Entradas

TRASTORNOS COMUNES: CELULITIS

TRASTORNOS COMUNES: CELULITIS

TRASTORNOS COMUNES: CELULITIS

 

 

 

Lo que se conoce comúnmente como celulitis, o piel de naranja, suele implicar
retención de líquidos y congestión de los tejidos. Junto con el masaje, la dieta
y el ejercicio tienen también un papel muy importante. Masajea con cuidado,
pues estas zonas están a menudo muy sensibles. Repite a diario.

 

 

amasamiento de muslos y glúteos El ama-
samiento es bueno para aliviar la congestión,
pero ten cuidado porque la presión puede re-
sultar dolorosa. Trabaja sobre la zona del mus-
lo y el glúteo de tu compañera, presionando
los músculos con el pulgar y rodando hacia
atrás con el resto de los dedos. Las manos de-
ben trabajar de forma alterna y establecer un
movimiento rítmico. El uso de aceites esen-
ciales limpiadores puede resultar útil.

asd56a4d56a4da65d46

 


 

presión con la zona hipotenar sobre los
muslos Masajea a lo largo de los músculos
del muslo, apretando con la parte posterior
de las manos y trabajando hacia arriba, en di-
rección a la cadera. Aplica presión suficiente
como para que sea efectiva pero no dolorosa.
Trabaja por todo el muslo con las dos manos,
empleando maniobras largas y alternas, o uti-
liza las dos manos juntas para presionar con
más fuerza. Evita todo masaje sobre la cara in-
terna del muslo.

56as4d65a4d56asd4as6d54


 

presión con los nudillos sobre los glúteos
y las piernas Cierra el puño sin apretar y ma-
sajea las zonas congestionadas con los nudi-
llos. Esta maniobra puede ser muy eficaz, pero
ten cuidado cuando exista una falta de tono
muscular. Dibuja círculos y amasa localmente
para aumentar la circulación, pero siempre so-
bre zonas carnosas. Evita masajear directa-
mente sobre huesos y sobre la cara interna del
muslo.

as54d56a4d56a4d6a4d6as4d


percusión sobre los muslos Utiliza las ma-
nos, para efectuar una percusión cubital,
subiendo y bajando por el muslo para que
aumente la circulación. Debes mantener las mu-
ñecas sueltas y tocar con los meñiques. Los
movimientos tienen que ser precisos y ligeros
para conseguir el típico sonido de esta ma-
niobra. También puedes emplear otros tipos
de percusión, como el golpeteo y la percusión
cóncava, para estimular la circulación local.
Repite todos los movimientos en la otra pierna.

TRASTORNOS COMUNES: CELULITIS

 

 

bebecolllico - Método de masaje para bebés con cólico

Método de masaje para bebés con cólico

Para bebés con cólico, esta técnica para aliviar la retención de gases es extremadamente útil. Úntate las manos con un poco de aceite para masaje (3-5 gotas de tintura de hierba gatera en aceite de oliva o dealmendra da excelentes resultados), y alternando las manos, pasa la palma desde la caja torácica hasta la parte superior de las piernas, ahuecando las manos. Repítelo por lo menos cinco veces.
A continuación, junta las rodillas de tu hijo, flexiónalas y sostenías cerca del vientre durante treintasegundos, y luego suéltalas. Esto contribuye a mantener el cuerpo «conectado». Luego realiza el Pase Circular. Como recordarás de la sección dedicada al masaje del vientre, este pase consiste en trazar culos alrededor del ombligo en la dirección de las manecillas del reloj.
Con el bebé boca arriba frente a ti, desplaza la mano derecha desde justo debajo de la caja torácica (lado izquierdo del bebé) hasta la base del vientre con un movimiento vertical. A continuación, con la mano izquierda, describe un ángulo recto («L» invertida) empezando en el área situada debajo de la caja torácica en el lado derecho del niño, continuando hacia el lado izquierdo, con un movimiento horizontal, y por último, de nuevo con la mano derecha, un doble ángulo recto («U» invertida) empezando en la sección inferior del vientre, continuado hacia arriba hasta la caja torácica (lado derecho del bebé), hacia la derecha con un movimiento horizontal (lado izquierdo del niño) y finalmente hacia abajo. Personalmente, me gusta realizar varias veces cada etapa del pase y luego el pase completo, también
varias veces. Cuando hayas terminado, traza un círculo completo con las manos y luego continúa por debajo del ombligo hacia el lado derecho. Alterna las manos y describe el círculo con un movimiento ininterrumpi-do, apoyando una mano después de la otra. Trabaja con una presión moderada. ¡A los bebés les encanta! Finalmente, júntale de nuevo las rodillas, flexiónalas y mantenías cerca del vientre durante otros treinta segundos. Suelta las piernas y dales un suave masaje para aliviar la tensión. Repite tres veces la rutina completa.

bebecolllico

MEDIA UNO - Presion Media - parte uno

Presion Media – parte uno

PRESION MEDIA – PARTE UNO

Las técnicas con presión media ayudan a liberar la tensión de los músculos y se utilizan después de haber aplicado el aceite con el rozamiento. Comienza con suavidad; dependiendo de la respuesta que recibas, puedes aumentar la presión hasta que sientas cómo se relajan los músculos. Aplica estas técnicas a zonas musculares y carnosas.

 


 

AMASAMIENTO

 

PRESION        media
CONTACTO   dedos, toda la mano
El amasamiento es una de las técnicas más estimulantes. Realizada después del rozamiento con aceite para preparar los músculos, el amasamiento (como su propio nombre indica) los trabaja de forma repetitiva para relajarlos, liberar las tensiones y reducir el tono muscular. Se emplea en zonas grandes y carnosas, como los muslos, los glúteos y los músculos situados a ambos lados de la columna, pero no es adecuado para zonas delicadas o para trabajar sobre huesos.

 

Cómo hacerlo
Coloca las yemas de los dedos en posición. Presiona con el pulgar, alejando los músculos de ti; a continuación, sin perder el contacto, coge los músculos con los otros dedos y ruédalos hacia el pulgar. Cuando termines el movimiento, comienza de nuevo a amasar en una zona ligeramente diferente con la otra mano, de forma que trabajes a un ritmo alterno y constante. Cuando te hayas acostumbrado a los movimientos de amasamiento, haz que las palmas de tus manos entren también en contacto para dar mayor efectividad a la técnica.

 

Amasiamento sobre los muslos
Sitúate a un lado de tu compañero. Presiona los músculos con el pulgar y vuelve a rodarlos con los otros dedos. Comienza un movimiento similar con la otra mano, alternándolas hacia arriba y hacia abajo a lo largo del muslo. No te alejes de los músculos carnosos y evita la presión sobre la parte posterior de la rodilla y la cara interna del muslo.

presion media

 

Amasamiento de los glúteos
Sitúate junto a la zona lumbar de tu compañero. Inclínate sobre él y comienza a amasar el glúteo contrario, primero con una mano y después con la otrar hasta que hayas establecido el ritmo. Masajea las zonas carnosas para liberar todas las tensiones. Puedes utilizar bastante presión, pero recuerda que estos músculos están a menudo muy sensibles.

gluteos

Amasamiento de la espalda
Sitúate junto a la espalda de tu compañero. Inclínate y comienza a amasar las bandas musculares del lado opuesto de la columna. Trabaja a dos centímetros y medio de la columna como mínimo, empujando con los pulgares hacia el lado contrario al que estás. Después rueda los otros dedos hacia los pulgares, subiendo y bajando a lo largo de la columna, desde la zona lumbar hasta los hombros, siempre y cuando no amases por encima de ella.

la espalda 12321354

 

 

 


 

VACIADO NERVOSO

 

PRESIÓN         media
CONTACTO     toda la mano
El vaciado venoso se realiza en dirección ascendente en brazos y piernas, aplicando presión hacia el corazón. Utilizado después del roce, ayuda a liberar la tensión de los músculos y a estimular la circulación. Los pulgares y los dedos índices rodean el miembro mientras se aplica la presión con toda la mano. El vaciado venoso es también bueno para percibir los «nudos».

 

Cómo hacerlo
Coloca el pulgar y el índice sobre el brazo o la pierna de tu compañero, justo por encima de la articulación, formando una «V» con la mano. Aprieta mientras vas ascendiendo aplicando presión y haciendo contacto con toda la mano. A medida que vayas avanzando puedes presionar por separado con las dos manos, extendiéndolas para acomodarlas a la zona del cuerpo pero sin reducir la presión.

 

Vaciado venoso del antebrazo
Sostén el brazo de tu compañero por la muñeca, coloca el pulgar y el índice justo por encima de ésta y presiona deslizándolos sobre los músculos en dirección al codo. A partir de aquí el contacto debe hacerse con toda la mano. Aplica una presión relativamente firme, aflojándola justo por debajo del codo.

antebrazo

Vaciado venoso del muslo
Coloca ambas manos planas sobre el muslo de tu compañero, empezando justo por encima de la rodilla. Con una ano detrás de la otra, aplica una presión deslizante sobre los músculos en dirección a la cadera. Esta presión debe ser bastante firme, y puedes repetir la maniobra varias veces. Evita la cara interna de los muslos. En su lugar, abre las manos en abanico hacias la caderas.

muslo

 

 

Vaciado venoso de la pantorrilla
Sitúate junto a los pies de tu compañero y coloca ambas manos justo encima del tobillo, en forma de «V» y amoldándolas a la pierna. Presiona deslizándolas hacia la rodilla, aplicando una presión mayor sobre los músculos de la pantorrilla. Evita trabajar sobre venas varicosas, y afloja la presión al llegar debajo de la rodilla.

pantorrilla

 

 

 

 


 

RODADO CON LOS PULGARES

 

PRESIÓN       media
CONTACTO   pulgares
Utiliza el rodado con los pulgares para relajar los músculos, encontrar los «nudos» y conectar los movimientos de una zona a otra. Úsalo a lo largo de la columna o sobre zonas más pequeñas, como las manos, empleando los dedos como apoyo. Los pulgares se van alternando para conseguir un efecto constante.

 

Cómo hacerlo
Coloca uno de tus pulgares sobre el cuerpo de tu compañero y deslízalo lentamente sobre los músculos alejándolo de ti, empleando una presión media. Cuando alcances el final del movimiento, separa el pulgar del cuerpo con suavidad para llegar a la siguiente posición. Al hacerlo, comienza a deslizar el otro pulgar, de forma que ambos se alternen y sus posiciones se solapen.

 

Rodado sobre la columna
Sitúate junto a la cabeza de tu compañero. Inclínate hacia delante y comienza a deslizar uno de los pulgares sobre los músculos de un lado de la columna. Alterna con el otro pulgar levantando las manos entre movimientos, para llegar hasta la zona lumbar. Repite varias veces.

costas 123

Rodado sobre la mano
Sujeta la mano de tu compañero con tus dedos y rueda los pulgares sobre la palma. Este movimiento es un buen liberador de tensiones Oüttza el pulgar alejándolo de ti y repite con el otro, de forma que cubras la mayor superficie posible de la palma. La presión firme puede ser efectiva, pero comprueba siem pre si a tu compañero le resulta molesta.

manos 123

Rodado sobre la nariz
Ésta es una versión más suave para trabajar sobre zonas delicadas. Cuando estés trabajando en la cara de tu compañero, puedes utilizar una presión deslizante muy suave para maniobrar sobre toda la nariz, desde el puente hasta la punta. Emplea movimientos de rotación diminutos, que resultan realmente reconfortantes, para cubrir toda la zona.

cara 123

 

 

Continuación: Presión Media – parte dos

 

a56sds56a4d56a4d65a46d5 - MASAJE CHINO: AUTOMASAJE

MASAJE CHINO: AUTOMASAJE

MASAJE CHINO: AUTOMASAJE

 

 

El automasaje es una forma estupenda de localizar puntos que pueden ser
difíciles de encontrar en otras personas sin algo de práctica. Los puntos pueden
estar un poco sensibles y sentirás cómo resuena la energía cuando encuentras
el lugar exacto. Cuanto más practiques, más natural te resultará.

 

1 círculos con los dedos sobre los hom-
bros El cuello y los hombros siempre acu-
san la tensión, por lo que ésta es una bue-
na forma de relajarse. Coloca las manos
por encima de los hombros y localiza los
músculos a ambos lados de VG 14. Traza
círculos con las puntas de los dedos con
toda la firmeza que te resulte agradable
para relajarlos. Muévelas hacia los brazos
para dispersar las acumulaciones de chi.

 as56da54d56a456d54asd


 

2 apretar los hombros Coloca una mano
por detrás del hombro contrario y aprieta
los músculos entre los dedos y la zona hi-
potenar (la almohadilla situada justo enci-
ma de la muñeca). Hazlo hacia el cuello y
localiza VB 21, situado en línea con VG 14.
Percibirás una depresión sensible. Traza
círculos sobre el punto con las puntas de
los dedos y a continuación presiona direc-
tamente un poco más fuerte. Repite los
movimientos en el otro hombro.

56as4d56a4d56a4d6a4d


 

3 presión con los dedos sobre la zona
lumbar Coloca las manos por detrás de la
espalda, con las puntas de los dedos sobre
los músculos lumbares, a ambos lados de
la columna. Presiona con los dedos des-
cendiendo por los músculos y sobre el sa-
cro, el triángulo óseo situado en la base de
la columna. Esto estimula el meridiano de
la vesícula y relaja la zona lumbar.

PRECAUCIÓN No utilices los puntos VG 14, VB 21 ni
VB 30 durante el embarazo.

MASAJE CHINO: AUTOMASAJE


4 presión con los dedos sobre los glúteos
Localiza VB 30, a dos tercios del recorrido
desde los glúteos hacia las caderas y aproxi-
madamente a un tercio hacia abajo. Presió-
nalo y traza círculos sobre él con las puntas
de los dedos. Aunque es difícil conseguir la
misma presión en ti mismo que en un com-
pañero, te servirá para relajar la zona de la
cadera bastante bien.

56asds56a4dsa6d4as6d4


5 presión sobre las cejas Pellizca a lo largo
de la línea de las cejas con los pulgares y los
índices, desde el puente de la nariz hacia
las sienes. Pellizca y levanta al mismo tiem-
po, recorriendo el camino hacia VB 1. Pue-
des sentir esta depresión en la línea que
parte desde la cuenca del ojo. Presionar y
trazar círculos sobre él es fantástico para
aliviar la tensión y despertar los ojos can-
sados.

as56das564da4d56a4d56a4d


6 presión con el pulgar Sujeta una mano
con la otra y masajea sobre la parte carno-
sa del pulgar. Haz fuerza con los otros de-
dos por debajo. Localiza P 10, a medio
camino de esta zona carnosa del pulgar.
Traza círculos y luego presiona suavemen-
te, con la punta de tu pulgar activo, hacia
el hueso. Manten un momento, afloja y re-
pite en la otra mano.

56sadas56d546a546d56a54d


 

7 apretar las piernas Pellizca y aprieta ba-
jando por la cara externa de las dos pier-
nas, desde la parte superior de los muslos
hasta los tobillos. Aplica la presión entre los
pulgares y el resto de los dedos. Los movi-
mientos deben ser rápidos y vigorosos. Evi-
ta ejercer cualquier presión sobre las rodillas.
Repite varias veces para llevar la energía al
suelo.

56as4d56as4da46da54d


8 presión con los pulgares sobre los de-
dos de los pies Sujeta el pie por debajo y
coloca el pulgar de una mano sobre el pie
contrario, en la zona entre el pulgar y el ín-
dice del pie. Localiza IG 13 y presiónalo con
la punta del pulgar. Este punto puede es-
tar muy sensible, por lo que puedes trazar
círculos sobre él para dispersar la presión
y luego intentar apretarlo directamente.
Repite en el otro lado.

as56dasdad5as56d456as4d

 

VOLVER: MASAJE CHINO

masajesbebes2 - Los Múltiples beneficios del masaje para bebés

Los Múltiples beneficios del masaje para bebés

Realizar un masaje a tu hijo es una de las cosas más positivas y «nutritivas» que puedes hacer por él. Los beneficios son mutuos. En este libro aprenderás todo cuanto debes saber acerca de las mil y una formas maravillosas en las el masaje contribuye al desarrollo físico, cognitivo y emocional del bebé. Ten por seguro que también tú saldrás beneficiado. Sí, ya lo sé, es probable que pases todo el día apresurado y escaso de horas de sueño. Tal vez estés pensando: «Cómo voy a aprender a dar masajes a mi hijo? Voy a tener tiempo?».

¡Buenas noticias! El masaje ayudará a que duerma mejor y más profundamente, lo cual significa asimismo más horas de sueño para ti. Una madre que daba masajes rutinarios a su hija durante cinco o diez minutos antes de acostarla me dijo que ese ritual nocturno «ha contribuido a sentirme mejor conmigo misma y a mejorar mi calidad de vida».
Por otra parte, si eres un nuevo padre, el masaje también contribuirá a reducir tus preocupaciones en relación con tu capacidad para satisfacer las necesidades del niño. A decir verdad, muchas nuevas madres me comentan que se sienten mucho más relajadas después de haber realizado un masaje relajante al bebé. Asimismo, el masaje estrecha los lazos afectivos, algo particularmente importante para los pequeñines que tienen que permanecer algún tiempo en el hospital después del nacimiento, mejorando el vínculo patcenofilial. La rutina de masaje que te enseñaré es segura y adecuada para la mayoría de los bebés, pero no dudes en consultar al pediatra para que dé su consentimiento antes de hacerlo. En algunos casos, el masaje no es aconsejable. La rutina que aprenderás en la segunda parte de este libro es muy simple, aunque eficaz, y se ha transmitido de madres a hijas en India a lo largo de los siglos. Sus cualidades relajantes son incomparables. Seguir la secuencia recomendada te permitirá olvidar el «cómo» (excesivamente difícil para los padres que suelen dormir poco) y fluir con el ritmo. Asimismo, la creación de una rutina de masaje hace que el bebé se sienta más protegido y más seguro en su entorno. Si te preocupa «hacerlo bien», relájate. Las instrucciones paso a paso de este libro convertirán toda la «dureza» del aprendizaje en pura anécdota. He diseñado el libro y el body de masaje para padres sin experiencia en técnicas de masaje. Este método te enseñará a aplicar las manos de una forma más sutil, rítmica y delicada. Aprenderás una rutina de masaje básica pero completa que empieza con las piernas del bebé, continúa sistemáticamente en el vientre y el pecho, y finaliza con la espalda. Durante el proceso, te enseñaré a adaptarla a las necesidades especiales de tu hijo. Cuando te hayas familiarizado con el masaje básico, te explicaré algunos toques especiales que puedes añadir para acelerar la curación en el caso de
que padezca algún trastorno de menor importancia {indigestión o estreñimiento). Es muy probable que tu pequeñin se sienta como pez en el agua. Mienteras se desarrolla en el útero, el movimiento del líquido amniótico y de los órganos internos de la madre le proporcionan una especie de masaje durante los nueve meses de embarazo. Asimismo, las contracciones durante el parto lo somenten a un intenso «masaje» en su periplo a través del canal uterino, indicando a los pulmones el momento en el que el niño debe empezar a respirar por sí mismo. Ésta es una de las razones por las que los niños que han nacido por cesárea son más propensos a desarrollar transtornos respiratorios. Las comadronas y masajistas terapeutas describen el parto como el mejor masaje en la vida de un ser humano. Dado que el niño en el útero está sometido a una constante estimulación externa durante los nueve meses de gestación y del parto propiamente dicho, el masaje del bebé proporciona un extraordinario potencial de relax y sosiego al recién nacido. Es una forma excelente de hacerlo sentir confortable y seguro. Cuando hayas obtenido la autorización del médico, la rutina de masaje deberá ser diaria, por lo menos hasta los seis o nueve meses. A partir de ese momento, puedes reducir su frecuencia a un par de veces por semana. Observa detenidamente cualquier señal que indique una sobreestimulación. Cada bebé es único. Descubre cuántas caricias, masaje, comunicación verbal y otros aportes sensoriales necesita prestando atención a sus respuestas. Fíjate en si trata de eludir el contacto visual, si parece nervioso o muestra algún sintoma de desagrado. En tal caso, interrumpe la rutina y deja que descanse.

SHIATSU: SOLUCION RAPIDA CON SHIATSU

SHIATSU: SOLUCION RAPIDA CON SHIATSU

SHIATSU: SOLUCION RAPIDA CON SHIATSU

 

 

Esta versión reducida del masaje shiatsu contiene algunos de los pasos más
importantes. Realiza cada uno de ellos con igual atención y céntrate para
conseguir el mejor efecto. De acuerdo con el masaje completo, haz que
los cambios de postura de tu cuerpo sean los mínimos.

 

 

1 presión con las palmas sobre la espalda
Coloca tus manos con la zona hipotenar
entre los omóplatos de tu compañero, a
ambos lados de la columna. Tus dedos de-
ben apuntar hacia los lados del cuerpo.
Apóyate sobre las manos para aplicar pre-
sión sobre los músculos y estimular el me-
ridiano de la vejiga. Trabaja con una ca-
dencia constante hasta la zona lumbar.

SHIATSU: SOLUCION RAPIDA CON SHIATSU


 

2 presión con el codo sobre las caderas
Redondea el codo y colócalo sobre el glú-
teo. Localiza VB 30, a dos tercios de la an-
chura y un tercio de la altura del músculo.
Aplica una presión razonable sobre el cuer-
po. Continúa presionando sobre la cadera
y alrededor de ella. Repite en el otro lado
o, si crees que puedes lograrlo, intenta pre-
sionar con los dos codos sobre los glúteos
al mismo tiempo.

SHIATSU: SOLUCION RAPIDA CON SHIATSU


 

3 presión con las palmas sobre el abdo-
men Coloca una mano sobre el cuerpo
para apoyarte mientras presionas con la
otra alrededor del ombligo, en la dirección
de las agujas del reloj. Manten la palma
plana e intenta encontrar zonas de tensión.
Hacerlo de una forma regulada y relajada
estimula la liberación de tensiones, lo que
a su vez producirá una respiración más pro-
funda y completa.

SHIATSU: SOLUCION RAPIDA CON SHIATSU


 

4 tracción de cuello Siéntate detrás de la
cabeza de tu compañero. Desliza las ma-
nos por debajo del cuello hasta que pue-
das rodear con ellas la base del cráneo.
Asegúrate de que tu compañero está rela-
jado antes de echarte hacia atrás con todo
tu peso, estirando suavemente hacia ti.
Vuelve a deslizar las manos por debajo de
la parte posterior de la cabeza para bajar-
la de nuevo.

SHIATSU: SOLUCION RAPIDA CON SHIATSU

 

VOLVER: SHIATSU

 

38864 chi 25 01 isla de la juventud cs thumb - El propósito del masaje

El propósito del masaje

Por qué masajeamos y por qué es algo tan popular?

Lo hacemos sólo porque es agradable? Es cierto que resulta muy agradable, y a su alrededor ha crecido toda una industria de la salud, pero podríamos decir que el propósito del masaje es beneficiar a ambas en muchos niveles diferentes.

38864-chi_25_01_isla_de_la_juventud_cs-thumb

23AS2D1A21DAS233D21 - MASAJE INDIO DE CABEZA: APLICACION

MASAJE INDIO DE CABEZA: APLICACION

MASAJE INDIO DE CABEZA: APLICACION

 

Este masaje se realiza sentado, a través de la ropa. En primer lugar, se relaja la
parte superior de la espalda (donde almacenan mucha tensión) antes de trabajar
sobre el cuello y la cabeza. Los movimientos son rápidos y vigorosos, y estimulan
el sistema nervioso, además de los puntos y canales de energía.

 

 

El masaje indio de cabeza se conoce también
como champissage, de donde deriva la pala-
bra «champú». Ha venido siendo practicado
por las familias asiáticas desde hace más de
mil años y forma parte de un ritual de aseo y
belleza.

 

Ayuda a relajar los músculos, mejora la cir-
culación (especialmente en el cuero cabellu-
do, donde puede favorecer el crecimiento de
un pelo saludable) y estimula el flujo de la lin-
fa. También puede ayudar a aliviar dolores de
cabeza producidos por la tensión, problemas
de los senos nasales, fatiga ocular e incluso
trastornos de la mandíbula relacionados con
la tensión.

 

El masaje trabaja sobre los tres chakras su-
periores y puede inducir tranquilidad y relaja-
ción mental. Pueden utilizarse aceites (aun-
que no es necesario) en el cuero cabelludo,
que deben dejarse sobre el pelo varias horas.
Sólo se deben emplear en la última fase del
masaje. La postura del receptor debe ser er-
guida pero relajada, y un asiento con respal-
do bajo resulta ideal.

 

PUNTOS IMPORTANTES

Técnicas: Los movimientos principales son
la percusión, la rotación, la fricción, la pre-
sión con los dedos y la presión con vaivén.
Movimientos: Vigorosos y energéticos,
pero sensibles a la energía, manteniendo
una postura bien equilibrada y utilizando
el peso del cuerpo.

Equipo: Necesitas un asiento con respal-
do bajo, un pequeño almohadón o toalla
de apoyo y aceites para el pelo si decides
utilizarlos.

Respuesta: Comprueba en primer lugar
si existe algún problema de salud (en es-
pecial en el cuello) y pide a tu compañe-
ro que te vaya dando información, porque
las técnicas son relativamente vigorosas.
Duración: Un masaje indio de cabeza
dura unos treinta minutos.

 

La belleza del masaje indio de cabeza es
que puede realizarse prácticamente en cual-
quier sitio y dura un tercio menos que uno de
cuerpo entero.
Si bien es estimulante, el efecto que pro-
duce es de una absoluta sensación de bien-
estar, equilibrio y calma. Sin embargo, debes

tener especial cuidado cuando existan pro-
blemas en el cuello; en caso de duda, busca
consejo profesional.

 

 

MASAJE INDIO DE CABEZA: APLICACION

 

VOLVER: MASAJE INDIO DE CABEZA

A5SD4AS564DAS6DD4 - MASAJE INDIO DE CABEZA: EL PELO Y EL CUERO CABELLUDO

MASAJE INDIO DE CABEZA: EL PELO Y EL CUERO CABELLUDO

MASAJE INDIO DE CABEZA: EL PELO Y EL CUERO CABELLUDO

 

 

 

Estas maniobras deben realizarse con aceite, pues proporciona una sensación
voluptuosa y es bueno para el pelo. Si decides no utilizarlo, estos pasos pueden
ir directamente detrás de la secuencia previa sobre la cabeza. En cualquier caso,
la técnica del descanso (paso 4) es el contacto final de todo el masaje.

 

 

1 presión con los dedos Si vas a emplear
aceite, éste es el momento de aplicarlo.
Vierte un poco en tus manos y aplícalo al
pelo de tu compañero, frotándolo y masa-
jeándolo hasta las puntas. Si no utilizas
aceite, realiza esta secuencia antes de tra-
bajar sobre la cara. Comienza como si es-
tuvieras lavando la cabeza, aplicando pre-
sión con las puntas de los dedos para
conseguir una maravillosa relajación.

MASAJE INDIO DE CABEZA: EL PELO Y EL CUERO CABELLUDO


2 rotación Sujeta la cabeza de tu compañe-
ro con una mano y coloca las puntas de los
dedos de la otra sobre el cuero cabelludo.
Extiende los dedos y manten la posición.
Gira las puntas de los dedos sin desplazar-
las, de forma que se mueva el cuero cabe-
lludo debajo de tu mano en cada giro.
Cambia de manos para cubrir la mayor su-
perficie de la cabeza posible.

AS56D4AS56D4AS56D46


 

3 tirones Sujeta la cabeza con una mano e
introduce la otra por debajo del pelo, aga-
rrándolo firmemente desde la raíz. De este
modo impedimos que la técnica resulte do-
lorosa. Tira con bastante fuerza sin deslizar
y trabaja sobre todo el cuero cabelludo co-
giendo un pequeño mechón de pelo cada
vez. Esto resulta especialmente agradable
en la nuca. Cambia de mano para traba-
jar el resto de la cabeza.

A5SD4AS564DAS6DD4


4 descanso Para terminar, respira con calma
y coloca las manos justo por encima de la
corona de la cabeza de tu compañero.
Manten unos momentos y bájalas gra-
dualmente hasta que descansen sobre la
cabeza. Respira con calma una vez más,
manten la postura unos momentos y des-
liza las manos por encima de los hombros
de tu compañero para cerrar el masaje.

56S4DAS654DAS564DS6AD4

 

VOLVER: MASAJE INDIO DE CABEZA

as5d4sa65d4sa65ds4a6d4 - MASAJE HOLISTICO: LOS BRAZOS Y MANOS

MASAJE HOLISTICO: LOS BRAZOS Y MANOS

MASAJE HOLISTICO: LOS BRAZOS Y MANOS

 

Esta secuencia te proporciona una oportunidad de liberar la zona de los hombros y masajear las manos, lo que siempre da mucho placer. Masajea primero un lado del cuerpo y luego el otro, y utiliza una presión similar en cada brazo. La cara interna de los brazos puede ser sensible, por lo que deberás ejercer menos presión sobre ella.

 

1 rozamiento Frótate un poco de aceite en las manos y sitúate al lado de tu compañero. Coloca las dos manos justo por encima de la muñeca y súbelas por el brazo hacia el hombro. En el hombro debes separarlas y bajarlas de forma más suave hasta la muñeca. Esta maniobra te ayuda a aplicar el aceite y prepara el brazo para el masaje.

AS4DS6A5D45A6D4


2 vaciado venoso Sujeta el brazo con una mano y coloca los dedos de la otra mano justo por encima de la muñeca. Aprieta mientras subes por el antebrazo hacia el codo Aplica la presión con la zona de la mano situada entre el pulgar y el índice. Afloja al llegar al codo y repite, moviendo la mano a una posición ligeramente diferente cada vez.

a5s6d4sa56d4sa56d4sa64d


 

3 vaciado venoso Cambia la posición de la mano de sujeción para acomodar la técnica del vaciado venoso a los músculos de la axila. La presión debe aplicarse, una vez más, con la parte entre el pulgar y el índice y debe amoldarse a la forma del brazo. Comienza el movimiento justo por encima del codo y termina debajo de la axila, donde debes reducir la presión para evitar molestias.

56d4as6da4d56sa45d6as4d65


4 tracción Tras completar las técnicas anteriores, baja el brazo para que puedas ajustar tu agarre. Con una mano en la muñeca y la otra en el codo, levántalo para estirarlo por encima de la cabeza de tu compañero. Sostenlo justo por encima de la articulación del codo y estíralo hacia arriba, hasta que percibas resistencia. Baja el brazo protegiendo el codo y deposítalo estirado.

MASAJE HOLISTICO: LOS BRAZOS Y MANOS


 

5 vaciado venoso Este movimiento es una variación de la técnica del vaciado venoso que utiliza el contacto de toda la mano. Introduce una mano todo lo que puedas por debajo del omóplato de tu compañero y coloca la otra sobre el pecho, justo debajo de la clavícula. Aplica presión con las dos manos y aprieta hacia el brazo. Esto libera el omóplato y le permite apoyarse más sobre la superficie de masaje.

a5sd4sa56d4a6d4as65d4


 

6 amasamiento Esta maniobra puede resultar un poco complicada y deberás contener tus movimientos. Con el brazo completamente apoyado sobre la superficie, inclínate y masajea con los dedos sobre los músculos de la parte superior. Debes trabajar solamente sobre los músculos, y el contacto se realiza con todos los dedos. Repite subiendo y bajando por toda la zona vanas veces.

as6d5a6+d5sa6+ds5a6d


 

7 presión con los pulgares Sujeta el codo por abajo con los dedos, coloca los pulgares juntos en sentido longitudinal y muévelos hacia fuera siguiendo el pliegue del codo. Reduce la presión al completar la maniobra. Aunque sea un movimiento sencillo, resulta enormemente relajante y hace que la articulación del codo no se quede fuera del masaje.

5as4da6d4sa65d4


 

8 fricciones alternas Baja el brazo y coloca las manos alrededor del antebrazo, justo por debajo del codo. A continuación fricciona con las dos manos bajando por el brazo hasta la muñeca. Manten las manos rodeando la forma del brazo y aplica más aceite si fuera necesario para que el movimiento sobre la superficie de la piel resulte agradable. Repite varias veces.

as4d56a4d56a4d56ad4


9 presión con los pulgares Sujeta con los dedos la mano de tu compañero por debajo y coloca los pulgares juntos en el dorso. Muévelos hacia fuera sobre la mano aplicando presión y luego aflojándola cuando dobles los pulgares hacia la palma para completar la maniobra. Aplica en tres posiciones diferentes que se solapen para relajar la mano.

5as4d6a4da65d456as4d


10 círculos con el pulgar Sujeta la mano por debajo y presiona sobre la palma con las yemas de los pulgares mientras dibujas pequeños círculos. Cubre toda la palma, incluida la base de los dedos y la zona carnosa alrededor del pulgar. Las manos adquieren mucha tensión, por lo que debes emplear algún tiempo en estos movimientos, aunque debes tener cuidado por si alguna articulación está dolorida.

as56d4sa56d4sa6d4


11 vaciado venoso Gira de nuevo la mano y coloca los pulgares y los índices todo lo alto que puedas a cada lado de la mano. Muévelos lentamente hacia abajo, entre los tendones y los huesos, hasta llegar a los dedos. Trabaja sin detenerte sobre la mano hasta que hayas completado el movimiento en cada una de las cuatro posiciones. Siempre y cuando puedas deslizarte por la piel sin provocar incomodidad, la presión puede ser bastante firme.

5a6sd4s6ad456sa4d56asd4


12 tracción Coloca a continuación todos los dedos en la base de la mano de tu compañero y estira cada dedo, uno por uno. Trabaja a conciencia sobre las articulaciones y aprieta la punta de cada uno de ellos antes de cerrar el movimiento. Unos pases neurosedantes suaves o un balanceo también son una buena opción antes de repetir la secuencia en el otro brazo.

5a64d6as4d6a4d65