Entradas

masaje de las piernas - Masaje de las piernas

Masaje de las piernas

La rutina de masaje del bebé que voy a describir combina el método sueco e indio. Ambos pueden mejorar muy eficazmente la circulación sanguínea y el tono muscular. El masaje sueco utiliza «pases» (acción o desplazamiento de las mano; en adelante «pase» o «pases») que empiezan en las extremidades y avanzan hasta el corazón, estimulando el flujo sanguíneo y linfático y potenciando el tono muscular, mientras que el masaje indio trabaja desde el centro y continúa hacia afuera para mejorar todos los niveles de energía y relajar los músculos articulados. Explicaré paso a paso cómo hay que trabajar las piernas, el vientre y el pecho, los brazos, las manos, la cara y la espalda. La rutina completa debe durar alrededor de veinte minutos. Luego te enseñaré a utilizar la reflexología, un tipo de masaje en puntos de presión en los pies para contribuir a la curación de condiciones comunes en el bebé, tales como la indigestón. La reflexología elimina toxinas del cuerpo y lo mantiene fuerte y sano. Más adelante te explicaré cuáles son los puntos de reflexología en los que hay que presionar para aliviar condiciones específicas. Para que esta rutina sea más fácil de aprender, es aconsejable leer el material de cada capítulo, probando los pases en tu brazo o pierna. Cuando te sientas seguro de ti mismo, dale el masaje al bebé. Luego pasa al siguiente capítulo. No te apresures. Hay tiempo para todo. Aun en el caso de que sólo le des un masaje en la tripita durante cinco minutos, es un paso más en la dirección correcta. La mejor manera de hacer las cosas como es debido es seguir tu instinto y observar las respuestas de tu hijo. Antes de abordar las técnicas de masaje, hablemos un poco de la presión que debes ejercer mientras trabajas. Si alguna vez te has sometido a un masaje deportibo, ya sabrás lo que significa un masaje intenso. No te preocupes. No te pediré que recrees este nivel de intensidad. En el caso de tu bebé, debes realizar pases suaves y lentos, con la presión suficiente como para estimular su cuerpo. Ten en cuenta, sin embargo, que tu hijo no es tan frágil como podrías pensar. En realidad, algunos pequeñines prefieren un masaje de presión que otro de pases superficiales. Investigadores del Touch Research en La Universidad de Miami han descubierto que los bebés prefieren una cierta presión, posiblemente porque las caricias ligeras les producen un desagradable cosquilleo. Algunos estudios han demostrado que los bebés de peso por debajo de la media que reciben un masaje con una cierta presión aumentan de peso. Una vez más, observa detenidamente las preferencias de tu hijo. Fíjate en las áreas del cuerpo en las que le gusta más la sensación de fricción y lo que le pone nervioso.

Muchos padres dicen que el masaje preferido de sus hijos es el de las piernas y los pies, un área ideal por la empezar. El placer que experimenta el bebé constituye la primera parte de los extraordinarios beneficios derivados de todo el proceso de masaje, ya que el niño empieza a «esperar» sentirse a gusto, relajándose y aceptando el masaje con mayor predisposición. Una amiga me dijo que cuando su hije Jeremy era un bebé, «lo único que lo reconfortaba cuando estaba enfermo o muy nervioso era frotarle las piernas y los pies. En momentos de disgusto y malestar, cuando lo cogía y empezaba a darle un suave masaje, su respuesta era casi inmediata. Ahora tiene cinco años, y cuando está enfermo o trsite, o simplesmente cuando necesita una atención especial, me pide que se lo haga.»

que hacer - Que hay que hacer cuando el bebé llora?

Que hay que hacer cuando el bebé llora?

Si tu hijo se echa a llorar al empezar el masaje en las piernas, interrúmpelo, pero mantén las mano apoyadas en ellas. Míralo a los ojos y háblale en un susurro. Lo más probable es que notes cómo se relajan. Luego puedes reiniciar el masaje. Tal vez tengas que hacerlo varias veces, pero después de algunas sesiones, el niño se relajará por sí solo y sonreirá. Si no da resultado, realiza algunos sencillos estiramientos de piernas. Con frecuencia, si las flexionas y acercas al pecho, manteniendo esta posición durante algunos segundo, dejará de llorar.


Si tampoco funciona, sigue adelante con otro de los pases descritos aquí o a otra área del cuerpo. Establecer una relación de confianza significa escuchar a tu hijo, no insistir en que las cosas deben sucederse a tenor de tus propias reglas. Si respetas los límites personales del bebé, que está defendiendo con el llanto, le demonstrarás que le estás escuchando y respondiendo.


Advertencia: No fuerces los estiramientos de las piernas. El recién nacido tiende a mantenerlas flexionadas. Dale tiempo para acostumbrarse. Al darle un masaje, bañarlo o cambiarle el pañal, deja que las rodillas se flexionen hacia fuera cuando las piernas están extendidas hacia el rostro.

precalentamientos - Precalentamiento opcional

Precalentamiento opcional

Si deseas realizar un «precalentamiento» antes de empezar el masaje propiamente dicho, esta actividad puede ser ideal, sobre todo para los niños muy activos. A los bebés los encanta el juego con los brazos y las piernas. Estos suaves y divertidos movimientos lo ayudarán a estirarlos, a trabajar el estómago ya la pelvis, y a alinear la columna vertebral. También puedes hacerlos si se muestra nervioso durante la sesión. A menudo, si interrumpes el masaje durante alagunos minutos y realizas estiramientos, el niño se relaja de nuevo y puedes proseguir sin la menor resistencia. Personalmente, me gusta empezar cada sesión de masaje con estos movimientos, ya que la atención del pequeñin en sí mismo y en el masaje. Realiza cada movimiento cuatro veces.


Piernas:

  • Mirando al bebé, cógelo suavemente por los tobillos, júntate las rodillas y luego, lentamente, desplázalas hacia el vientre. A continuación, estíralas de nuevo.
  • Flexiona y estira cada pierna, como si andara en bicicleta.
  • Crúzale las piernas a la altura del vientre y estíralas. Luego inviert su posición, con la otra cruzada encima.

Brazos:

  • Suejta las muñecas de tu hijo, estira los brazos hacia los lados y a continuación crúzalos a la altura de las muñecas. Estíralos de nuevo y crúzalos cambiando de brazo.
  • Luego, eleva los brazos del niño delante de la cara y extiéndelos por encima de la cabeza, estirándolos con suavidad.
  • Por último, sujeta un brazo por la muñeca y la pierna opuesta por el tobillo. Junta el brazo y la pierna de manera que se crucen en el vientre. Repítelo con el otro brazo y la otra pierna.
  • Desplaza de nuevo el brazo y la pierna hasta su posición inicial y repita la cruz con el brazo y la pierna opuestos.

Esta sencilla rutina relaja los músculos, y lo que es más importante, abre las articulaciones para que funcionen correctamente. Durante el proceso, a menudo el bebé parece adormilarse un poquito, lo que facilita mucho más el masaje posterior. Después de este breve «precalentamiento», ambos estaréis listos para empezar el masaje.

546as546as546das56das56d4 - MASAJE CHINO: PARTE POSTERIOR DE PIERNAS Y PIES

MASAJE CHINO: PARTE POSTERIOR DE PIERNAS Y PIES

MASAJE CHINO: PARTE POSTERIOR DE PIERNAS Y PIES

 

 

Esta secuencia continúa el masaje sobre los meridianos, combinado con puntos
de presión específicos para las piernas y los pies. Termina el trabajo en un lado
del cuerpo antes de empezar la secuencia en el otro. La presión y el ritmo deben
ser similares en las dos piernas.

 

1 rodado con los pulgares Frótate un poco
de aceite en las manos y efectúa un roza-
miento sobre la pierna. Esto ayuda a los
movimientos del masaje. Después rueda
los pulgares desde el muslo hasta el tobi-
llo, siguiendo el meridiano de la vesícula,
que está situado a lo largo del centro del
muslo y termina justo detrás del hueso del
tobillo. No ejerzas presión sobre la parte
posterior de la rodilla. Repite vanas veces,
alternando los rodados de los pulgares.

 a465das5da564d56sa54d6as4d


 

2 presión con el pulgar Aprieta V 60, que
se encuentra al mismo nivel y por detrás de
la articulación del tobillo. Aplica presión con
el pulgar durante unos momentos y afloja.

PRECAUCIÓN No utilices el punto V 60 durante el embarazo.

 a564ds56ad45sa6d4sa65d4


 

3 rodado con los pulgares Pasa a la parte
externa del muslo y repite los movimientos
de rodado bajando por la pierna, evitan-
do de nuevo ejercer presión detrás de la ro-
dilla. Sigue el meridiano de la vesícula con
viveza hasta la articulación del tobillo. Ma-
sajea como si estuvieras rodando la ener-
gía por la pierna hacia abajo. Repite los
movimientos varias veces.

 s5dasd56sads5ad4as546d


 

4 tracción Sitúate detrás del pie y agarra la
pierna de tu compañero, colocando una
mano por debajo y la otra sobre el talón.
Levántala con cuidado y tira de ella suave-
mente hacia ti. Balancea ligeramente la
pierna al depositarla para estimular el flu-
jo de energía.

 as56das56d4as56d4as56d4asd


5 círculos con los pulgares Sujeta los pies
de tu compañero con las dos manos y co-
loca los pulgares sobre R 1, en el centro y
justo por debajo de la parte carnosa del
pie. Esta maniobra estimula la energía. Tra-
za círculos sobre los puntos con ambos pul-
gares aumentando la presión. Hacer círcu-
los en lugar de presionar esparce la presión
sobre un área más amplia.

PRECAUCIÓN
No utilices los puntos R 1 ni V 67 duran-
te el embarazo.

 6asd4sa5da6d4sa6d4as6d4


6 apretar Levanta el pie de tu compañero y
coloca las manos a los dos lados. Apriéta-
lo entre los pulgares y el resto de los dedos.
A continuación aprieta uno de los lados ha-
cia ti mientras separas el otro. Esto ayuda
a liberar la tensión del pie. Aprieta subien-
do y bajando hasta que sientas que los
músculos están más sueltos.

 sd54sa654d56sa4d5s56a4d6as54d


 

7 apretar Sujeta el pie con la mano y aprie-
ta alrededor de la parte exterior con los de-
dos. Emplea una presión bastante firme.
Aprieta y pellizca desde el talón, y a lo lar-
go del borde exterior del pie, hasta el dedo
meñique. Repite varias veces y a continua-
ción aprieta V 67 en la esquina de la uña
del meñique. Retira los dedos rápidamen-
te con un pequeño chasquido.

 MASAJE CHINO: PARTE POSTERIOR DE PIERNAS Y PIES


8 fricción Levanta el pie y fricciona la parte
carnosa entre tus manos. Presta especial
atención al punto R 1, que ya habías ma-
sajeado antes (véase paso 5). Puedes frotar
con bastante fuerza. Baja el pie y tira de los
dedos uno por uno para liberar el chi, y a
continuación repite la secuencia completa
en la otra pierna.

 546as546as546das56das56d4

 

VOLVER: MASAJE CHINO

 

 

 

56as4d56a5d4a56d4 - SHIATSU: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

SHIATSU: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

SHIATSU: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

 

 

Esta secuencia trabaja sobre la parte delantera del cuerpo y sigue los meridianos.
Ten cuidado cuando muevas las piernas para que tu compañero no se sienta
incómodo. La presión que utilices debe ser similar para las dos piernas y muy
suave en las articulaciones.

 

 

1 rotación pasiva Sitúate junto al pie de tu
compañero. Desliza una mano por debajo
del tobillo y la otra debajo de la rodilla. Le-
vanta la pierna con cuidado. Utiliza el peso
de tu cuerpo para girar suavemente la pier-
na por la cadera, apoyándote en la tuya
cuando sea necesario. Gira varias veces en
las dos direcciones para relajar la cadera y
luego deposita la pierna con cuidado sobre
el suelo.

ASD1SA23D1AS3D1


2 presión con las palmas Sitúate junto al
muslo de tu compañero. Manten el con-
tacto con una mano sobre el abdomen y
utiliza la otra para «caminar» por el late-
ral del muslo hasta la rodilla, estimulando
el meridiano del estómago. Colócate, pre-
siona, manten y afloja. Continúa con cui-
dado sobre la rodilla y baja por el lateral de
la pantorrilla. Levanta la mano cuando lle-
gues al tobillo. Repite varias veces.

SHIATSU: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES


 

3 presión con el pulgar Localiza E 36 reco-
rriendo con el pulgar la línea de la espinilla
hasta llegar a la curva del hueso, justo de-
bajo de la rodilla. Coloca el pulgar en posi-
ción y presiona suavemente con la yema.
Comprueba que la presión no resulta de-
sagradable para tu compañero, porque
este punto puede estar sensible. E 36 es un
buen punto tonificante para el sistema di-
gestivo.

56as4d56a5d4a56d4


 

4 presión con la palma Coloca las manos
debajo de la rodilla y el pie. Dobla la pier-
na de tu compañero y llévala hacia un lado.
Manten el contacto con el abdomen y «ca-
mina» a lo largo de la cara interna de la
pierna con la palma de la otra mano. Esto
estimula el meridiano del hígado. Ajusta
tus movimientos a la flexibilidad de tu com-
pañero y utiliza un almohadón como apo-
yo en caso necesario. Aplica una presión
más suave sobre la rodilla. Repite varias
veces.

8asd7a9d7sa89d7sad8


 

5 tracción Asegúrate de que tu postura es
estable, desliza una mano debajo del to-
billo y coloca la otra sobre el pie. Levanta
ligeramente la pierna y tira de ella hacia
atrás para estirarla. Relaja y vuelve a ha-
cerlo. Es un movimiento muy bueno para
liberar energía de las articulaciones y favo-
recer el flujo de energía hacia los pies y
desde ellos.

56asd4as6d5a56d4as6d4


6 presión con la palma Envuelve el tobillo
con una mano para sujetarlo y coloca la
palma de la otra sobre la parte carnosa del
pie de tu compañero. Presiona el pie hacia
atrás, ayudando a liberar la articulación del
tobillo. La amplitud del movimiento de-
penderá de la flexibilidad de tu compañe-
ro, pero repite varias veces empujando un
poco más cada vez para estirar la parte
posterior de la pierna.

as64da564ds6a4d6as4d


 

7 empujar Sitúate con los pies separados a
una distancia equivalente a la anchura de
los hombros, las rodillas dobladas y en una
postura equilibrada. Levanta las piernas de
tu compañero de forma simultánea y colo-
ca las plantas de sus pies contra tus mus-
los. Inclínate hacia delante y empuja contra
tu compañero, como si estuvieses inten-
tando separarle de ti. Este movimiento uti-
liza la resistencia de tu peso y ayuda a re-
lajar y equilibrar el cuerpo.

5as4d56as4d6as4sd564


 

8 rotación pasiva Desde esta posición, in-
clínate hacia delante un poco más, coge las
piernas de tu compañero por debajo de las
rodillas y dóblalas contra el pecho, utili-
zando tu peso para aumentar el estira-
miento. A continuación puedes rotar las
dos piernas al mismo tiempo en ambas di-
recciones para relajar la zona lumbar. Baja
las piernas con cuidado y repite las se-
cuencias anteriores en la otra pierna.

 

56as4d5s6a4d6as54d6as4d

 

 

VOLVER: SHIATSU

5as6dsa4dasd65sa46d4 - MASAJE CHINO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

MASAJE CHINO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

MASAJE CHINO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

 

 La secuencia del masaje continúa hacia arriba subiendo por los pies y las piernas,
siguiendo la dirección de los meridianos. El trabajo se realiza sobre los canales y
puntos de acupresión, los cuales se estimulan específicamente. Masajea un lado
del cuerpo y luego el otro, manteniendo la presión similar y constante.

 

1 rodado con los pulgares Frótate un poco
de aceite en las manos. Rueda con los pul-
gares subiendo por el lado interior de la
pierna de tu compañero, comenzando los
movimientos justo por encima del tobillo.
Aplica una presión razonablemente firme
a un ritmo vigoroso. Trabaja con cuidado
alrededor de la cara carnosa interna de la
rodilla y detente justo encima de ella. Re-
pite varias veces, pero comprueba que tu
compañero se sienta cómodo, porque es-
tos puntos pueden resultar sensibles.

AS56D456A4DAS564D65AS4D


 

2 presión con el pulgar Vuelve al tobillo y lo-
caliza BP 6, tres dedos por encima de la ar-
ticulación del tobillo, justo por detrás del
hueso. Procede con precaución, pues este
punto puede estar extremadamente sensi-
ble, especialmente en las mujeres. Presiona
con suavidad y, si el punto está dolorido, tra-
za círculos sobre él para dispersar el chi.

PRECAUCION
No utilices el punto BP 6 durante el
barazo.

as45d6a4d6sa4d6sa54d


 

3 presión con el pulgar Cruza al otro lado
de la pierna y encuentra E 36. situado en
el borde exterior de la espinilla, tres dedos
por debajo de la rodilla. Presiona con el
pulgar, empezando suavemente y aumen-
tando la presión poco a poco. Manten du-
rante unos momentos y afloja. Este movi-
miento es un buen tónico digestivo.

5as4das564dsa564das65d4


 

4 fricción palmar Fricciona suavemente ba-
jando por la parte exterior de la pierna,
para cerrar esta secuencia, llevando el chi
hasta los pies. Utiliza las manos planas y las
puntas de los dedos con viveza, manio-
brando hasta la articulación del tobillo. Re-
pite los movimientos varias veces y a con-
tinuación colócate junto a los pies de tu
compañero.

5as6dsa4dasd65sa46d4


 

5 rotación Coge la planta del pie de tu com-
pañero con una mano mientras sostienes
la pierna por debajo con la otra. Gira la ar-
ticulación del tobillo varias veces en ambas
direcciones. A continuación presiona todo
el pie hacia atrás, en dirección al cuerpo,
todo lo que te permita la flexibilidad de tu
compañero. Esto ayuda a aflojar la rigidez
del tobillo.

6asd56sa6d56+a65ds+a6d5


 

6 rodado con los pulgares Sujeta el pie por
debajo y localiza IG 3, situado en la depre-
sión entre los dedos pulgar e índice del pie.
Rueda con los pulgares en pequeños mo-
vimientos alternantes sobre el punto, ma-
niobrando para arriba hacia el tobillo. Re-
pite varias veces. Esta maniobra debe
resultar muy relajante y es un buen punto
tónico.

+as5d6+as5d6s+a5ds6+ad5


 

7 presión con el pulgar Pasa al dedo pulgar
del pie. Sujétalo con una mano para pro-
porcionar resistencia y presiona en el bor-
de externo de la uña con tu pulgar. Esto es-
timula BP 1, lo que resulta muy adecuado
para la energía nutritiva. Presiona sobre el
punto y relaja. A continuación repite todos
los movimientos en la otra pierna.

as546d4asd56as45d56as56d4as6d


 

8 balanceo Sitúate por detrás de los pies y
desliza las manos debajo de los tobillos de
tu compañero. Levanta ligeramente las
piernas y balancéalas suavemente, tirando
de ellas hacia ti al mismo tiempo. Manten
los hombros relajados. Esto alinea el cuer-
po y favorece el flujo de energía. Vuelve a
depositar las piernas y haz una pequeña
pausa antes de romper el contacto con tu
compañero.

MASAJE CHINO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

 

VOLVER: MASAJE CHINO