Entradas

que hacer - Que hay que hacer cuando el bebé llora?

Que hay que hacer cuando el bebé llora?

Si tu hijo se echa a llorar al empezar el masaje en las piernas, interrúmpelo, pero mantén las mano apoyadas en ellas. Míralo a los ojos y háblale en un susurro. Lo más probable es que notes cómo se relajan. Luego puedes reiniciar el masaje. Tal vez tengas que hacerlo varias veces, pero después de algunas sesiones, el niño se relajará por sí solo y sonreirá. Si no da resultado, realiza algunos sencillos estiramientos de piernas. Con frecuencia, si las flexionas y acercas al pecho, manteniendo esta posición durante algunos segundo, dejará de llorar.


Si tampoco funciona, sigue adelante con otro de los pases descritos aquí o a otra área del cuerpo. Establecer una relación de confianza significa escuchar a tu hijo, no insistir en que las cosas deben sucederse a tenor de tus propias reglas. Si respetas los límites personales del bebé, que está defendiendo con el llanto, le demonstrarás que le estás escuchando y respondiendo.


Advertencia: No fuerces los estiramientos de las piernas. El recién nacido tiende a mantenerlas flexionadas. Dale tiempo para acostumbrarse. Al darle un masaje, bañarlo o cambiarle el pañal, deja que las rodillas se flexionen hacia fuera cuando las piernas están extendidas hacia el rostro.

a5sd4a56ds4ad6sa6d4 - MASAJE CHINO: LOS BRAZOS Y LAS MANOS

MASAJE CHINO: LOS BRAZOS Y LAS MANOS

MASAJE CHINO: LOS BRAZOS Y LAS MANOS

 

Sitúate de forma que puedas masajear cómodamente los brazos en toda su
longitud. Ten en cuenta las direcciones de los meridianos, tanto por la parte
delantera como por la posterior de los brazos. El trabajo en las manos y los
dedos es importante para ayudar a liberar el exceso de chi.

 

1 rozamiento Frótate un poco de aceite so-
bre las manos y efectúa un rozamiento ha-
cia abajo por la cara interna del brazo de
tu compañero, siguiendo el meridiano
del pulmón desde el pecho y por encima del
hombro. Fricciona el brazo varias veces vol-
viendo por la parte posterior. Repite em-
pleando una presión mayor en el movi-
miento descendente.

5asd2a1d3a3d2a1d


2 balanceo Introduce las manos por deba-
jo del hombro y, mientras sostienes el brazo,
balancéalo descendiendo hasta la mano.
Tus dos manos deben permanecer en con-
tacto con el brazo de tu compañero du-
rante todo el movimiento. Esto ayuda a re-
lajar los músculos del brazo y la articulación
del hombro. Repite el movimiento varias
veces, y a continuación aprieta con firme-
za bajando hasta la mano.

a51das1da231da23d13a


 

3 presión con el pulgar Sujeta el brazo con
una mano. MC 6 está situado entre los
tendones, dos dedos y medio por encima
de la muñeca. Coloca el pulgar en este
punto y presiona suavemente con la yema.
Continúa presionando hasta que tu com-
pañero sienta la conexión. Manten duran-
te unos momentos y afloja lentamente.
Esta maniobra es muy buena para regular
la circulación.

asd123a1d3a1d3a1d


4 presión con el pulgar Pasa tu pulgar al
lado del meñique de la muñeca. En la línea
que parte de la cara interna del dedo en-
contrarás una depresión justo al lado del
hueso. Ahí se localiza C 7. Coloca el pulgar
sobre el punto y presiona con la punta del
dedo con cuidado, cerca del hueso. Conti-
núa con la presión hasta que te conectes
con el punto, y a continuación afloja sin
brusquedad.

asd1s2a3d1a23d1a31d


 

5 balanceo Sujeta la mano de tu compañe-
ro por el meñique y el pulgar, levanta lige-
ramente el antebrazo y balancéalo suave-
mente de un lado a otro para relajar tanto
la muñeca como las articulaciones de los
dedos. Baja el brazo, deja que tu compa-
ñero se relaje y vuelve a hacerlo. Esta vez la
mano debe estar mucho más suelta.

as231d23a1d23a1d3as1d3


 

6 presión con el pulgar Coloca tu pulgar
entre el índice y el pulgar de la mano de tu
compañero, sosteniéndola por debajo. Lo-
caliza la suave depresión y presiona suave-
mente en IG 4 con la punta de tu pulgar.
Aumenta lentamente la presión porque
este punto puede resultar sensible. Es muy
bueno para la digestión y contra los dolo-
res de cabeza.

PRECAUCIÓN No utilices el punto IG 4 durante el embarazo.

asd1a3d21a23d1a32d3asd


 

7 presión con el pulgar Dale la vuelta a la
mano y localiza P 10. situado en el centro
de la parte carnosa del pulgar. Presiona con
la punta de tu pulgar en diagonal hacia el
hueso. En este punto puedes aplicar bas-
tante presión. Manten durante unos mo-
mentos y afloja.

1asd23a2da2d23as2d1


8 apretar Sujeta la mano y aprieta y retuer-
ce cada uno de los dedos en toda su lon-
gitud. Utiliza el pulgar, el índice y el cora-
zón para obtener un buen agarre. Esto
relaja las articulaciones, estimula los meri-
dianos y puntos de la mano, y libera el chi
del cuerpo. A continuación repite todos los
movimientos en el otro brazo.

MASAJE CHINO: LOS BRAZOS Y LAS MANOS

 

VOLVER: MASAJE CHINO

resumen1 - Resumen de la secuencia de masaje de la espalda

Resumen de la secuencia de masaje de la espalda

1. Pase descendente 1. Apoya una mano en las nalgas y avanza con la otra desde la nuca hasta las nalgas.

2. Pases cruzados en la espalda. Mueve las manos adelante y atrás en direcciones opuestas, recorriendo
la espalda hasta las nalgas y luego hacia arriba hasta los hombros y la nuca. Repítelo varias veces.

3. Pequeños círculos con los dedos. Traza pequeños círculos en toda la espalda con las puntas de los dedos, alternando las manos y deslizándolos desde un lado hasta el otro de la columna vertebral.

4. Pase descendente 2. Apoya una mano en las nalgas, sin moverla, y usa la otra para trabajar la espal-
da desde la nuca. Sujeta las piernas con una mano y repite el pase con la otra, esta vez hasta las pier-
nas y los tobillos para conectar el cuerpo.

5. Pase del gato. Rastrea la espalda con los dedos empezando por la nuca y hacia las nalgas. Cada paso
debe ser más ligero hasta convertirse en el Pase de Pluma comentado en capítulos anteriores.

masaje3 - Cómo empezar el masaje del bebé

Cómo empezar el masaje del bebé

Sitúa al niño frente a ti, míralo a los ojos y muéstrale las manos. Dilc «¿Te apetece un masaje?». Obser va su reacción y si su actitud es receptiva. A continuación, calienta un poco de aceite en las manos y sigue hablándole.
Para que se acostumbre a tu tacto, empieza por las piernas y los pies, las partes menos vulnerables desu cuerpo.

Piernas

1. Ordeño Indio. Ligera presión desde la cadera hasta el tobillo.
2. Apretar y girar. Empezar en la cadera y continuar hasta el tobillo.
3. Pase de pulgares. En la parte superior e inferior del pie, y alrededor del tobillo.
4. Ordeño Sueco. Suave presión desde el tobillo hasta la cadera.
5. Enrollado. Acción de enrollar la pierna entre las manos desde la rodilla hasta el tobillo.
6. Pase de pluma o arrastre. Pases ligeros en toda la pierna con las yemas de los dedos o las manos levemente arqueadas, en forma de garra.
Pies

1. De paseo con los pulgares. Dado que los pies de los bebés son muy pequeños, te recomiendo esta técnica, que te permite estimular áreas más grandes en el pie e influir en todos los sistemas orgánicos en lugar de centrarte en puntos de reflejo específicos. Sujeta el talón con la mano de apoyo y coloca el pulgar en el área de reflejo que deseas trabajar. (En este capítulo encontrarás un gráfico de reflexología e información acerca de los sistemas orgánicos específicos en los que actúa cada área.)
Con un movimiento de «oruga», flexiona la primera articulación del pulgar y desplázalo lentamente desde el talón hasta los dedos, siempre hacia delante, nunca hacia atrás. Para trabajar todo el pie con el «paseo con el pulgar», te aconsejo dividirlo en cinco secciones con líneas horizontales (pelvis, cintura, diafragma y cuello/hombros). Cuando llegues a la sección superior, desplaza de nuevo el dedo hasta la línea de partida, reiniciando el proceso. Con esta técnica trabajarás todo el pie.
Vientre

1. Pase descendente. Alternando las palmas de las manos desde la caja torácica hasta la parte superiorde las piernas.
2. Pase circular. Masaje alrededor del ombligo en la dirección de las manecillas del reloj.
3. Pases dactilares. Pases cortos y solapados con los dedos, describiendo una «U» invertida.
4. Pase de pulgar. Con los pulgares juntos en el vientre del bebé y empujando suavemente hacia los costados.
5. Almohadilla. Sujetando las piernas del niño eon una mano a la altura de los tobillos, o con las dosmanos al mismo tiempo, según prefieras, y desplazando el borde blando de la palma de las manos (como si arrastraras arena hacia ti).
Pecho

1. Pase de corazón. Con las dos manos juntas en el centro del pecho del bebé.
2. Pase de mariposa. Cruzando las manos en «X» sobre el pecho, alternando las manos.
Brazos y manos

1. Ordeño Indio. Apretar con suavidad desde el hombro hasta la muñeca.
2. Apretar y girar. Empezar en el hombro y continuar hasta la muñeca.
3. Ordeño Sueco. Apretar ligeramente desde la muñeca hasta el hombro.
4. Enrollado. Sujetar el brazo con las dos manos y girarlas como si se pretendiera estirar un pedazo de plastilina.
5. Círculos con los pulgares y arrastre con presión. En la parte superior de la mano, alrededor de la muñeca, en la palma y enrollando cada dedo.
6. Pase de pluma. Todo el brazo con suaves golpecitos.
Cara

1. Pase de pulgares en la frente. Desde el centro hacia fuera y hasta la línea del cabello.
2. Pase de pulgares desde la nariz hasta las sienes. Luego repítelo desplazándolos hacia fuera desde la nariz hasta las mejillas, avanzando con las puntas de los dedos, con cada pase, a lo largo de las mejillas y hasta el mentón.
3. Pase de pulgares en la línea maxilar. Luego traza la silueta de los labios.
4. Círculos alrededor de los ojos. Con las puntas de los dedos, y a continuación siguiendo las cejas desde el borde interior hasta el exterior.
5. Estimulación de las orejas. Con la punta de los dedos.
6. Ahuecar las manos en las orejas. Mantener la posición durante algunos segundos.
Espalda

1. Pase descendente 1. Apoya una mano en las nalgas y avanza con la otra desde la nuca hasta las nalgas.
2. Pases cruzados en la espalda. Mueve las manos adelante y atrás en direcciones opuestas, recorriendo la espalda hasta las nalgas y luego hacia arriba hasta los hombros y la nuca. Repítelo varias veces.
3. Pequeños círculos con los dedos. Traza pequeños círculos en toda la espalda con las puntas de los dedos, alternando las manos y deslizándolos desde un lado hasta el otro de la columna vertebral.
4. Pase descendente 2. Apoya una mano en las nalgas, sin moverla, y usa la otra para trabajar la espalda desde la nuca. Sujeta las piernas con una mano y repite el pase con la otra, esta vez hasta las piernas y los tobillos para conectar el cuerpo.
5. Pase del gato. Rastrea la espalda con los dedos empezando por la nuca y hacia las nalgas. Cada paso
debe ser más ligero hasta convertirse en el Pase de Pluma comentado en capítulos anteriores.

masaje3

as5d4sa65d4sa65ds4a6d4 - MASAJE HOLISTICO: LOS BRAZOS Y MANOS

MASAJE HOLISTICO: LOS BRAZOS Y MANOS

MASAJE HOLISTICO: LOS BRAZOS Y MANOS

 

Esta secuencia te proporciona una oportunidad de liberar la zona de los hombros y masajear las manos, lo que siempre da mucho placer. Masajea primero un lado del cuerpo y luego el otro, y utiliza una presión similar en cada brazo. La cara interna de los brazos puede ser sensible, por lo que deberás ejercer menos presión sobre ella.

 

1 rozamiento Frótate un poco de aceite en las manos y sitúate al lado de tu compañero. Coloca las dos manos justo por encima de la muñeca y súbelas por el brazo hacia el hombro. En el hombro debes separarlas y bajarlas de forma más suave hasta la muñeca. Esta maniobra te ayuda a aplicar el aceite y prepara el brazo para el masaje.

AS4DS6A5D45A6D4


2 vaciado venoso Sujeta el brazo con una mano y coloca los dedos de la otra mano justo por encima de la muñeca. Aprieta mientras subes por el antebrazo hacia el codo Aplica la presión con la zona de la mano situada entre el pulgar y el índice. Afloja al llegar al codo y repite, moviendo la mano a una posición ligeramente diferente cada vez.

a5s6d4sa56d4sa56d4sa64d


 

3 vaciado venoso Cambia la posición de la mano de sujeción para acomodar la técnica del vaciado venoso a los músculos de la axila. La presión debe aplicarse, una vez más, con la parte entre el pulgar y el índice y debe amoldarse a la forma del brazo. Comienza el movimiento justo por encima del codo y termina debajo de la axila, donde debes reducir la presión para evitar molestias.

56d4as6da4d56sa45d6as4d65


4 tracción Tras completar las técnicas anteriores, baja el brazo para que puedas ajustar tu agarre. Con una mano en la muñeca y la otra en el codo, levántalo para estirarlo por encima de la cabeza de tu compañero. Sostenlo justo por encima de la articulación del codo y estíralo hacia arriba, hasta que percibas resistencia. Baja el brazo protegiendo el codo y deposítalo estirado.

MASAJE HOLISTICO: LOS BRAZOS Y MANOS


 

5 vaciado venoso Este movimiento es una variación de la técnica del vaciado venoso que utiliza el contacto de toda la mano. Introduce una mano todo lo que puedas por debajo del omóplato de tu compañero y coloca la otra sobre el pecho, justo debajo de la clavícula. Aplica presión con las dos manos y aprieta hacia el brazo. Esto libera el omóplato y le permite apoyarse más sobre la superficie de masaje.

a5sd4sa56d4a6d4as65d4


 

6 amasamiento Esta maniobra puede resultar un poco complicada y deberás contener tus movimientos. Con el brazo completamente apoyado sobre la superficie, inclínate y masajea con los dedos sobre los músculos de la parte superior. Debes trabajar solamente sobre los músculos, y el contacto se realiza con todos los dedos. Repite subiendo y bajando por toda la zona vanas veces.

as6d5a6+d5sa6+ds5a6d


 

7 presión con los pulgares Sujeta el codo por abajo con los dedos, coloca los pulgares juntos en sentido longitudinal y muévelos hacia fuera siguiendo el pliegue del codo. Reduce la presión al completar la maniobra. Aunque sea un movimiento sencillo, resulta enormemente relajante y hace que la articulación del codo no se quede fuera del masaje.

5as4da6d4sa65d4


 

8 fricciones alternas Baja el brazo y coloca las manos alrededor del antebrazo, justo por debajo del codo. A continuación fricciona con las dos manos bajando por el brazo hasta la muñeca. Manten las manos rodeando la forma del brazo y aplica más aceite si fuera necesario para que el movimiento sobre la superficie de la piel resulte agradable. Repite varias veces.

as4d56a4d56a4d56ad4


9 presión con los pulgares Sujeta con los dedos la mano de tu compañero por debajo y coloca los pulgares juntos en el dorso. Muévelos hacia fuera sobre la mano aplicando presión y luego aflojándola cuando dobles los pulgares hacia la palma para completar la maniobra. Aplica en tres posiciones diferentes que se solapen para relajar la mano.

5as4d6a4da65d456as4d


10 círculos con el pulgar Sujeta la mano por debajo y presiona sobre la palma con las yemas de los pulgares mientras dibujas pequeños círculos. Cubre toda la palma, incluida la base de los dedos y la zona carnosa alrededor del pulgar. Las manos adquieren mucha tensión, por lo que debes emplear algún tiempo en estos movimientos, aunque debes tener cuidado por si alguna articulación está dolorida.

as56d4sa56d4sa6d4


11 vaciado venoso Gira de nuevo la mano y coloca los pulgares y los índices todo lo alto que puedas a cada lado de la mano. Muévelos lentamente hacia abajo, entre los tendones y los huesos, hasta llegar a los dedos. Trabaja sin detenerte sobre la mano hasta que hayas completado el movimiento en cada una de las cuatro posiciones. Siempre y cuando puedas deslizarte por la piel sin provocar incomodidad, la presión puede ser bastante firme.

5a6sd4s6ad456sa4d56asd4


12 tracción Coloca a continuación todos los dedos en la base de la mano de tu compañero y estira cada dedo, uno por uno. Trabaja a conciencia sobre las articulaciones y aprieta la punta de cada uno de ellos antes de cerrar el movimiento. Unos pases neurosedantes suaves o un balanceo también son una buena opción antes de repetir la secuencia en el otro brazo.

5a64d6as4d6a4d65