Entradas

presion ligera parte DOS - Presion Ligera - parte dos

Presion Ligera – parte dos

PRESION LIGERA – PARTE DOS

 

 


 

BALANCEO

PRESIÓN ligera
CONTACTO toda la mano

El balanceo es un buen movimiento para liberar el cuerpo de las tensiones. Ayuda como liberación final al cerrar una secuencia y sirve para relajar a tu compañero antes de comenzarla. Es un estímulo a dejarse ir. Balancea los miembros o el torso mientras tu compañero está tumbado sobre la espalda.

Cómo hacerlo

Coloca las manos, planas y con las muñecas relajadas, a ambos lados del cuerpo de tu compañero. Empújalo  uavemente con una mano y a continuación repite con la otra en el lado contrario, de forma que generes un sua- ve  ovimiento de vaivén. Ve cambiando la posición de las manos mientras lo haces, para que puedas llegar a mover las  áximas zonas del cuerpo posibles. Los movimientos deben ser suaves y no demasiado rápidos.

Balanceo de la pierna

Coloca las manos, con los dedos hacia arriba y a ambos lados del muslo de tu compañero. Balancea suavemente toda  a pierna, hasta llegar al tobillo, empleando movimientos alternantes de las manos. Repite mientras vas subiendo hasta el muslo de nuevo y termina volviendo a bajar hasta el tobillo, asegurándote de que todas las articulaciones se relajan bajo tus manos.

presion ligera

Balanceo del brazo

Si el brazo de tu compañero está sujeto y apo yado, puedes realizar los movimientos de balanceo. En caso contrario, levántalo y coloca ambas manos alrededor de la parte superior. Sin soltar, balancea hacia abajo, en dirección al codo. Dobla el brazo por el codo y bájalo hasta la superficie para apoyarlo. Después continúa los movimientos hasta la muñeca.

 

Balanceo de la parte delantera del cuerpo

Coloca una mano a la altura del pecho de tu compañero y la otra en la cadera. Comienza los movimientos de balanceo con la mano superior y continúa con la inferior. Sin perturbar el ritmo, ve cambiando gradualmente la posición de las manos, de forma que la superior se mueva hacia la cadera y la inferior, hacia el pecho.

balanceo 1

 

 

 


 

PELLIZQUEO

PRESION         ligera
CONTACTO     yemas de los dedos
El pellizqueo es un movimiento ligero, agradable y estimulante. Se van alternando ambas manos, la acción es entrecortada y el toque, muy ligero. Es muy bueno para trabajar la cabeza y puede sustituirse por los pases neurosedantes al final de una secuencia corporal.

 

 

Cómo hacerlo

Coloca las yemas de los dedos de ambas manos sobre el cuerpo de tu compañero. Separa una mano pellizcando suavemente la superficie de la piel. Repite el movimiento con la otra mano, alternándolas para cubrir toda la zona. Manten un ritmo rápido y ligero.

 

Pellizcar la cabeza

Sitúate de pie detrás de tu compañero. Apoya las yemas de los dedos sobre el cuero cabelludo y separa una de las manos de la cabeza mientras tiras suavemente del pelo. Repite el movimiento con la otra mano, alternando con un ritmo rápido hasta que hayas cubierto toda la cabeza.

 

pellizacar

 

 

Pellizcar las piernas

Sitúate a la altura de las rodillas de tu compañero. Coloca ambas manos sobre el muslo y comienza los movimientos de pellizqueo. Trabaja subiendo y bajando por la pierna, alternando las manos. Termina la secuencia en el tobillo.

 

piernas asdasd

 

Pellizcar la espalda

A un lado de tu compañero, coloca las manos sobre la parte superior de la columna. Pellizca ligeramente con las yemas de los dedos mientras vas descendiendo hasta la zona lumbar, una mano después de la otra. Esto estimula la superficie de la piel y lleva la atención a la bajada por la columna vertebral.

las espalda pellizcar