Entradas

6asd5a6d5a6d5sa6+d5as+d5 - MASAJE HOLISTICO: EL PECHO

MASAJE HOLISTICO: EL PECHO

MASAJE HOLISTICO: EL PECHO

 

Cuando se masajea el pecho, se pueden emplear movimientos amplios con los hombres, pero es necesario adaptarlos con una mujer. Para los hombres, utiliza más aceite en las zonas cubiertas de vello. Para las mujeres, ten una toallita para cubrir los senos y evita trabajar sobre los tejidos delicados de la zona.

 

 

1 rozamiento Sitúate junto a la cabeza de tu compañero. Frótate un poco de aceite entre los dedos. Coloca las dos manos juntas y planas en la parte superior del pecho. Baja barriendo por el centro del pecho hasta el final de la caja torácica, evitando cualquier contacto con los senos Para impedir que la otra persona sienta pudor, puedes adaptar las maniobras y utilizar una toallita sobre la zona.

56as4da56d4a56d4


2 rozamiento Separa las manos en la base de la caja torácica y vuelve a subirlas por los lados del cuerpo hasta las axilas. Mantenlas amoldadas a las costillas y reduce la presión. Repite estas maniobras varias veces, de manera que formen un movimiento fluido y continuo.

a5s6d4a56d45a6d4


 

3 presión con los pulgares Coloca las yemas de los pulgares debajo de las clavículas, a ambos lados del esternón. Presiona hacia abajo y sigue la línea de las costillas hacia el hombro. Repite por debajo de la siguiente costilla sin aplicar presión sobre los huesos. Esto ayuda a relajar los músculos situados entre las costillas.

a4s5da4d56a4d56a4d6as5d4


 

4 presión con los pulgares Cuando se está trabajando sobre el pecho, es importantísimo evitar los pezones y los senos. Por consiguiente, cuando llegues al centro, puedes adaptar las maniobras y cambiarlas por una simple presión con los pulgares entre las costillas. Presiona hacia abajo con las yemas de los dos dedos al mismo tiempo, y a continuación afloja de manera uniforme y con lentitud. Repite en tres o cuatro posiciones a lo largo del centro de la caja torácica.

MASAJE HOLISTICO: EL PECHO


 

5 presión con los dedos Coloca las manos sobre la caja torácica de tu compañero, con la zona hipotenar a los lados del esternón. Deslízalas sobre las costillas utilizando la zona hipotenar y las palmas, siguiendo la línea de aquéllas. A continuación vuelve a recogerlas por los lados de la caja torácica con los dedos extendidos, presionando entre los huesos. Repite varias veces realizando un único movimiento continuo para relajar el pecho.

a54das56d456a4das56d4


 

6 presión con la zona hipotenar Cuando vuelvas a la parte superior del pecho, coloca la zona hipotenar a ambos lados del esternón, justo por debajo de las clavículas. Aplicando presión con ella, lleva las manos hacia fuera en dirección a los hombros Repite bajo las clavículas varias veces, aliviando la presión al completar cada pasada.

6asd5a6d5a6d5sa6+d5as+d5


 

7 presión con los dedos Pasa a las costillas inlenores de un lado del cuerpo. Coloca los dedos entre las costillas y empújalas hacia atrás sobre la caja torácica, una mano después de la otra. Barre con ambas manos hacia arriba por el centro del pecho y termina la maniobra con unos ligeros pases neurosedantes diagonalmente hasta el hombro contrario. Sin cambiar de posición, repite en el lado contrario.

a56s4d56as4das56d4as6d4


 

8 presión con la zona hipotenar Para cerrar la secuencia, coloca las dos manos sobre la parte superior de los hombros. Empuja hacia abajo con la zona hipotenar, de forma que los hombros de tu compañero se relajen visiblemente. Repite, deja las manos quietas un momento y termina la secuencia acariciando los hombros.

86as5d4as54da56s4das57da

asd456sa4da564d56asd4 - MASAJE HOLISTICO: LA CARA

MASAJE HOLISTICO: LA CARA

MASAJE HOLISTICO: LA CARA

 

El masaje de cara es algo maravilloso. La piel del rostro es delicada, por lo que debes mantener las manos estables, los movimientos deben ser precisos y las maniobras, suaves, especialmente alrededor de los ojos. La presión puede ser más firme  cuando estés trabajando con un hombre, sobre todo alrededor de la mandíbula.

 

 

1 rozamiento Frótate una pequeña cantidad de aceite entre los dedos. Extiéndelo ligeramente sobre la piel de tu compañero aplicando tres barridos hacia fuera sobre la cara, cubriendo la frente, las mejillas y la barbilla. Levanta las manos para evitar los ojos y aplica sólo el aceite suficiente para que tus dedos se deslicen.

 

56asd4sa56d4as6d4


2 presión con los pulgares Coloca los pulgares juntos en toda su longitud sobre la mitad de la frente. Lentamente llévalos  hacia fuera, a las sienes, con un movimiento de barrido. Repite dibujando tres líneas hasta que hayas cubierto toda la zona. La última pasada debe realizarse justo por encima de las cejas. Es un buen movimiento para relajarse tanto mental como físicamente.

asd4sa56ds4a56d4a65d


 

3 presión con los pulgares Coloca las puntas de los pulgares sobre las cejas, justo al lado del puente de la nariz. Muévelas  hacia fuera, siguiendo la línea de las cejas, hasta las sienes, y levántalas. Puedes ejercer una cantidad considerable de presión. El contacto debe realizarse con los lados de los pulgares. Repite varias veces para relajar el entrecejo y los ojos.

8asdsa56d4as6d4a6d4


 

4 presión con dedo y pulgar Coloca las puntas de los índices justo por debajo de las cejas, sobre el arco óseo de las cuencas de los ojos. Con las dos manos al mismo tiempo, presiona ligeramente a intervalos regulares hacia la comisura exterior de los ojos. Para trabajar por el arco inferior debes utilizar los pulgares, repitiendo los pequeños movimientos a lo largo de las cuencas de vuelta hacia el puente de la nariz.

assd4s5a6d46asd46asd4


 

5 rodado con los pulgares Coloca los dos pulgares justo debajo del puente de la nariz de tu compañero y aplica unos movimientos pequeños, suaves y rodados hasta la punta. Trabaja con los pulgares ligeramente inclinados y manten el resto de los dedos levantados, de forma que no toquen la nariz y, sobre todo, que no den en los ojos. Utiliza las maniobras de forma alterna para llevar las manos a la posición correcta para masajear las mejillas.

 

89asd7sa89d7as98dasd


6 presión con la zona hipotenar Coloca ambas manos ligeramente en diagonal sobre la cara, con la zona hipotenar a ambos lados de la nariz. Cuando estés en posición correcta, establece el contacto y barre sobre los pómulos. Es muy agradable sentir presión sobre las mejillas, pero ve reduciéndola gradualmente al llegar a las orejas. Repite varias veces, asegurándote de que tienes suficiente aceite como para no estirar la piel.

asd456sa4da564d56asd4


 

7 presión con la zona hipotenar Repite el movimiento anterior, empezando en la barbilla y recorriendo la mandíbula inferior. Mantén las manos amoldadas a la formade la mandíbula y muévelas hacia arriba, en dirección a las orejas. Levanta las manos con suavidad al final de la maniobra y repite varias veces. También puedes utilizar los dedos y las palmas de las manos.

MASAJE HOLISTICO: LA CARA


 

8 sentir la energía Coloca las dos manos ligeramente por encima de la cara de tu compañero, con las palmas cubriendo más o menos los ojos. Descansa y calma tu mente. Centra tu atención en tus manos y en todas las sensaciones que percibas, sin cambiar la posición. Luego concéntrate en el rostro de tu compañero y observa nuevamente las sensaciones que te lleguen. Levanta las manos con suavidad para completar la secuencia.

 

56as4d56as4das56d46

as5dad65sa4d56a4da6d54 - MASAJE HOLISTICO: EL ABDOMEN

MASAJE HOLISTICO: EL ABDOMEN

MASAJE HOLISTICO: EL ABDOMEN

 

El masaje del abdomen es importante porque beneficia a los órganos internos
y ayuda al cuerpo a relajarse. Esta zona puede estar emocionalmente cargada
y sensible, por lo que debes adaptar los movimientos a las necesidades de tu
compañero y ser suave durante la menstruación. Evítalo durante el embarazo.

 

1 rozamiento Sitúate en una ligera diagonal con respecto a tu compañero. Frótate un poco de aceite entre los dedos, calentándolo antes del primer contacto. Coloca las manos planas sobre el abdomen y traza círculos alrededor del ombligo en la dirección de las agujas del reloj. La presión debe ser bastante suave porque esta zona es particularmente sensible. El  objetivo de este movimiento es extender el aceite.

asd5a6d5a+d5a6+d5a6d5+a65d


 

2 círculos En esta posición, ahora se aplica un poco más de presión para relajar el abdomen. Una mano debe seguir a la otra para que los círculos formen una serie de movimientos fluidos. Trabaja en la dirección de las agujas del reloj alrededor del ombligo. Manten el contacto con toda la mano, con una presión relajada y uniforme, para provocar una sensación de seguridad y tranquilidad Los movimientos siguen siendo lentos.

5asd4a56d4a56d4a56d4


 

3 círculos Sigue dibujando círculos hasta llegar al punto en que se cruzan las manos. Levanta la primera, crúzala sobre la otra y vuelve a bajarla justo debajo de ella para continuar la maniobra. La segunda mano debe mantener el contacto. De esa forma los círculos son continuados y los pases resultan suaves y uniformes.

56asd456ad45a6d456ad4


4 círculos Continúa trazando círculos amplios y lentos con una mano para mantener el abdomen relajado, y a continuación introduce otros círculos pequeños con las puntas de los dedos junto con los primeros. Los círculos deben deslizarse sobre la piel sin profundizar, y la segunda mano debe seguir a la primera manteniendo los movimientos largos, lentos y relajantes. Trabaja una vez dando una vuelta completa al ombligo.

as5dsa6d4a65d4a65d4a65d4


 

5 presión con las palmas Puedes incorporar este movimiento a los círculos. Cuando tus manos alcancen la caja torácica de tu compañero, coloca una mano plana sobre un lado del cuerpo justo debajo de las costillas. Presiona hacia abajo lenta y uniformemente, y luego afloja la presión. Continúa el círculo en el otro lado del cuerpo y repite debajo de las costillas. Ten muy en cuenta el grado de comodidad de tu compañero; es preferible ejercer muy poca presión a ejercer una presión excesiva.

56as4d56a4d56sa4d6as54d


6 círculos Utilizando sólo los dedos, dibuja círculos suaves sobre el plexo solar (el hueco del estómago). Esta zona puede estar muy tensa, pero es también extremadamente sensible. Traza los circuios con los dedos planos en el sentido de las agujas del reloj, teniendo los de la otra mano encima para dirigir los movimientos en caso necesario. Concéntrate en crear una sensación de relajación, irradiando calor de tus manos.

a5s4d6a4d56ad4as56d4as5d4


 

7 fricciones alternas Coloca las manos sobre las caderas, una a cada lado del cuerpo. Lentamente llévalas una hacia la otra por encima del abdomen para hacerlas llegar di lado opuesto. Debes centrarte en deslizar y amoldar las manos a las caderas ejerciendo poca presión sobre el abdomen. Aplica más aceite si fuera necesario.

as5dad65sa4d56a4da6d54


 

8 sentir la energía Para cerrar la secuencia, descansa las dos manos planas sobre el abdomen, a ambos lados del ombligo. Respira con calma y centra tu atención primero en las manos y luego en la respiración de tu compañero, que debe haberse hecho más profunda y relajada. Manten las manos quietas unos momentos. Esto producirá una sensación tranquilizadora y relajante.

MASAJE HOLISTICO: EL ABDOMEN

56asd4as56d4sa564ds56a4d - MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES PARTE UNO

MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES PARTE UNO

MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES

 

Sitúate en un lugar desde el que puedas masajear toda la longitud de las piernas y completa cada secuencia en un lado del cuerpo antes de empezar en el otro. Intenta utilizar una presión similar en ambos lados. Es una gran oportunidad de trabajar sobre las articulaciones después de haber relajado los músculos.

 

 


 

1 rozamiento Sitúate junto a los pies de tu compañero. Vierte un poco de aceite en tus manos y colócalas juntas justo por encima del tobillo. Deslízalas sobre la pantorrilla sin separarlas, reduciendo la presión en la rodilla y continuando el movimiento hasta la cadera. Sepáralas en la parte superior del muslo y regresa de forma más suave descendiendo por el lado exterior de la pierna hasta el tobillo.

5a4sd56a4d56as46d4a6d


 

2 vaciado venoso Rodea la pierna con las manos justo por debajo de la pantorrilla. Forma una «V» con los pulgares y el resto de los dedos y agarra suavemente con estos últimos. Asciende apretando por la pantorrilla hasta la rodilla, donde deberás aflojar la presión, y termina el movimiento. Repite pero no masajees sobre posibles venas varicosas.

asd456d4a56d4as65d4


 

3 presión con la zona hipotenar Continúa el movimiento de vaciado venoso subiendo por el muslo y luego utiliza la zona hipotenar para ejercer una mayor presión. Estos músculos tienden a estar bastante tonificados, por lo que puedes utilizar sin peligro el peso de tu cuerpo. Evita la cara interior del muslo. Manten las manos en ángulo para que no exista contacto con los
dedos ni las palmas.

as54d56sa4d56a4da65d4


 

4 presión de los dedos Utiliza las yemas de los dedos para presionar alrededor de la articulación de la cadera. Cuando la hayas localizado, presiona rodeándola con los dedos corazón y anular, aplicando una presión uniforme hacia dentro y volviendo a soltarla también de manera uniforme. Consulta con tu compañero porque esa zona puede ser muy sensible, pero la relajación muscular resulta muy agradable.

MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES


 

5 amasamiento Ajusta tu posición hasta quedar de frente a tu compañero. Coloca las manos sobre los músculos del muslo y amasa, presionando hacia dentro con un pulgar y rodando los dedos hacia ti. Con este último movimiento, comienza la maniobra con la otra mano. Amasa los músculos para relajarlos, evitando ejercer presión sobre la cara interna del muslo y la rodilla.

56as4das564d6as54d6as5d4


 

6 fricciones alternas Coloca las manos a un lado de la pierna, justo por debajo de la rodilla Fricciona sobre la pierna con las dos manos, deslizando una de ellas hacia ti y la otra en dirección contraria Continúa con rapidez y ligereza hacia el tobillo, manteniendo el contacto con toda la mano. Asegúrate de que deslizas las manos en lugar de estirar la piel, y aplica más aceite en caso necesario.

56asd4as56d4sa564ds56a4d


 

7 rotación Dobla la pierna hacia atrás y sujétala por el tobillo con una mano mientras agarras con la otra la planta del pie. Tus dedos deben estar sobre la almohadilla del pie con la palma firme sobre la planta. Comienza a rotar el tobillo lentamente, recorriendó toda su amplitud de movimiento. Repite en dirección contraria; a continuación, baja lentamente la pierna.

as6d4as56d4a65d4sa6d4


 

8 tracción Coloca una mano debajo del tobillo y la otra justo por encima del talón. Levanta la pierna ligeramente con la mano inferior y tira suavemente de ella hacia ti. Puedes notar el efecto del movimiento en la cadera. Tu compañero debe relajar la pierna sin intentar estirarla ni ayudar. Suelta con suavidad y acaricia el pie.

5a6sd456a4das56d46as5d4

CONTINUACCION: MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES PARTE DOS

 

as5d4sa65d4sa65ds4a6d4 - MASAJE HOLISTICO: LOS BRAZOS Y MANOS

MASAJE HOLISTICO: LOS BRAZOS Y MANOS

MASAJE HOLISTICO: LOS BRAZOS Y MANOS

 

Esta secuencia te proporciona una oportunidad de liberar la zona de los hombros y masajear las manos, lo que siempre da mucho placer. Masajea primero un lado del cuerpo y luego el otro, y utiliza una presión similar en cada brazo. La cara interna de los brazos puede ser sensible, por lo que deberás ejercer menos presión sobre ella.

 

1 rozamiento Frótate un poco de aceite en las manos y sitúate al lado de tu compañero. Coloca las dos manos justo por encima de la muñeca y súbelas por el brazo hacia el hombro. En el hombro debes separarlas y bajarlas de forma más suave hasta la muñeca. Esta maniobra te ayuda a aplicar el aceite y prepara el brazo para el masaje.

AS4DS6A5D45A6D4


2 vaciado venoso Sujeta el brazo con una mano y coloca los dedos de la otra mano justo por encima de la muñeca. Aprieta mientras subes por el antebrazo hacia el codo Aplica la presión con la zona de la mano situada entre el pulgar y el índice. Afloja al llegar al codo y repite, moviendo la mano a una posición ligeramente diferente cada vez.

a5s6d4sa56d4sa56d4sa64d


 

3 vaciado venoso Cambia la posición de la mano de sujeción para acomodar la técnica del vaciado venoso a los músculos de la axila. La presión debe aplicarse, una vez más, con la parte entre el pulgar y el índice y debe amoldarse a la forma del brazo. Comienza el movimiento justo por encima del codo y termina debajo de la axila, donde debes reducir la presión para evitar molestias.

56d4as6da4d56sa45d6as4d65


4 tracción Tras completar las técnicas anteriores, baja el brazo para que puedas ajustar tu agarre. Con una mano en la muñeca y la otra en el codo, levántalo para estirarlo por encima de la cabeza de tu compañero. Sostenlo justo por encima de la articulación del codo y estíralo hacia arriba, hasta que percibas resistencia. Baja el brazo protegiendo el codo y deposítalo estirado.

MASAJE HOLISTICO: LOS BRAZOS Y MANOS


 

5 vaciado venoso Este movimiento es una variación de la técnica del vaciado venoso que utiliza el contacto de toda la mano. Introduce una mano todo lo que puedas por debajo del omóplato de tu compañero y coloca la otra sobre el pecho, justo debajo de la clavícula. Aplica presión con las dos manos y aprieta hacia el brazo. Esto libera el omóplato y le permite apoyarse más sobre la superficie de masaje.

a5sd4sa56d4a6d4as65d4


 

6 amasamiento Esta maniobra puede resultar un poco complicada y deberás contener tus movimientos. Con el brazo completamente apoyado sobre la superficie, inclínate y masajea con los dedos sobre los músculos de la parte superior. Debes trabajar solamente sobre los músculos, y el contacto se realiza con todos los dedos. Repite subiendo y bajando por toda la zona vanas veces.

as6d5a6+d5sa6+ds5a6d


 

7 presión con los pulgares Sujeta el codo por abajo con los dedos, coloca los pulgares juntos en sentido longitudinal y muévelos hacia fuera siguiendo el pliegue del codo. Reduce la presión al completar la maniobra. Aunque sea un movimiento sencillo, resulta enormemente relajante y hace que la articulación del codo no se quede fuera del masaje.

5as4da6d4sa65d4


 

8 fricciones alternas Baja el brazo y coloca las manos alrededor del antebrazo, justo por debajo del codo. A continuación fricciona con las dos manos bajando por el brazo hasta la muñeca. Manten las manos rodeando la forma del brazo y aplica más aceite si fuera necesario para que el movimiento sobre la superficie de la piel resulte agradable. Repite varias veces.

as4d56a4d56a4d56ad4


9 presión con los pulgares Sujeta con los dedos la mano de tu compañero por debajo y coloca los pulgares juntos en el dorso. Muévelos hacia fuera sobre la mano aplicando presión y luego aflojándola cuando dobles los pulgares hacia la palma para completar la maniobra. Aplica en tres posiciones diferentes que se solapen para relajar la mano.

5as4d6a4da65d456as4d


10 círculos con el pulgar Sujeta la mano por debajo y presiona sobre la palma con las yemas de los pulgares mientras dibujas pequeños círculos. Cubre toda la palma, incluida la base de los dedos y la zona carnosa alrededor del pulgar. Las manos adquieren mucha tensión, por lo que debes emplear algún tiempo en estos movimientos, aunque debes tener cuidado por si alguna articulación está dolorida.

as56d4sa56d4sa6d4


11 vaciado venoso Gira de nuevo la mano y coloca los pulgares y los índices todo lo alto que puedas a cada lado de la mano. Muévelos lentamente hacia abajo, entre los tendones y los huesos, hasta llegar a los dedos. Trabaja sin detenerte sobre la mano hasta que hayas completado el movimiento en cada una de las cuatro posiciones. Siempre y cuando puedas deslizarte por la piel sin provocar incomodidad, la presión puede ser bastante firme.

5a6sd4s6ad456sa4d56asd4


12 tracción Coloca a continuación todos los dedos en la base de la mano de tu compañero y estira cada dedo, uno por uno. Trabaja a conciencia sobre las articulaciones y aprieta la punta de cada uno de ellos antes de cerrar el movimiento. Unos pases neurosedantes suaves o un balanceo también son una buena opción antes de repetir la secuencia en el otro brazo.

5a64d6as4d6a4d65

5a6s4da56d4as6d4 - MASAJE HOLISTICO: CUELLO Y EL CUERO CABELLUDO

MASAJE HOLISTICO: CUELLO Y EL CUERO CABELLUDO

MASAJE HOLISTICO: CUELLO Y EL CUERO CABELLUDO

 

El trabajo en la parte delantera debe ser más suave que el de la espalda. La mayoría tenemos tensión en el cuello, por lo que debes trabajar dentro de los límites de tu compañero. Los estiramientos proporcionan una gran liberación. Cuanto más seguro resulte tu contacto, más agradables resultarán los movimientos.

 

 


1 rozamiento Frótate una mínima cantidad de aceite sobre las yemas de los dedos. Sitúate junto a la cabeza de tu compañero y coloca las manos sobre sus hombros. A continuación barre sobre éstos hasta que tus manos se junten en la nuca. Llévalas lentamente hacia arriba, hasta la base del cráneo, y afloja. Repite varias veces para dar confianza a tu compañero y ayudarle a relajarse.

 

a5sd4as56d4as56d4


2 balanceo Éste es un movimiento muy lento, suave y sensible diseñado para relajar el cuello. Coloca una mano a un lado del  cuello, justo por debajo del cráneo. Debes tocarle con toda la palma. Balancea suavemente hacia un lado, guiando el  movimiento con tu mano. Cuando la cabeza se ha girado hacia ese lado, comienza un segundo movimiento de balanceo con la  palma de la otra mano para que la cabeza se gire en la otra dirección. Repite varias veces.

a23sd2a3


3 tracción Coloca las manos juntas debajo del cuello y amóldalas a la base del cráneo. Levanta ligeramente la cabeza y tira de  ella con mucha suavidad hacia ti; a continuación, afloja y bájala lentamente. Este movimiento proporciona un buen  estiramiento, pero debe evitarse si existen problemas en la zona. Esta técnica requiere práctica y es mejor hacerla contando con la respuesta de tu compañero como ayuda.

56as4d56ad4as56d4sa6d


4 presión con los dedos Gira la cabeza envolviendo con los dedos alrededor de las orejas de tu compañero y sosteniéndola con las dos manos. Apóyala sobre una mano mientras introduces la otra por debajo del hombro contrario. Mueve los dedos a lo largo de los músculos hasta el lado de la columna, presionando contra el cuerpo hasta llegar a la base del cráneo.

5a6s4da56d4as6d4


 

5 presión con los dedos Presiona con los dedos alrededor de la base del cráneo de tu compañero, empezando junto a la columna vertebral y moviéndote hacia la oreja. La presión debe ejercerse justo debajo del cráneo, pero sin que sea demasiado profunda, pues esa zona puede estar muy sensible. Presiona despacio y de manera uniforme para obtener mejores resultados.

 

56a4das564das56d4as


6 presión con la palma Coloca la palma de la mano sobre la parte superior del hombro de tu compañero. Manteniendo un contacto total, llévala lentamente sobre los músculos en dirección hacia el cuello. Termina el movimiento en la base del  cráneo. La mano debe estar amoldada al cuerpo para que la maniobra resulte voluptuosa y relajante. Repite varias veces.

 

asd4as65d4as56d4as56d


7 rotación Partiendo de la base del cráneo, lleva las puntas de los dedos hasta justo por encima de la línea de nacimiento del pelo y efectúa pequeñas rotaciones sobre distintos puntos del cuero cabelludo, cubriendo tanta superficie de la cabeza como alcances. La presión puede ser bastante firme, pero ten cuidado de no tirar del pelo. A continuación cambia de mano y repite  la secuencia del cuello por el otro lado.

 

as56d4a56das4d56as4


8 rotación Con la cabeza de vuelta a la posición central, coloca ambas manos sobre la parte delantera del cuero cabelludo y efectúa rotaciones sobre puntos concretos, como si estuvieras lavando el pelo. A continuación pasa los dedos por el pelo para cerrar los movimientos y relajar completamente a tu compañero.

MASAJE HOLISTICO: CUELLO Y EL CUERO CABELLUDO


 

as56d56sa4d5as56d56a546d - MASAJE HOLISTICO: AUTOMASAJE

MASAJE HOLISTICO: AUTOMASAJE

MASAJE HOLISTICO: AUTOMASAJE

 

Con un poco de ingenio puedes aplicarte un automasaje prácticamente en
cualquier parte del cuerpo y experimentar los beneficios que normalmente ofreces
a otras personas. El automasaje te ofrece también la oportunidad de encontrar
puntos que pueden resultar difíciles de localizar sin experiencia en un compañero.

 

 

1 amasamiento de los hombros Sentado en posición erguida, coloca una mano sobre el hombro contrario y localiza el reborde muscular de la zona superior. Amásalo con una mano desde el cuello hacia el brazo y de vuelta al cuello.  Sencillamente masajea los músculos en lugar de trabajar sobre el hueso Presiona con el pulgar y amasa con los otros dedos hasta que se relaje la zona. Repite en el otro hombro.

as56d4as56d4a56d4a65d4


2 envolver los hombros Ésta es una buena forma de tonificar los músculos. Coloca una mano sobre el hombro contrario, con la palma directamente encima de los músculos. Ve dando palmaditas con la mano cóncava desde el cuello hacia el brazo,  produciendo un sonido hueco. Manten la mano relajada con la palma levantada, haciendo contacto con la zona hipotenar y los dedos. Los movimientos deben ser bastante rápidos. Repite en el otro hombro.

asd4a56d4a56d4a56d54


 

3 presión de los pulgares sobre el cuello Coloca las manos por detrás del cuello, con los pulgares sobre los músculos situados a ambos lados de la columna vertebral. Traza círculos pequeños sobre los músculos utilizando las puntas de los dedos para apoyarte. Trabaja lentamente subiendo por el cuello, sin utilizar demasiada presión, hasta llegar a la base del cráneo. Debes sentir cómo se te relaja el cuello. Si no es así, repite los movimientos.

56a4sd4as56d4as6d4a56sd4


 

4 presión con los dedos sobre el cráneo Coloca las dos manos en la base del cráneo, a ambos lados de la columna. Presiona por debajo del cráneo con los dedos corazón y anular, moviendo las manos hacia las orejas al mismo tiempo. Presiona lentamente y afloja igual de lento, ejerciendo la presión que te parezca adecuada. Presiona a intervalos regulares y detente justo detrás de las orejas.

56asd46a545da64d6a4d


 

5 rotación sobre la cabeza Coloca las puntas de los dedos de las dos manos sobre el cuero cabelludo, y a continuación presiona y rota sin desplazar los dedos, utilizando los pulgares como anclas para mantener los dedos estables. Intenta conseguir el máximo movimiento posible. Trabaja todo el cuero cabelludo para relajar todas las tensiones, sin olvidar la nuca y alrededor de las orejas.

56as45dad4as6d4as6d4


6 presión de los dedos sobre las cuencas de los ojos Utiliza las yemas de los dedos índices para presionar a lo largo del borde inferior de las cuencas de los ojos. Comienza en el puente de la nariz y trabaja hacia las sienes. Utiliza tanta presión como te resulte agradable para aliviar todas las tensiones existentes alrededor de los ojos. Presiona uniformemente a  intervalos regulares, manteniendo los movimientos ligeros y relativamente rápidos. Evita estirar la piel.

asd456sa56dsa546d56a564d


 

7 presión de los dedos por debajo de los pómulos Utiliza las yemas de los dedos corazón para presionar hacia fuera por debajo de los pómulos. Empieza justo al lado de la nariz y presiona tan cerca el hueso como puedas. El movimiento debe trazar una ligera diagonal hacia arriba, bajo los pómulos. Presiona a intervalos regulares hacia fuera en dirección a la mandíbula. Allí donde sientas tensión en los músculos, dibuja círculos localizados para relajarlos.

56as4d6sa54da56d4a56d4


8 descansar los ojos Coloca las manos huecas sobre los ojos para descansarlos activamente. La zona hipotenar debe descansar sobre los pómulos, las palmas deben estar levantadas y los dedos sobre la frente. Es una magnífica técnica de relajación, así como un impulso energético. No debe ejercerse ninguna presión sobre los ojos, que es mejor tener cerrados  para obtener un resultado óptimo.

56as4das4das65d4as65d4


 

9 vaciado venoso de los brazos Es perfectamente posible realizar esta técnica sobre uno mismo. Coloca la mano justo por encima del codo del brazo contrario, con el pulgar en un lado y el resto de los dedos en el otro. A continuación sube apretando los músculos hacia la axila, aplicando presión con la zona de la mano situada entre el índice y el pulgar. Repite varias veces y después haz lo mismo en el otro brazo.

as5das56d4a65d4sa6d4as46d


 

10 golpeteo sobre las caderas Cierra los puños sin apretarlos y golpea con ellos sobre los glúteos y las caderas. Se trata de un movimiento vigorizante diseñado para estimular la circulación en una zona en la que los músculos y las articulaciones pueden ponerse bastante tensos Utiliza toda la presión que necesites y manten los movimientos vivos. Emplea las manos de forma alterna para establecer un buen ritmo.

56sad4sa56d4a6d4a6d54


 

11 vaciado venoso de las piernas Para este movimiento necesitas ser suficientemente flexible como para llegar a la pantorrilla. Dobla la pierna y rodea los músculos con las manos, con los pulgares por detrás y el resto de los dedos por delante. A continuación utiliza los pulgares para subir apretando por la pantorrilla hacia la rodilla, donde no debes ejercer ninguna presión. Los dedos deben actuar como soporte para estabilizar el movimiento. Repite en la otra pierna.

as56d56sa4d5as56d56a546d


12 presión de los pulgares sobre el pie Debes ser suficientemente flexible como para llegar a la planta del pie. Dobla la pierna y coloca las yemas de los pulgares sobre la planta del pie, con los otros dedos sujetándolo por el dorso. Trabaja sobre la planta efectuando pequeños movimientos circulares, trabajando de forma alterna con ambos pulgares. Evita el arco del pie y  concéntrate en la zona carnosa y la base de los dedos. Repite en el otro pie.

MASAJE HOLISTICO: AUTOMASAJE

 

a56sd4sa56das56d4sa64d - MASAJE HOLISTICO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

MASAJE HOLISTICO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

MASAJE HOLISTICO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES

 

 

Esta zona ofrece la oportunidad de completar tu masaje relajando los músculos,
proporcionando un estiramiento y trabajando hasta los pies. Completa la
secuencia en cada uno de los lados, por turno, utilizando una presión similar
en ambos. Cerrar en los pies ayuda a centrar el masaje.

 

1 rozamiento Sitúate junto a uno de los pies de tu compañero. Extiéndete un poco de aceite en las manos y sube por la parte delantera de la pierna, con las manos juntas, hasta el muslo. Cuando llegues a la cadera, debes separar las manos y volver a bajar por los lados de la pierna, con los dedos separados y una presión reducida. Regresa a la posición justo por encima del tobillo y repite varias veces.

MASAJE HOLISTICO: PARTE DELANTERA DE PIERNAS Y PIES


2 vaciado venoso Coloca las manos, una detrás de la otra, justo por encima del tobillo. Cógelo con los pulgares e índices y aprieta subiendo por la pierna hacia la rodilla. Aplica presión a los músculos con la zona de la mano situada entre los dedos pulgar e índice, relajando las palmas para reducir la presión directamente sobre el hueso. Detente justo debajo de la rodilla y repite.

56a4sd56as4d56as4ds56a4d


 

3 vaciado venoso Continúa con el movimiento de vaciado venoso subiendo por el muslo, comenzando justo por encima de la rodilla. Apoya el peso de tu cuerpo para aumentar la presión. Trabaja sobre el muslo hacia la cadera varias veces, evitando la cara interna. Extiende los dedos todo lo que puedas para acomodarlos a los músculos y aumentar la efectividad de la maniobra.

56a4d56as4d56sa4d6a4d


 

4 presión con la zona hipotenar Cambia el contacto a la zona hipotenar para ejercer más presión sobre los músculos. Las manos deben ir una detrás de la otra. Cuando llegues a la cadera, puedes trabajar alrededor de la articulación utilizando la zona hipotenar de una mano. Trabaja en movimientos circulares locales aplicando presión hacia la cadera.

a56s4ds56ad56asd4asd564


 

5 amasamiento Sitúate de frente a tu compañero. Comienza los movimientos de amasamiento sobre los músculos del muslo, evitando siempre la cara interna. Presiona sobre los músculos con los pulgares, empujando hacia el lado contrario al tuyo, y a continuación vuelve con los otros dedos hacia los pulgares con movimientos rítmicos y de rodado. Termina justo por encima de la rodilla.

as56d4as56d4a56d4a56s4d


 

6 balanceo Desliza los dedos por debajo de la rodilla y rodéala con las dos manos. Con la pierna ligeramente doblada, balancea la articulación de un lado a otro mientras la sostienes con las manos. La pierna debe estar suficientemente relajada como para que puedas balancearla sin que tu compañero controle el movimiento.

as56d4as56ds4a5d56sa4d


 

7 fricciones alternas Fricciona la pierna hacia abajo hasta el tobillo, comenzando los movimientos por debajo de la rodilla. Mantén las manos relajadas y acopladas a la forma de la pierna. El movimiento de fricciones alternas será más agradable si las manos se cruzan exactamente una al lado de la otra Aplica mas aceite s¡ fuera necesario para no estirar la piel.

a56sd4sa56das56d4sa64d


 

8 tracción Coloca las dos manos alrededor del tobillo, una por encima y la otra por debajo, cubriendo el talón. Levanta la pierna ligeramente y tira suavemente de ella hacia ti para efectuar un buen estiramiento. Tira sólo hasta que encuentres resistencia. A continuación baja la pierna con cuidado.

56asd456as4da65d4as65d4


 

9 presión con los pulgares Envuelve el pie de tu compañero con tu mano, colocando los dedos por debajo y los pulgares por encima. Coloca éstos uno junto al otro en el centro del pie y en sentido longitudinal. A continuación sepáralos lentamente, deslizándolos hacia el exterior del pie. Presiona con los otros dedos por debajo al mismo tiempo para arquear ligeramente el pie. Repite justo por encima de los dedos.

5as4d56as4d56a4sd6a5d56sa4d


10 vaciado venoso Coloca la mano todo lo arriba que puedas entre los dedos, presionando con el pulgar y el dedo corazón. Aprieta suavemente mientras mueves la mano hacia ti, hasta la base de los dedos del pie. Repite en cada una de las cuatro posiciones para relajarlo. Utiliza las yemas de los dedos para no pellizcar ni hacer cosquillas.

a5sd4as56d4as5d56as4das65d4


 

11 vaciado venoso Continúa con los movimientos de vaciado venoso con los dedos pulgar e índice o el corazón sobre cada uno de los dedos del pie. Puedes girarlos y retorcer suavemente la piel con una mano. La otra sostiene el pie cogiéndolo por el talón. Continúa el movimiento unos dos centímetros y medio por encima de los dedos; por último, deposita el pie con cuidado.

56a4sda4d5ad56as6das56d4


12 balanceo Acércate al muslo y coloca las manos a ambos lados de éste. Balancea con una mano hacia el cuerpo, y a continuación hacia fuera con la otra mano. Ve bajando mientras balanceas hasta llegar al pie, y debes poder observar la  respuesta de todo el cuerpo. Envuelve los dedos con tus manos para completar la secuencia, y a continuación repite todos los  movimientos en la otra pierna.

as564d56as54d56as54d6sad4

5as4d56ad4as6d54 - MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE DOS

MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE DOS

MASAJE HOLISTICO: LA ESPALDA PARTE DOS

 


 

9 rozamiento Desplázate a la zona lumbar de tu compañero y date aceite en las manos. Coloca las palmas de las manos juntas sobre el sacro, el triángulo de hueso de la base de la columna. Extiende los dedos y separa las manos, de forma que barran hacia arriba y hacia el exterior de la zona lumbar y las caderas. Vuelve a la posición inicial y repite con presión en el movimiento hacia fuera.

5as4d56ad4as6d54


10 círculos Sitúate de frente a tu compañero. Coloca las manos planas sobre el sacro, una encima de la otra para estabilizar el movimiento. Aplica una ligera presión con la mano de arriba y comienza a dibujar un círculo en sentido contrario a las agujas del reloj. Repite lenta y uniformemente para relajar la zona lumbar sin provocar molestias, manteniendo las manos flexibles y acopladas al cuerpo.

 

56asd4as56d4sa65d4


 

11 presión con las palmas Coloca las manos juntas sobre los músculos de la zona lumbar, al lado de la columna contrario a donde estés situado. Aplica presión con las palmas mientras las deslizas hacia fuera sobre los músculos y barre alrededor de la cadera hasta el glúteo. El contacto debe hacerse más ligero y pasar a las puntas de los dedos en el momento de completar el movimiento.

asd6a5d6+s5ad6+sa5d

 


12 amasamiento Inclínate y comienza a amasar el glúteo. Presiona contra los músculos y hazlos rodar hacia atrás con los dedos, en dirección al pulgar, para conseguir un movimiento de rodado rítmico. Debes alternar las manos. Continúa masajeando con una presión relativamente firme sobre los músculos sólo hasta que sientas que están relajados.

a56sd4a65d4sa6d4

 


 

 

13 amasamiento Continúa el movimiento amasando los músculos del lado contrario de la columna de tu compañero, presionando hacía dentro con los pulgares y rodando hacia ti con el resto de los dedos. Evita trabajar sobre la columna, dejando alrededor de dos centímetros y medio a ambos lados. Asciende masajeando hasta el hombro y vuelve a bajar. A continuación cambia de posición y repite la secuencia de la zona lumbar del otro lado.

56das4d56a4d56a4d


 

14 presión con las palmas Coloca la zona hipotenar (la almohadilla situada justo encima de la muñeca) de las dos manos, con los dedos apuntando en direcciones opuestas, a ambos lados de la zona lumbar Desliza las manos hacia fuera, una en cada dirección, hacia la caja torácica, utilizando el contacto de toda la mano hacia el final del toque. Repite a intervalos hasta llegar a los hombros, donde sólo debes aplicar presión entre los omóplatos.

5as4d56a4d56a4d


 

15 presión con los pulgares Comienza entre los omóplatos colocando ambos pulgares sobre los músculos situados a los dos lados de la columna vertebral. Presiona simultáneamente con las yemas de los pulgares a intervalos paralelos a cada una de las vértebras. Presiona con firmeza pero con sensibilidad; nunca presiones sobre el hueso. Desciende rápida y uniformemente hasta la zona lumbar.

a5sd456as4d65a4dsa6


 

16 pases neurosedantes Para finalizar la secuencia, coloca las puntas de los dedos, una vez más, en la parte superior de la columna y ve pasándolos suavemente por toda la espalda hasta llegar a la zona lumbar. Repite en maniobras alternas para llevar la atención por el cuerpo de forma descendente. Descansa las dos manos sobre la zona lumbar durante un momento, y luego, con mucha suavidad, retíralas.

as5d54a6+d5sa6+d5a6d5

as5d4a56d4sa56d4sa6d54 - MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES PARTE DOS

MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES PARTE DOS

MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES

 

9 rodado con los pulgares El masaje del pie finaliza la secuencia de la pierna y hace que parezca completa. Sujeta el pie de tu compañero por abajo y efectúa un rodado con los pulgares sobre la planta. La presión debe proceder de las yemas. Comienza los movimientos en el centro del pie y desliza los dedos hacia los lados Cubre varias veces toda la zona, excepto el arco, realizando movimientos alternos y de rodado.

MASAJE HOLISTICO: PIERNAS E PIES POSTERIORES


10 presión con los pulgares Para relajar el pie aún más. presiona sobre la almohadilla con los pulgares mientras dibujas círculos diminutos sobre el punto de presión. Alterna los movimientos para que resulten continuos y presta atención a la zona situada alrededor de la base de los dedos. La presión puede ser bastante firme, pero estáte pendiente de cualquier punto que pueda resultar doloroso al tacto.

as4d56as4das56d4s6ad4


 

11 presión con los nudillos Amortiguando el pie desde abajo, presiona sobre la planta con los nudillos dibujando pequeños circuios sobre cada punto. Manten una presión que resulte agradable y evita trabajar sobre el arco del pie. Comprueba si se produce alguna molestia o algún dolor mientras trabajas. Baja suavemente el pie y acaricíalo con las puntas de los dedos.

as4ds56a4da56d4sa56d4


12 pases neurosedantes Frota con las pun tas de los dedos desde la cadera hasta los dedos del pie, con movimientos largos, ligeros y fluidos. Establece un contacto suficiente con las manos para evitar hacer cosquillas. Tener las muñecas relajadas y sueltas te ayudará en los movimientos, llevando la atención de tu compañero a sus pies. Ralentiza los toques mientras terminas, cambia de posición y repite toda la secuencia sobre la otra pierna.

as5d4a56d4sa56d4sa6d54