Entradas

linfático - El sistema linfático

El sistema linfático

El sistema linfático, que brota del sistema vascular (vasos sanguíneos), es un medio de transporte; drena los tejidos y las células, y lleva los desechos al corazón a través del conducto torácico y del conducto linfático derecho. Posee su propio sistema de vasos: los superficiales drenan las fascias y los profundos drenan los órganos.

La linfa es un fluido claro constituido por plasma, grasas que no han sido transportadas a través de las venas, proteínas, células malignas y desechos celulares. Una vez que se ha recogido, se abren y cierran unas válvulas diminutas que la transportan. Cuando no existe un bombeo muscular central, la actividad esquelética y la respiración protunda ayudan al flujo de la linfa. La red de vasos transporta
inicialmente la linfa hacia los ganglios linfáticos más próximos para que la filtren. Estos ganglios se agrupan en diversos puntos de
todo el cuerpo, como las axilas, el cuello y las ingles, y suelen estar cerca de las venas. En ellos se procesan (y a veces almacenan) los de-
sechos, y ahí es donde las células del sistema
inmunologico. denominadas macrófagos.
destruyen Las bacterias y Las células indeseables. Asimismo, los glóbulos blancos de la sangre, denomnados linfocitos, producen anticuerpos. La Iinfa filtrada regresa entonces al corazón.

El masaje y el sistema linfático

El masaje estimula la retirada de los desechos metabólicos. El sistema linfático es uno de los medios de transporte de estos productos de desecho, por lo o que al estimularlo se ayuda a mantener el cuerpo sano. El exceso de fluidos y los efectos de las lesiones son filtradas a través de los vasos y ganglios linfáticos, ayudando así al cuerpo a repararse a sí mismo y a recuperarse del trauma más rapidamente.

linfático