Entradas

1 - Dar y recibir

Dar y recibir

Dar un masaje es algo realmente especial. Es una actividad en la que inviertes tiempo y energía para otra persona, sin pedir nada a cambio. En ese momento centras completamente tu atención en lo que estás haciendo, y en algunas ocasiones eso puede significar comunicación sin palabras Si bien debes atender tus propias necesidades en lo que se refiere a la energía, la postura, la comodidad y a tus capacidades y recursos, tu atención debe centrarse fundamentalmente en dar a tu compañera y en estar receptivo a sus necesidades y respuestas.

Dependiendo de su respuesta a tus movimientos, quizá debas ajustar tu técnica para que el masaje sea una experiencia fluida y dinámica.

Pero no vas a conseguir gran cosa si tu compañero no está abierto para recibir.

Debes animarle a que afloje los musculos tensos y  no se aferre a la tensión. Su tarea consiste en centrarse en su cuerpo y en las maniobras del masaje, y dejarte que hagas algo por él, sin sentirse en la obligación de dar nada a cambio …,  lo que no resulta tan fácil como parece.

Pide a tu compañero que te comunique lo que siente durante todo el masaje y después de éste, de una forma constructiva y no critica, recordando que se trata de una experiencia de aprendizaje para ambos.

Cuando los dos participantes están centrados en proceso que se está llevando a cabo, la magia
de dar y recibir puede apreciarse plenamente.

 


1