Entradas

los sentidos - Interrelacción a través de los sentidos

Interrelacción a través de los sentidos

La relación entre un padre y su hijo puede ser uno de los vínculos más fuertes y significativos en el ser humano. Todos los bebés y las madres poseen recursos naturales e instintos que fomentan este proceso desde el mismíssimo nacimiento del bebé. Pero cómo se crea exactamente este vínculo? Examinemos el proceso a través de cada uno de los sentidos.

Olfato: El récien nacido es capaz de percibir el olor del pezón de su madre. En efecto, si se le deja en el abdomen de la madre, se moverá lentamente hasta sus senos y empezará a succionar. Cuando la madre está cerca de su hijo, su cuerpo emite oxitocina, una hormona materna, a la que se conece como «reflejo de nutrición», y prolactina, que estimula la producción de leche.

Sonido de la voz: Tu hijo ha aprendido a distinguir tu voz entre un millón desde el séptimo mes de gestación. Algunas investigaciones demuestran que un neonato incluso es capaz de reconocer la diferencia entre el lenguaje de su madre y el de un extraño. Su capacidad para procesar y responder al sonido se desarrolla alrededor del cuarto mes en el seno materno.

Contacto Visual: Un estudio británico realizado en el año 2002 sugiere que los recién nacidos saben, a partir del segundo día de vida, cuando alguien los está mirando. Esto significa que el contacto visual puede ser una respuesta autogenerada en lugar de algo aprendido. Un estudio en Londres concluyó que la función cerebral mejoraba considerablemente en los niños de cuatro meses con el contacto visual con adultos.

Tacto: En los primeros estadios de la vida, tu hijo busca en ti protección y familiaridad. Cuando te aproximas a él, empieza a reconocerte como el cuidador que lo reconforta. Y cuanto más relajado estés, mejor responderá el niño. El masaje es una forma extraordinaria de recrear la experiencia uterina.