Entradas

A54SD4AS564DSA6DAS65D4 - SHIATSU: PARTE POSTERIOR DE PIRNAS E PIES

SHIATSU: PARTE POSTERIOR DE PIRNAS E PIES

SHIATSU: PARTE POSTERIOR DE PIRNAS E PIES

 

Asegúrate de estar en buena posición para llevar a cabo la secuencia de piernas.
También es importante la posición de las piernas de tu compañero cuando apliques
presión a los meridianos. Al trabajar sobre las articulaciones, debes presionar con
cuidado. Asegúrate de emplear una presión similar en ambas piernas.

 

 

1 presión con las palmas Sitúate junto a sus
caderas. Coloca una mano sobre el cuerpo
como sostén. «Camina» con la palma de la
otra mano, descendiendo por la parte pos-
terior de la pierna a lo largo del meridiano
de la vejiga. Empieza debajo de los glúteos
y termina encima del tobillo, ejerciendo
menos presión detrás de la rodilla. Coloca
la mano, aplica presión, manten y afloja
gradualmente cada vez.

SHIATSU: PARTE POSTERIOR DE PIERNAS E PIES


2 estiramiento Con la pierna en posición
central, desliza una mano por debajo del
tobillo y dobla la pierna hacia el glúteo, con
una mano descansando sobre el sacro, en
la base de la columna, para apoyarte. Te-
niendo en cuenta la flexibilidad de tu com-
pañero, intenta tocar el glúteo con el talón,
pero deten el movimiento cuando percibas
resistencia. Afloja el estiramiento, relaja y
vuelve a intentarlo.

AS21D23A1SDA3D3A1D


 

3 círculos con los pulgares Desplázate has-
ta el pie de tu compañero. Sujétalo con las
manos y traza círculos con los pulgares al-
rededor del hueso del tobillo para relajar Id
articulación. Trabaja tan cerca del tobillo
como te sea posible, y repite varias veces.
Presiona con las yemas de los pulgares y di-
buja círculos pequeños sobre cada punto
para liberar la energía bloqueada y esti-
mular el flujo sanguíneo hacia los pies.

23AS1D23AS1DAS231D23


4 amasamiento Amasa sobre la parte car-
nosa del pie con los nudillos, trabajando al-
rededor de R 1. Manten la mano todo lo
relajada que puedas, para evitar apretar
demasiado, mientras te apoyas contra la
otra mano, colocada debajo del tobillo.
Puedes extender los movimientos por todo
el pie. pero no masajees sobre el puente.

PRECAUCIÓN No utilices el punto R1 durante el emba-
razo.

AS1DAS1DA31DAS3SD132


 

5 tracción Utiliza el pulgar, el índice y el co-
razón para tirar de cada uno de los dedos
de los pies. Aprieta bajando por la parte ex-
terior de cada dedo, tira y da un ligero
apretón antes de cerrar el contacto. Ex-
tiende el movimiento hasta unos dos cen-
tímetros y medio del final de los dedos A
continuación baja el pie y repite todos los
movimientos anteriores en la otra pierna.

2ASD5AD465A4D6A54D


6 tracción Arrodíllate detrás de los pies de
tu compañero. Desliza las dos manos por
debajo de los tobillos, levántalos un poco
y tira hacia ti para efectuar un estiramien-
to. Ten cuidado de no forzarte demasiado
si tu peso corporal es menor que el de tu
compañero. Repite dos veces para liberar
la energía bloqueada de las articulaciones.

AS4D56AS4DA64D564


 

7 presión con los pies Coloca tus talones
sobre la parte carnosa de los pies de tu
compañero, con tus dedos apoyados sobre
el suelo. Aplica presión «caminando» sua-
vemente hacia arriba y hacia abajo con tus
pies. Ajusta tu peso en caso necesario para
que la presión resulte agradable y unifor-
memente sobre cada punto. Ten precau-
ción para evitar toda presión sobre el puen-
te de los pies.

A54SD4AS564DSA6DAS65D4


 

8 presión con las palmas Pide a tu compa-
ñero que se ponga de lado, con la pierna
superior doblada para dejar expuesto el
meridiano de la vesícula. Utiliza un almoha-
dón como sujeción. Apoyando una mano
sobre el cuerpo, «camina» hacia abajo des-
cendiendo por el exterior de la pierna has-
ta el tobillo, evitando presionar en la rodi-
lla. La mano debe estar en contacto con la
pierna, aunque la presión se ejerce con la
palma. Colócate, presiona, manten y aflo-
ja, y repite en la otra pierna.

56ASD546SA56D5AS56D4

 

VOLVER: SHIATSU

 

 

laspatitas - Técnicas - De Paseo con los pulgares

Técnicas – De Paseo con los pulgares

Ésta es una técnica extraordinaria que permite estimular grandes áreas del pie e influir en todos los sistemas orgánicos en lugar de puntos de reflejo específicos. Sujeta el talón con la mano de soporte y apoya el pulgar en el área de reflejo que quieras trabajar. (Usa el gráfico de reflexología de este capítulo.) Con un movimiento de «oruga», flexiona la primera articulación del pulgar y desplázalo.

lentamente desde el talón hasta los dedos, siempre hacia delante, nunca hacia atrás. Para trabajar todo el pie con el «paseo con el pulgar», te aconsejo dividirlo en cinco secciones con líneas horizontales (pelvis, cintura, diafragma y cuello/hombros). Cuando llegues a la sección superior, desplaza de nuevo el dedo hasta la línea de partida, rciniciando el proceso. Con esta técnica trabajarás todo el pie.
LO QUE DEBES RECORDAR
1. Suavidad con las manos
Procura trabajar con las manos relajadas al dar un masaje en los pies. Recuerda que el objetivo es poten-
ciar tus propias habilidades relajando y desestrcsando el cuerpo. Si mantienes la concentración, el tacto
transmitirá la energía necesaria para serenar el cuerpo y la mente, eliminando los bloqueos de energía. Es difícil de conseguir si tus manos irritan la piel del bebé.

2. Comunicación
Cuando estés haciendo un masaje a tu hijo, deberás confiar en una detenida observación para saber cuándo hay que reajustar la presión en los puntos sensibles, especialmente si al niño le han extraído muestras de sangre en el talón u otra área del pie, en cuyo caso puede estar extremadamente sensible. Al principio de un tratamiento es importante prestar atención a las respuestas del pequeñín para saber si estás ejerciendo una presión adecuada. No olvides que la reflexología debería provocar siempre una sensación agradable. Si el bebé se pone tenso porque siente dolor, se desaprovechará una buena parte del efecto positivo.
Tómate el tiempo necesario para explorar mientras trabajas. Si encuentras áreas «granulosas», dedícales varios minutos. (Cuando hablo de áreas «granulosas» me estoy refiriendo a zonas que parecen «nudosas», como si hubiera arena debajo de la piel.) Poco a poco desaparecerán.
3. Sentir el pie
Mientras aplicas las técnicas de reflexología en los pies, recuerda sintonizar el masaje con tu propio sentido del tacto. Cuanto más practiques, más fácil te resultará localizar las áreas «nudosas», que indican la existencia de trastornos potenciales en su órgano correspondiente. A medida que vayas desarrollando la sensibilidad en las yemas de los dedos, serás capaz de detectar sutiles cambios en la superficie de la piel y eliminar los problemas antes de que se manifiesten en el cuerpo del niño. Aun en el caso de que conozcas la existencia de algún trastorno, si prestas atención a lo que están sintiendo tus dedos, en lugar de limitarte simplemente a realizar la secuencia de movimientos de la técnica, podrás aplicar un tratamiento de reflexología más eficaz. Una forma excelente de desarrollar el sentido del tacto consiste en practicar con tus pies. Antes de iniciar la sesión con tu hijo, dedícales unos minutos y hazte un masaje para descubrir lo que se siente.
4. Intuición
Los tratamientos de reflexología carecen de una rutina precisa. Guíate por la intuición. Cuando estés
trabajando los pies, concéntrate en las áreas «congestionadas» que dan la sensación de estar «granulosas», es decir, como si se hubieran alojado diminutos cristalitos debajo de la piel. Aunque al principio te pueda parecer difícil, dejando que sean las propias manos las que se desplacen a su antojo, te será mucho más fácil confiar en tu intuición. Unas veces detectarás áreas más calientes o más frías que otras. Es un signo de una posible congestión; y otras simplemente tendrás un «presentimiento» que te llevará a prestar atención a una área de reflejo determinada. Las respuestas del niño te indicarán la dirección en la que se deben desplazar los dedos.
5. Cuidado con los cosquilieos
Muchos bebés tienen cosquillas cuando les tocas la planta de los pies, aunque casi siempre es el resultado de un contacto excesivamente leve que provoca risitas nerviosas y que obliga al pequeñín a apartar instintivamente los pies. Si es el caso de tu hijo, interrumpe el masaje y sujétale el pie con firmeza entre las manos durante diez segundos. Así se acostumbrará a las sensaciones del tacto y se relajará. A continuación, cuando empieces a estimular el pie, procura mantener una presión uniforme y
movimientos cortos. La mejor técnica en el caso de bebés hipersensibles o propensos al cosquilleo
consiste en realizar pequeños círculos con el pulgar muy lentamente. Cuando el pie se haya relajado,
prueba con otras técnicas de reflexología. Recuerda que la presión con el dedo debe ser firme y el movimiento, lento.

laspatitas

546as546as546das56das56d4 - MASAJE CHINO: PARTE POSTERIOR DE PIERNAS Y PIES

MASAJE CHINO: PARTE POSTERIOR DE PIERNAS Y PIES

MASAJE CHINO: PARTE POSTERIOR DE PIERNAS Y PIES

 

 

Esta secuencia continúa el masaje sobre los meridianos, combinado con puntos
de presión específicos para las piernas y los pies. Termina el trabajo en un lado
del cuerpo antes de empezar la secuencia en el otro. La presión y el ritmo deben
ser similares en las dos piernas.

 

1 rodado con los pulgares Frótate un poco
de aceite en las manos y efectúa un roza-
miento sobre la pierna. Esto ayuda a los
movimientos del masaje. Después rueda
los pulgares desde el muslo hasta el tobi-
llo, siguiendo el meridiano de la vesícula,
que está situado a lo largo del centro del
muslo y termina justo detrás del hueso del
tobillo. No ejerzas presión sobre la parte
posterior de la rodilla. Repite vanas veces,
alternando los rodados de los pulgares.

 a465das5da564d56sa54d6as4d


 

2 presión con el pulgar Aprieta V 60, que
se encuentra al mismo nivel y por detrás de
la articulación del tobillo. Aplica presión con
el pulgar durante unos momentos y afloja.

PRECAUCIÓN No utilices el punto V 60 durante el embarazo.

 a564ds56ad45sa6d4sa65d4


 

3 rodado con los pulgares Pasa a la parte
externa del muslo y repite los movimientos
de rodado bajando por la pierna, evitan-
do de nuevo ejercer presión detrás de la ro-
dilla. Sigue el meridiano de la vesícula con
viveza hasta la articulación del tobillo. Ma-
sajea como si estuvieras rodando la ener-
gía por la pierna hacia abajo. Repite los
movimientos varias veces.

 s5dasd56sads5ad4as546d


 

4 tracción Sitúate detrás del pie y agarra la
pierna de tu compañero, colocando una
mano por debajo y la otra sobre el talón.
Levántala con cuidado y tira de ella suave-
mente hacia ti. Balancea ligeramente la
pierna al depositarla para estimular el flu-
jo de energía.

 as56das56d4as56d4as56d4asd


5 círculos con los pulgares Sujeta los pies
de tu compañero con las dos manos y co-
loca los pulgares sobre R 1, en el centro y
justo por debajo de la parte carnosa del
pie. Esta maniobra estimula la energía. Tra-
za círculos sobre los puntos con ambos pul-
gares aumentando la presión. Hacer círcu-
los en lugar de presionar esparce la presión
sobre un área más amplia.

PRECAUCIÓN
No utilices los puntos R 1 ni V 67 duran-
te el embarazo.

 6asd4sa5da6d4sa6d4as6d4


6 apretar Levanta el pie de tu compañero y
coloca las manos a los dos lados. Apriéta-
lo entre los pulgares y el resto de los dedos.
A continuación aprieta uno de los lados ha-
cia ti mientras separas el otro. Esto ayuda
a liberar la tensión del pie. Aprieta subien-
do y bajando hasta que sientas que los
músculos están más sueltos.

 sd54sa654d56sa4d5s56a4d6as54d


 

7 apretar Sujeta el pie con la mano y aprie-
ta alrededor de la parte exterior con los de-
dos. Emplea una presión bastante firme.
Aprieta y pellizca desde el talón, y a lo lar-
go del borde exterior del pie, hasta el dedo
meñique. Repite varias veces y a continua-
ción aprieta V 67 en la esquina de la uña
del meñique. Retira los dedos rápidamen-
te con un pequeño chasquido.

 MASAJE CHINO: PARTE POSTERIOR DE PIERNAS Y PIES


8 fricción Levanta el pie y fricciona la parte
carnosa entre tus manos. Presta especial
atención al punto R 1, que ya habías ma-
sajeado antes (véase paso 5). Puedes frotar
con bastante fuerza. Baja el pie y tira de los
dedos uno por uno para liberar el chi, y a
continuación repite la secuencia completa
en la otra pierna.

 546as546as546das56das56d4

 

VOLVER: MASAJE CHINO

 

 

 

masagedelospies - Masaje de los pies

Masaje de los pies

Ahora que ya te has familiarizado con las técnicas de masaje de las piernas de tu hijo, nos centraremos en los pies. A los bebés les suele gustar muchísimo el masaje de los pies, aunque al principio, si les han extraído una muestra de sangre en el talón para su posterior análisis podrían resistirse al tacto en esta área. Dale tiempo. Acabará gustándole.
Tal vez ya hayas preparado al niño para el masaje en los pies con el pase de pulgares examinado en el ca- pítulo anterior. Ahora te enseñaré un estilo de masaje basado en la modalidad curativa conocida como «re- flexología». La reflexología es mucho más terapéutica que un simple masaje en los pies. Presionando con el pulgar y el índice, y utilizando algunas técnicas con las manos a estas áreas de reflejo, puede relajar y revitaüzar todas las partes del cuerpo, aliviar el estrés y fomentar la sensación de bienestar del bebé. Asimismo, puede solucionar múltiples trastornos de la salud, además de su función de «mantenimiento preventivo». Más adelante te explicaré más cosas acerca de cómo utilizar la reflexología y en qué puntos debes ejercer la presión para contribuir a la curación de condiciones específicas. Por ahora, bastará con algunas técnicas básicas para que puedas hacer un masaje en los pies de tu hijo como parte de la rutina general de masaje. Te será más fácil aprender esta secuencia y luego volver atrás y concentrarte en el aprendizaje de la reflexología.

 

masagedelospies

56as4d56a5d4a56d4 - SHIATSU: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

SHIATSU: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

SHIATSU: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

 

 

Esta secuencia trabaja sobre la parte delantera del cuerpo y sigue los meridianos.
Ten cuidado cuando muevas las piernas para que tu compañero no se sienta
incómodo. La presión que utilices debe ser similar para las dos piernas y muy
suave en las articulaciones.

 

 

1 rotación pasiva Sitúate junto al pie de tu
compañero. Desliza una mano por debajo
del tobillo y la otra debajo de la rodilla. Le-
vanta la pierna con cuidado. Utiliza el peso
de tu cuerpo para girar suavemente la pier-
na por la cadera, apoyándote en la tuya
cuando sea necesario. Gira varias veces en
las dos direcciones para relajar la cadera y
luego deposita la pierna con cuidado sobre
el suelo.

ASD1SA23D1AS3D1


2 presión con las palmas Sitúate junto al
muslo de tu compañero. Manten el con-
tacto con una mano sobre el abdomen y
utiliza la otra para «caminar» por el late-
ral del muslo hasta la rodilla, estimulando
el meridiano del estómago. Colócate, pre-
siona, manten y afloja. Continúa con cui-
dado sobre la rodilla y baja por el lateral de
la pantorrilla. Levanta la mano cuando lle-
gues al tobillo. Repite varias veces.

SHIATSU: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES


 

3 presión con el pulgar Localiza E 36 reco-
rriendo con el pulgar la línea de la espinilla
hasta llegar a la curva del hueso, justo de-
bajo de la rodilla. Coloca el pulgar en posi-
ción y presiona suavemente con la yema.
Comprueba que la presión no resulta de-
sagradable para tu compañero, porque
este punto puede estar sensible. E 36 es un
buen punto tonificante para el sistema di-
gestivo.

56as4d56a5d4a56d4


 

4 presión con la palma Coloca las manos
debajo de la rodilla y el pie. Dobla la pier-
na de tu compañero y llévala hacia un lado.
Manten el contacto con el abdomen y «ca-
mina» a lo largo de la cara interna de la
pierna con la palma de la otra mano. Esto
estimula el meridiano del hígado. Ajusta
tus movimientos a la flexibilidad de tu com-
pañero y utiliza un almohadón como apo-
yo en caso necesario. Aplica una presión
más suave sobre la rodilla. Repite varias
veces.

8asd7a9d7sa89d7sad8


 

5 tracción Asegúrate de que tu postura es
estable, desliza una mano debajo del to-
billo y coloca la otra sobre el pie. Levanta
ligeramente la pierna y tira de ella hacia
atrás para estirarla. Relaja y vuelve a ha-
cerlo. Es un movimiento muy bueno para
liberar energía de las articulaciones y favo-
recer el flujo de energía hacia los pies y
desde ellos.

56asd4as6d5a56d4as6d4


6 presión con la palma Envuelve el tobillo
con una mano para sujetarlo y coloca la
palma de la otra sobre la parte carnosa del
pie de tu compañero. Presiona el pie hacia
atrás, ayudando a liberar la articulación del
tobillo. La amplitud del movimiento de-
penderá de la flexibilidad de tu compañe-
ro, pero repite varias veces empujando un
poco más cada vez para estirar la parte
posterior de la pierna.

as64da564ds6a4d6as4d


 

7 empujar Sitúate con los pies separados a
una distancia equivalente a la anchura de
los hombros, las rodillas dobladas y en una
postura equilibrada. Levanta las piernas de
tu compañero de forma simultánea y colo-
ca las plantas de sus pies contra tus mus-
los. Inclínate hacia delante y empuja contra
tu compañero, como si estuvieses inten-
tando separarle de ti. Este movimiento uti-
liza la resistencia de tu peso y ayuda a re-
lajar y equilibrar el cuerpo.

5as4d56as4d6as4sd564


 

8 rotación pasiva Desde esta posición, in-
clínate hacia delante un poco más, coge las
piernas de tu compañero por debajo de las
rodillas y dóblalas contra el pecho, utili-
zando tu peso para aumentar el estira-
miento. A continuación puedes rotar las
dos piernas al mismo tiempo en ambas di-
recciones para relajar la zona lumbar. Baja
las piernas con cuidado y repite las se-
cuencias anteriores en la otra pierna.

 

56as4d5s6a4d6as54d6as4d

 

 

VOLVER: SHIATSU

5as6dsa4dasd65sa46d4 - MASAJE CHINO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

MASAJE CHINO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

MASAJE CHINO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

 

 La secuencia del masaje continúa hacia arriba subiendo por los pies y las piernas,
siguiendo la dirección de los meridianos. El trabajo se realiza sobre los canales y
puntos de acupresión, los cuales se estimulan específicamente. Masajea un lado
del cuerpo y luego el otro, manteniendo la presión similar y constante.

 

1 rodado con los pulgares Frótate un poco
de aceite en las manos. Rueda con los pul-
gares subiendo por el lado interior de la
pierna de tu compañero, comenzando los
movimientos justo por encima del tobillo.
Aplica una presión razonablemente firme
a un ritmo vigoroso. Trabaja con cuidado
alrededor de la cara carnosa interna de la
rodilla y detente justo encima de ella. Re-
pite varias veces, pero comprueba que tu
compañero se sienta cómodo, porque es-
tos puntos pueden resultar sensibles.

AS56D456A4DAS564D65AS4D


 

2 presión con el pulgar Vuelve al tobillo y lo-
caliza BP 6, tres dedos por encima de la ar-
ticulación del tobillo, justo por detrás del
hueso. Procede con precaución, pues este
punto puede estar extremadamente sensi-
ble, especialmente en las mujeres. Presiona
con suavidad y, si el punto está dolorido, tra-
za círculos sobre él para dispersar el chi.

PRECAUCION
No utilices el punto BP 6 durante el
barazo.

as45d6a4d6sa4d6sa54d


 

3 presión con el pulgar Cruza al otro lado
de la pierna y encuentra E 36. situado en
el borde exterior de la espinilla, tres dedos
por debajo de la rodilla. Presiona con el
pulgar, empezando suavemente y aumen-
tando la presión poco a poco. Manten du-
rante unos momentos y afloja. Este movi-
miento es un buen tónico digestivo.

5as4das564dsa564das65d4


 

4 fricción palmar Fricciona suavemente ba-
jando por la parte exterior de la pierna,
para cerrar esta secuencia, llevando el chi
hasta los pies. Utiliza las manos planas y las
puntas de los dedos con viveza, manio-
brando hasta la articulación del tobillo. Re-
pite los movimientos varias veces y a con-
tinuación colócate junto a los pies de tu
compañero.

5as6dsa4dasd65sa46d4


 

5 rotación Coge la planta del pie de tu com-
pañero con una mano mientras sostienes
la pierna por debajo con la otra. Gira la ar-
ticulación del tobillo varias veces en ambas
direcciones. A continuación presiona todo
el pie hacia atrás, en dirección al cuerpo,
todo lo que te permita la flexibilidad de tu
compañero. Esto ayuda a aflojar la rigidez
del tobillo.

6asd56sa6d56+a65ds+a6d5


 

6 rodado con los pulgares Sujeta el pie por
debajo y localiza IG 3, situado en la depre-
sión entre los dedos pulgar e índice del pie.
Rueda con los pulgares en pequeños mo-
vimientos alternantes sobre el punto, ma-
niobrando para arriba hacia el tobillo. Re-
pite varias veces. Esta maniobra debe
resultar muy relajante y es un buen punto
tónico.

+as5d6+as5d6s+a5ds6+ad5


 

7 presión con el pulgar Pasa al dedo pulgar
del pie. Sujétalo con una mano para pro-
porcionar resistencia y presiona en el bor-
de externo de la uña con tu pulgar. Esto es-
timula BP 1, lo que resulta muy adecuado
para la energía nutritiva. Presiona sobre el
punto y relaja. A continuación repite todos
los movimientos en la otra pierna.

as546d4asd56as45d56as56d4as6d


 

8 balanceo Sitúate por detrás de los pies y
desliza las manos debajo de los tobillos de
tu compañero. Levanta ligeramente las
piernas y balancéalas suavemente, tirando
de ellas hacia ti al mismo tiempo. Manten
los hombros relajados. Esto alinea el cuer-
po y favorece el flujo de energía. Vuelve a
depositar las piernas y haz una pequeña
pausa antes de romper el contacto con tu
compañero.

MASAJE CHINO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

 

VOLVER: MASAJE CHINO