
que esté un poco sensible. Este punto es
V 2, y presionarlo es muy bueno para com-
batir los dolores de cabeza provocados por
la sinusitis. Manten unos momentos y
suelta.

SHIATSU: AUTOMASAJE


 

6 presión con las palmas sobre el abdo-
men Respira con calma, céntrate y coloca
las dos manos planas sobre el abdomen.
Con suavidad, traza círculos alrededor del
ombligo en el sentido de las agujas del re-
loj, haciendo pausas a intervalos para pre-
sionar el abdomen con las palmas. Esto
ayuda a estimular los intestinos. Repite len-
tamente varias veces.

56S4DA56D456A4SD6A46D4


 

7 presión con los nudillos sobre la espal-
da Cierra los puños sin apretar y llévalos
hacia la espalda. Coloca las dos manos so-
bre las bandas de músculos de los lados de
la columna en línea con los ríñones. Traza
círculos lentos sobre los músculos en di-
rección a la columna. Esto estimula los rí-
ñones y relaja la zona lumbar.

56ASD456SA4DAS564DA64D


8 presión con el codo sobre las piernas
Siéntate en el suelo con las piernas cruza-
das, dobla el codo y presiona a lo largo de
la cara interna del muslo a intervalos regu-
lares para estimular los meridianos del hí-
gado y del bazo. Con la pierna doblada, los
meridianos quedan al descubierto, pero
también puedes hacerlo sentado en una si-
lla. Presiona y afloja con una cadencia uni-
forme a lo largo de las dos piernas.

56AS4D56A46DAS46DA46D4

 

VOLVER: SHIATSU

MASAJE INDIO DE CABEZA: SOLUCION RAPIDA

MASAJE INDIO DE CABEZA: SOLUCION RAPIDA

 

 

Si sólo dispones de unos momentos para efectuar un masaje indio de cabeza,
prueba la siguiente secuencia, que debe aliviar la tensión del cuello y los
hombros, y estimular el cuero cabelludo. Puede hacerse casi en cualquier parte
y proporciona un gran impulso energético.

 

 

1 apretar los hombros Sitúate de pie detrás
de tu compañero. Coloca las manos sobre
los músculos del borde superior de los
hombros. Levántalos y aprieta con los de-
dos. Coge los músculos con firmeza para
evitar pellizcar, levanta y manten breve-
mente. Trabaja desde el cuello hacia los
brazos.

5asd4as56d4asd4as6d4


 

2 percusión sobre la espalda Cierra los pu-
ños sin apretar y golpea con ellos a lo lar-
go del hombro hacia el cuello, y vuelta.
Golpea suavemente junto al cuello y conti-
núa bajando sobre los músculos hasta la
zona lumbar. Repite vanas veces. A conti-
nuación, vuelve a hacerlo sobre el otro lado
de la columna. Manten las muñecas rela-
jadas para producir un sonido de golpeteo
ligeramente sordo.

MASAJE INDIO DE CABEZA: SOLUCION RAPIDA


 

3 circulos sobre el cuello Descansa los de-
dos sobre los hombros y coloca los pulgares
en la base del cuello, a unos dos centíme-
tros y medio de la columna. Traza círculos
sobre los músculos del cuello subiendo has-
ta la base del cráneo. Al hacerlo, la piel
debe moverse también debajo de tus pul-
gares. Repite los movimientos varias veces
para relajar el cuello.

as56da56s4d5a64d6asd


4 rotación del cuero cabelludo Sujeta la
cabeza de tu compañero con una mano,
extiende y separa los dedos de la otra y co-
loca el pulgar y las puntas de los otros de-
dos sobre el cuero cabelludo. Traza círculos
sin moverte del sitio para producir tanto
movimiento como te sea posible. Una pre-
sión bastante firme suele ser buena. Tra-
baja sobre diferentes puntos y cambia de
manos para estimular el resto del cuero ca-
belludo.

5as4das564da56d46a4d

 

VOLVER: MASAJE INDIO DE CABEZA

MASAJE INDIO DE CABEZA: LOS BRAZOS

MASAJE INDIO DE CABEZA: LOS BRAZOS

MASAJE INDIO DE CABEZA: LOS BRAZOS

 

El trabajo en los brazos sigue a la secuencia de los hombros y ayuda a relajar
la parte superior del cuerpo. Asegúrate de que puedes moverte con facilidad
alrededor de tu compañero y dobla las rodillas en lugar de agacharte para
llegar con comodidad.

 

 

1 rozamiento Con los brazos de tu compa-
ñero relajados, fricciona hacia abajo. Se tra-
ta de un rozamiento sin aceite. Amolda las
manos para acomodarlas a la forma del
brazo y fricciona hasta el codo. Repite va-
rias veces, y hazlo luego por la parte pos-
terior de los brazos para ayudar a relajar los
músculos.

as54da4ds5a4d6a4d6as54d


 

2 fricción Repite los mismos movimientos
por la cara exterior de los brazos, con un
vivo movimiento de fricción, utilizando las
palmas de las manos. Frota los brazos has-
ta el codo, como hiciste anteriormente. Tu
columna debe estar lo más recta posible y
debes doblar las rodillas en lugar de incli-
narte sobre tu compañero. Repite con
energía varias veces.

56as4d65as4d6asd6as4d


 

3 elevar Avanza las manos hacia delante y
coge los codos de tu compañero de forma
que sienta los brazos seguros. Eleva los dos
codos al mismo tiempo para encoger los
hombros, pero no los fuerces ni los tenses.
Manten las manos cerca del cuerpo para
proteger los codos. Manten unos momen-
tos y suelta. Los hombros de tu compañe-
ro deben relajarse y caer

MASAJE INDIO DE CABEZA: LOS BRAZOS


4 apretar Rodea la parte superior de los bra-
zos con los dedos, haciendo contacto con
toda la mano. Aprieta los músculos entre
los dedos y la zona hipotenar, teniendo cui-
dado de no pellizcar la piel. Baja por el bra-
zo apretando a intervalos iguales desde el
hombro hasta el codo. Repite varias veces.

as5d4as56d5as6d4a6d4

VOLVER: MASAJE INDIO DE CABEZA