Entradas

articulacion1 - Huesos y articulaciones

Huesos y articulaciones

La estructura subyacente del cuerpo es el esqueleto, que da al cuerpo su forma.  Comprende el esqueleto axial (formado por el cráneo, las costillas y la columna vertebral) y el esqueleto apendicular (formado por dos cinturas: la escapular. en los hombros, y la pélvica. en las caderas!

Los huesos están hechos de tejido vivo, capaz de regenerarse. En cada extremo de los huesos encontramos una funda protectora de cartílago, y en la parte central están las células productoras de médula ósea.

Cada hueso recibe aporte sanguíneo a través de su recubrimiento de tejido fibroso. Los huesos protegen nuestros órganos vitales y, junto con los músculos, nos permiten movernos.

Los huesos del cuerpo

El cuerpo tiene doscientes seis huesos, que pueden ser largos,cortos,planos,irregulares o sesamoideos (formados en un tedón). La columna vertebral, por ejemplo, consta de treinta y tres vértebras:

► siete cervicales
► doce torácias
► cinco lumbares
► cinco sacras
► cuatro coccígeas

 

articulacion1

 

articulacion2

musculos - Músculos

Músculos

Los músculos esqueléticos son los que dan al cuerpo su forma y permiten el movimiento. Cada músculo está formado por haces de fibras reunidas en una funda protectora. Cuando un músculo se contrae en respuesta a una señal del cerebro, las fibras se deslizan unas sobre otras acortando el músculo.

Los músculos están unidos al esqueleto mediante tos tendones de sus extremos, que ayudan a flenonar o estirar la articulación.

Estos puntos de umón se conocen como ongen, el hueso que el músculo no mueve, e inserción, el hueso que si mueve. Los músculos trabajan en pares o grupos, relajándose y contrayén dose alternativamente para producir movimento.
Los músculos esqueléticos están bajo nuestro control consciente y se denominan músculos voluntarios. Los músculos involuntarios o lisos, que no están sometidos a nuestro control consciente, incluyen el corazón y los diversos órganos de la digestión.

Para poder funcionar de forma correcta, los músculos precisan grandes cantidades de nutrientes.
La sangre les aporta glucosa y oxigeno, y a continuación retira tos productos de desecho del esfuerzo en forma de ácido láctico y urea.
Cuando tos músculos no se relajan lo suficiente después del trabajo, pueden acumularse los productos de desecho, to que ralentiza la circulación de la sangre y la entrada de nutrientes.
Esto, a su vez, provoca rigidez y un incremento del tono en reposo. Con el tiempo puede dar lugar a la formación de tejido fibrótico lo uqe habitualmente se conoce como nudos o contracturas, duro y tenso al tacto, y que restringe la amplitud normal del movimiento.

El masaje y los musculos:

El masaje favorece a los músculos porque estimula los procesos corporales normales.
Los productos de desecho como el ácido láctico son liberados de las fibras musculares, lo que permite a los músculos moverse con más libertad.
En combinación con los beneficios de la relajación muscular, los incrementos del tono muscular vuelven a un nivel óptimo.

musculos