Entradas

algunos aspectos - Algunos aspectos relacionados con el desarrollo de las piernas

Algunos aspectos relacionados con el desarrollo de las piernas

El desarrollo de las piernas en el feto se inicia alrededor de la cuarta semana de gestación, y en la novena empiezan a fortalecerse. Alrededor de la decimotercera semana, los huesos han completado su crecimiento.


Después del parto, los pies planos, el arqueamiento de las piernas, el contacto de las rodillas y los pies zambos son muy comunes, pero en la mayoría de los casos no hay de que preocuparse. El arco suele ser más visible cuando el niño está sentado en el borde de una silla con los pies colgando o cuando camina de puntillas. Aunque que el arco del pie no esté completamente desarrollado, la mayoría de las veces se trata de un tejido indoloro que no interfiere en el crecimiento físico del pequeño.


En los niños, los pies zambos tienen su origen en el pie, a menudo como consecuencia de la postura que tenían en el útero. En el caso de los niños más mayorcitos, la causa está en el mentón, y en los preescolares, en la cadera. En la mayoría de los casos, se corrige con el crecimiento, enderazamiento de los huesos y tonificación muscular.


Entre el nacimiento y la edad adulta, las piernas de los niños pasan por un período normal de arqueamiento. Esto suele ocurrir antes de los 18 meses, que es cuando aparece un espacio entre las piernas y las rodillas. Al igual que en el pie zambo, se suele corregir sin ningún tratamiento.


A medida que el arqueamiento de las piernas va desapareciendo poco a poco, muchos niños desarrollan «rodillas en contacto» (cuando están de pie con las rodillas juntas, queda un espacio a nivel del tobillo). Esta condición puede prolongarse hasta los cuatro años. También se corrige espontáneamente sin necesidad de recurir a un calzado especial.


Esta información puede ser muy útil para los nuevos padres. Por otro lado, el programa de masaje del bebé contribuye a un crecimiento sano, acelerando la corrección de este tipo de condiciones.

MassageHome - Técnicas

Técnicas

TÉCNICAS DE MASSAGE

Las técnicas de masaje pueden dividirse de forma amplia en ligeras, medias y profundas, tradicionalmente clasificadas como rozamiento, amasamiento y fricción. Para facilitar la consulta hemos agrupado las diferentes técnicas atendiendo a la cantidad de presión utilizada.

 

Los movimientos más ligeros se utilizan para preparar o cerrar una secuencia; los medios ayudan a relajar la tensión muscular, y los más profundos proporcionan una relajación más concreta. Algunas técnicas se utilizan muy a menudo y otras de vez en cuando. Es conveniente familiarizarse con unas cuantas técnicas antes de empezar las secuencias de masaje sobre el compañero, y no hay mejor forma de hacerlo que probarlas sobre uno mismo.

 

Cómo, cuándo y por qué

¡Las técnicas son algo que todos queremos aprender inmediatamente! Sin embargo, el masaje sólo estimula el cuerpo para que éste se cure a sí mismo, y entender el cuerpo y a tu compañero debe ir primero. De todos modos, las técnicas son esenciales: proporcionan la estructura y la secuencia del masaje.

como quando e porque

Aprender correctamente las técnicas básicas desde el principio nos ayuda a tener confianza en nuestra habilidad para el masaje y nos proporciona algo en lo que practicar. Debes equilibrar las técnicas y los movimientos con otros factores; un masaje basado exclusivamente en la técnica resultaría vacío, clínico. Por eso, cuando practiques las técnicas debes también desarrollar un sentido de saber por qué estás haciendo lo que estás haciendo.

 

Las técnicas son una parte de tu maletín de herramientas. Al principio, probablemente, seguirás fielmente la rutina que te han enseñado. Sin embargo, a medida que vayan creciendo tus conocimientos y tu experiencia, podrás ser más selectivo.

 

No necesitas poner en práctica todas las técnicas cada vez, y gradualmente irás aprendiendo qué técnicas son eficaces en las distintas situaciones. Desarrollar esta capacidad es cuestión de práctica y experiencia. La forma en la que apliques una técnica influirá sobre sus efectos, por lo que debes tener en cuenta el equilibrio que tienes que conseguir cada vez que des un masaje.

 

LISTA DE COMPROBACIÓN TÉCNICA

► El masaje debe fluir Asegúrate de que mantienes la postura correcta y de que estás físicamente equilibrado, de forma que puedas aplicar las técnicas de forma ininterrumpida y uniforme.
► Realiza maniobras relajantes antes y después de una técnica concreta para mantener el ritmo.
► Comienza con suavidad y ve aplicando mayor presión a medida que vayas comprobando la respuesta de tu compañero. Alivia después la presión para no parar de forma abrupta.
► Aplica la presión uniformemente sobre los puntos de presión, de forma que la aflojes tan gradualmente como la aplicas.
► Utiliza técnicas apropiadas para la zona que estés trabajando y el problema que estés intentando aliviar.
► Emplea las técnicas apropiadas para los grupos musculares que estés masajeando.
► No masajees sobre la columna vertebral ni sobre áreas óseas del cuerpo.
► Utiliza las técnicas apropiadas para la edad de tu compañero (menos presión y estiramientos menos vigorosos para una persona mayor que para otra de, por ejemplo, veintitantos años).