Entradas

TRASTORNOS COMUNES: PROBLEMAS DIGESTIVOS

TRASTORNOS COMUNES: PROBLEMAS DIGESTIVOS

TRASTORNOS COMUNES: PROBLEMAS DIGESTIVOS

 

 

Estos problemas pueden estar provocados por una dieta mala, por falta de !
ejercicio o por estrés. Los problemas crónicos requieren atención cualificada, pero
prueba estas técnicas de masaje para aliviar el malestar general. Revisa también
tus hábitos alimenticios y deja tiempo suficiente para comer de forma adecuada.

 

 

presión con las palmas sobre las piernas
Tu compañero debe tumbarse en el suelo, con
las piernas ligeramente torcidas hacia dentro.
Apoya una mano sobre su cuerpo y «camina»
con la otra hacia abajo, por la cresta de los
músculos, siguiendo el meridiano del estó-
mago. Presiona con la palma de la mano,
afloja y continúa presionando de forma cons-
tante y uniforme a lo largo de toda la pierna.
Evita toda presión sobre la rodilla.

a4sd65a4d56sa4d56sa46d

 


 

presión con los pulgares sobre las piernas
Localiza E 36, situado en la depresión que en-
contramos al lado de la espinilla, tres dedos
por debajo de la rodilla. Masajea y dibuja
círculos sobre el punto con la yema del pulgar
para mejorar la digestión. A continuación pre-
siona el punto directamente, manten unos
momentos y afloja. Este punto es muy ade-
cuado para ser masajeado de vez en cuando.
Repite los movimientos en la otra pierna.

6as5d+a5d+a5d+a5d+as65d


 

rozamiento sobre el abdomen Un abdo-
men relajado puede favorecer la digestión.
Frótate un poco de aceite en las manos y di-
buja círculos en el sentido de las agujas del re-
loj sobre el abdomen de tu compañero. De-
bes hacer los movimientos con las palmas de
las manos, evitando presionar demasiado. El
objetivo es relajar y calmar para que los pro-
cesos digestivos naturales puedan efectuarse.

TRASTORNOS COMUNES: PROBLEMAS DIGESTIVOS


 

presión con las palmas sobre el abdomen
Con una mano sobre el cuerpo como punto
de apoyo, coloca la palma de la otra justo de-
bajo de la caja torácica. Presiona muy suave-
mente cuando tu compañero espire. Relaja la
presión y vuelve a apretar, coordinándote
cada vez con las exhalaciones de tu compa-
ñero. Repite en el otro lado para estimular la
relajación, pero asegúrate de que la presión
no resulta molesta.

 

56as4d56a4d56a4d56a6d4