Entradas

MASAJE INDIO DE CABEZA: LA CARA

MASAJE INDIO DE CABEZA: LA CARA

MASAJE INDIO DE CABEZA: LA CARA

 

 

 

Estas maniobras ayudan a relajar puntos clave de la cara para completar el
proceso de relajación. Coloca una toalla para que tu compañero pueda apoyarse
y se sienta seguro; así podrás alcanzar los puntos con bastante facilidad. Ten
muchísimo cuidado de mantener los dedos alejados de los ojos.

 

 

1 presión con los dedos Pide a tu compa-
ñero que se recline sobre un pequeño al-
mohadón o una toalla. Coloca las yemas
de los dedos juntas en el centro de la fren-
te y lentamente ve separando las manos.
Es mejor presionar con los dedos planos.
Imagina que estás arrastrando toda la ten-
sión de la frente. Repite varias veces.

56AS4D56A4D65A4D6A4D


2 círculos Coloca las yemas de los dedos so-
bre las sienes. Con suavidad empieza a tra-
zar círculos sobre ellas, girando hacia atrás.
La piel debe moverse por debajo de tus de-
dos. Esto ayuda a relajar la mente y es bueno
para aliviar dolores de cabeza. Sin embar-
go, ten cuidado de no presionar demasia-
do y comprueba con tu compañero que el
grado de presión es agradable.

AS56D4A56D4AS564D6


 

3 presión con los dedos Coloca las puntas
de los dedos corazón justo debajo del
puente de la nariz. Presiona suavemente
hacia dentro, cerca del hueso. Repite en
cuatro sitios, terminando justo debajo de
las aletas de la nariz. En este punto puedes
presionar un poco más fuerte y mantener
la presión un poco más. Asegúrate de que-
darte en los lados de los agujeros y no obs-
truir la respiración de tu compañero.
Termina acariciando la nariz en toda su lon-
gitud.

MASAJE INDIO DE CABEZA: LA CARA


 

4 apretar Masajea las orejas apretándolas
entre tus dedos. Empieza a trabajar en la
parte superior, rodea los lóbulos y sigue
luego a lo largo de la línea interna. Vuelve
a los lóbulos y apriétalos y masajéalos a
conciencia. Termina la secuencia tirando
suavemente de ellos y separa los dedos,
deslizándolos.

56AS4D56AS4D6AS54DA64SD5

 

VOLVER: MASAJE INDIO DE CABEZA

4sda56d4a65d4a6d46 - SHIATSU: LOS TSUBOS

SHIATSU: LOS TSUBOS

SHIATSU: LOS TSUBOS

 

A lo largo de los meridianos se localizan diversos puntos de presión, conocidos
en shiatsu como tsubos. En el cuerpo hay trescientos sesenta y cinco; funcionan
como centros de comunicación y suelen estar situados en zonas más débiles
del cuerpo o en depresiones físicas.

 

Los desequilibrios pueden hacerse patentes
mediante cambios en el músculo o en la piel
que los rodea. Aplicando presión a los tsubos
podemos corregir los desequilibrios de un me
ridiano.

En cualquier punto de los meridianos pue-
de darse un exceso o deficiencia de ki. Cuan-
do existe un exceso, la energía se describe
como jitsu. El área que rodea este punto pue-
de estar tensa o dura, y la presión puede ser
aguda o dolorosa; el trastorno puede ser agu-
do. Cuando se produce una deficiencia de ki,
el trastorno se describe como kyo. La zona
que rodea el punto puede estar blanda o hue-
ca, y la presión puede percibirse más como un
dolor o incluso resultar bastante agradable.
En este caso el trastorno suele ser crónico.

 

Los meridianos están asociados con la fun-
ción de un órgano más que simplemente con
el órgano en sí mismo. El tratamiento de cual-
quier constricción tiene en cuenta la causa
subyacente, que puede deberse a múltiples
factores. Los síntomas físicos pueden estar li-
gados al entorno interior, incluyendo la ener-

gía constitucional y los factores emocionales,
o a influencias externas que están agotando
al individuo.

Es posible influir sobre la energía de un
punto trabajando sobre otro punto situado
más adelante en el mismo meridiano, e influir
sobre la energía del meridiano en su conjun-
to simplemente trabajando a lo largo de él. El
tratamiento profesional suele estar precedido
por el diagnóstico del hará (abdomen), que se
realiza tocando el abdomen con la mano, y
por las observaciones generales que determi-
narán la secuencia del shiatsu. La habilidad
para sentir estos diferentes estados de ener-
gía se adquiere con la práctica y la experien-
cia, así como con un entendimiento de cómo
y dónde aplicar la presión.

 

567897567564 5asd56as4d564a56sd546ad4 4sda56d4a65d4a6d46

VOLVER: SHIATSU

AS4D65A4D56A4D6A54D654 - TRASTORNOS COMUNES: CAIDA DEL PELO

TRASTORNOS COMUNES: CAIDA DEL PELO

TRASTORNOS COMUNES: CAIDA DEL PELO

 

 

Estas técnicas de masaje pueden resultar útiles cuando el crecimiento del pelo está
disminuyendo debido a una falta de circulación o al estrés. El masaje aumenta
el flujo sanguíneo en el cuero cabelludo y estimula los folículos pilosos. En una
persona sana, el masaje debe estimular el crecimiento del pelo durante semanas.

 

 

presión con los dedos sobre el cuero ca-
belludo Coloca las yemas de los dedos sobre
el cuero cabelludo de tu compañero y mué-
velas por toda la cabeza, como si le estuvieras
lavando el pelo. Trabaja hasta la raíz del pelo.
También resulta útil tirar de él con suavidad.
Los dedos deben deslizarse sobre el cuero ca-
belludo, aplicando una presión firme y esti-
mulando el movimiento del pelo. Ten cuida-
do de no arrancar ningún cabello en las zonas
donde escasee.

TRASTORNOS COMUNES: CAIDA DEL PELO


rotación sobre el cuero cabelludo Coloca
los dedos de una mano sobre el cuero cabe-
lludo y la otra mano en la cabeza como apo-
yo. Haz rotaciones sobre el cuero cabelludo
con las yemas de los dedos. Separa los dedos
para que la mano mantenga la misma forma
todo el tiempo. Rota y dibuja círculos sobre
los puntos, sin deslizar los dedos sobre la piel,
para estimular la circulación.

56AS4D56AS4D6A4D6AD54


 

fricción del cuero cabelludo Fricciona vigo-
rosamente el cuero cabelludo con la palma de
una mano, colocando la otra sobre la cabe-
za como apoyo. Los movimientos deben fric-
cionar el cuero cabelludo hacia delante y ha-
cia atrás. Trabaja sobre zonas pequeñas y a
conciencia, y deberías percibir calor debajo de
la mano. Maniobra con cuidado allí donde el
pelo escasea.

A56S4DS6A4DA56D4A6D54


círculos con los pulgares sobre el cuero ca-
belludo Sujeta la cabeza con una mano y di-
buja círculos sobre el cuero cabelludo con la
otra. Realiza pequeños movimientos en espi-
ral con la punta del pulgar para estimular la
piel. Trabaja con suavidad, pero a fondo, en las
zonas donde escasea el pelo, especialmente
allí donde está retrocediendo la línea del na-
cimiento. También puede resultar útil aplicar
un poco de aceite nutritivo para el pelo.

54SADA4D56A4D56A4D56AS4D564