Entradas

después del nacimiento - Después del nacimiento

Después del nacimiento

Primer mes. Los brazos se mueven bruscamente y se flexionan. A menudo se abren y se mueven incontroladamente como respuesta a un reflejo de sobresalto. El bebé empieza a coger cosas cuando se las pones en la mano. Se evidencia el reflejo Moro, estimulado por cambios súbitos de luz o sonido. Este reflejo se caracteriza por la extensión de los brazos y una rápida inspiración, seguido de la unión de los brazos como si estuviera abrazando algo. Desaparece alrededor del sexto mes, sustituido por una pauta de sobresalto más adulta. Otro reflejo común en esta edad es el de «rastreo». El recién nacido vuelve la cabecita en la dirección del pecho de la madre o del biberón. Si le das unos golpecitos en la mejilla, abrirá la boca casi de inmediato. Este reflejo continúa durante un par de meses, y combinado con la succión, lo ayuda a obtener el alimento necesario y le proporciona bienestar, lo que demuestra succionando la mano y el pulgar.

Segundo mes. El bebé controla mejor el movimiento de los brazos. Poco a poco, las respuestas a los reflejos son más voluntarias. Los puños se relajan, la succión del pulgar continúa como mecanismo de bienestar e intenta atrapar un juguete en movimiento y a sujetar cosas con la mano durante más tiempo.

Tercer mes. Los brazos de tu hijo son lo bastante fuertes como para levantar la cabeza y el pecho cuando está echado boca abajo. Ahora alcanza objetos y muestra señales de preferencias en la textura.

Cuarto mes. El control de los brazos continúa mejorando. Coge cosas con las dos manos y las manipula, llevándoselas a la boca instintivamente.

Quinto mes. El bebe empieza a alcanzar objetos con una mano, se los pasa a la otra y luego se los lleva a la boca. Observarás que sus manos empiezan a ajustarse a la forma del objeto y que le encanta juguetear con el pelo, las joyas y sus propios pies.

Sexto mes. El niño empieza a utilizar a propósito una mano para coger objetos, llevárselos a la boca y luego tirarlos. Le gusta muchísimo arrojarlos repetidamente para oír el sonido asociado y observar tu respuesta. Intenta alcanzar cosas que están más allá de su alcance.

Séptimo mes. El bebe alcanza y sujeta un juguete con los dedos en lugar de la mano. Agita, aporrea y experimenta con todo. Se pasa los juguetes de una mano a la otra e incluso coge dos cosas a la vez. Ahora ya es capaz de depositar un objeto en un lugar específico. A estas alturas, es posible que tu hijo ya sepa soportar el peso del cuerpo con las manos o que simule la natación con los brazos. Es el preludio del gateo o una versión del mismo. Algunos pequeñines se arrastran o ruedan por el suelo. Utilizar las manos (los dos lados del cuerpo) para impulsarse y mostrarse interesado por su entorno es una excelente señal en su desarrollo motriz.

Octavo mes. Tu hijo juega con los dedos de los pies; es capaz de coger objetos más grandes con el pulgar, índice y corazón; usa las dos manos, indistintamente, para gatear y jugar; y la habilidad de arrojar cosas va en aumento (¡a menudo para frustración o desconcierto de los padres!). Ten cuidado, el gateo sólo despertará la atención del pequeño durante un corto período de tiempo. Muy pronto intentará utilizar los brazos y las manos para trepar. Vela por su seguridad; enséñale a sentarse cuando se ha puesto en pie y estáte preparado para una infinidad de lloriqueos derivados de las pérdidas de equilibrio.

Noveno mes. Se desarrolla la sujeción de pinza, lo que permite al niño coger objetos de menor tamaño. Le encanta señalar y es probable que empiece a mostrar su preferencia en el uso de una u otra mano. Puede golpear dos objetos y se lo pasa en grande arrojándolos. Empieza a hacer rodar pelotas, amontonar juguetes y abrir y cerrar cajas con gran deleite por su parte. Procura que los objetos a su alcance sean seguros, pues tenderá a llevárselos a la boca.

Décimo mes. ¡Ha llegado la hora de acondicionar la casa «a prueba de niños», si es que no lo has hecho antes! Intenta encajar un objeto dentro de otro y continúa perfeccionando sus habilidades motrices.

Undécimo mes. La sujeción es mucho más firme. Sigue experimentando con objetos, haciéndolos rodar, pellizcándolos, etc. Enséñale el extraordinario juego de «coger y meter» pequeños objetos en un gran recipiente. A los niños de esta edad les fascina. Empezará a querer comer solo, pero con escaso éxito, ya que el control de la muñeca no se ha perfeccionado. ¡Compra pañales y toallitas húmedas en abundancia!

Un año. Tu hijo empieza a mostrar preferencia por los juguetes con partes móviles. Es cada vez más
hábil e inteligente, y utiliza otro objeto para alcanzar algo que está fuera de su alcance. También empieza a jugar con bloques de construcción y a usar la boca como una tercera mano para sujetar cosas.

masajelacabezaylacara - Resumen de la secuencia de masaje de la cara y la cabeza

Resumen de la secuencia de masaje de la cara y la cabeza

1. Pase de pulgares en la frente. Desde el centro hacia fuera y hasta la línea del cabello.
2. Pase de pulgares desde la nariz hasta las sienes. Luego repítelo desplazándolos hacia hiera desde la nariz hasta las mejillas, avanzando con las puntas de los dedos, con cada pase, a lo largo de las mejillas y hasta el mentón.
3. Pase de pulgares en la línea maxilar. Luego traza la silueta de los labios.
4. Círculos alrededor de los ojos. Con las puntas de los dedos, y a continuación siguiendo las cejas desde el borde interior al exterior.
5. Estimulación de las orejas. Con la punta de los dedos.
6. Ahuecar las manos en las orejas. Mantener la posición durante algunos segundos.

DESARROLLO DEL CEREBRO Y LA CABEZA DEL BEBÉ:

Gestación (semana 6-7). El conducto neural empieza a formar el cerebro. Durante la sexta semana, las
diversas regiones y cámaras del cerebro siguen creciendo y definiéndose. A lo largo de este proceso, la cabeza del niño se proyecta hacia fuera y se redondea. Los ojos y las orejas parecen pequeños huequecitos, y empiezan a formarse las cavidades nasales y la boca.

Gestación (semana 12) – La cabeza continúa redondeándose. La cara ya está formada.
Gestación (semana 16) – En la ecografía se distingue con claridad la cabeza del niño, que incluso se mueve.
Gestación (semana 30) – La cabeza está proporcionada con el resto del cuerpo.
Gestación (semana 36) – Cuando el bebé está despierto, sus ojos se abren y es capaz de diferenciar entre la luz y la oscuridad. Recién nacido. Los músculos del cuello son bastante débiles al nacer. Cuando lo cojas en brazos, sujéta-
le la cabecita y el cuello por lo menos durante el primer mes. Es una excelente oportunidad para estrechar los vínculos afectivos. 

Un mes – El niño mantiene la cabeza/cuello ligeramente levantados cuando está boca abajo. Gira de un
lado a otro.

Dos meses – Sostiene la cabeza levantada hasta un ángulo de 45° cuando está boca abajo. Aumentan las
expresiones faciales. Alrededor de las 6 a 8 semanas puede empezar a levantar un poco la cabeza cuando
está boca arriba. Si lo sostienes en brazos, tiene el control suficiente para sostener la cabeza en equilibrioinestable, aunque por poco tiempo. También es lo bastante fuerte como para mantener la cabeza erguida en la sillita de seguridad del coche, la sillita de paseo o una mochila delantera.

Cuatro meses. – Ahora hace gala de un buen control de la cabeza, incorporándose para sentarse y también
cuando ya lo está. Un juego divertido que contribuye a desarrollar los músculos del cuello consiste en
echarlo boca arriba y tirar lentamente de sus manos hasta la posición de sentado, para luego invertir la
secuencia. Repítelo varias veces. Si lo deseas, puedes incorporarlo a los estiramientos prcmasaje o en el
masaje de los brazos y las manos.

Seis meses – Mantiene una buena alineación de la cabeza y el tronco en una superficie estable. Los mús-
culos del cuello son más fuertes y capaces de sostener la cabeza erguida. Asimismo, se puede tlexionar
hacia delante cuando se le tira de las manos para que se siente. En esta etapa la mayoría de los bebés empiezan a rodar, sentarse sin ayuda y gatear.

Ocho meses – El 80% del crecimiento de la cabeza se produce durante los doce primeros meses, ralenti-
zándose considerablemente a partir del sexto mes. Por término medio, el perímetro de la cabeza mide al-
rededor de 44 cm a los 8 meses y 46 cm a la edad de un año.

Dieciocho meses – Los expertos estiman que el hipotálamo ha madurado en un 40% en el momento de
nacer, un 50% a las 6 semanas, y es plenamente maduro a los 18 meses. De ahí que algunos investiga-
dores aseguren que incluso los recién nacidos tienen capacidad para recordar.

 

masajelacabezaylacara

masajebebé - La Introducción

La Introducción

Bienvenido a Masajes para bebés, una de las formas más eficaces de tranquilizar y comunicarte con tu recién nacido. El tacto es esencial para el desarollo físico y psicológico sano de tu hijo. Lo tocas cuando lo alimentas, cambias o meces, pero en ocasiones no es suficiente. Nunca olvidaré cómo Anna, de cuatro meses, que había estado llorando con cólicos durante horas, dejó inmediatamente de hacerlo cuando le di un masaje en el vientre, y cómo Noah, de dos meses, se relajó y se quedó profundamente dormida al darle un suave masaje en la espalda. El masaje en el bebé no sólo contribuye a satisfacer la necesidad universal del contacto físico, sino que también es una valiosa herramienta para los padres. En realidad, puede ser una forma muy eficaz de aliviar los trastornos con la estimulación táctil. Es sencillo, seguro, reconfortante y, lo que es más importante…,cualquiera puede hacerlo!

 

Como Monitora Diplomada en Masaje Infantil (CertifiednInfant Massage Instruct – C.I.M.I en Estados Unidos) he tenido la oportunidad de comprobar en innumerables ocasiones hasta que é punto reaccionan positivamente los bebés al masaje. También he visto cómo la confianza de los padres en sus habilidades como cuidadores aumentaban significativamente tras haber realizado un masaje de apenas cinco minutos a su hijo. Los beneficios del masaje tanto para el niño como para sus padres son tan importantes y apreciables desde el primer minuto que depertó en mí la necessidad de divulgarlo. Fue así como diseñe la Baby Massage Shirt Onesie (un body de masaje para bebés, que puedes conseguir através de www.egeneralmedical.com, o en otros sitios de venta por internet), la forma más simples y fácil que se me ocurrió para enseñar a los nuevos padres las técnicas del masaje para bebés, pues proporciona una fórmula atractiva que enseña a mover las manos con eficacia por el cuerpo del niño.

 

Años después, tras haber realizado masajes a centenares de bebés, enseñado a centenares de padres a praticarlo y descubrir que el aprendizaje del masaje infantil puede ser tan importante como el alimentar, cambiar los pañales y facilitar el eructo del pequeñin después de cada toma, decidí escribir Masajes suaves para bebés, que proporciona información más detallada, además de una amplia gama de técnicas que forman parte integral de este antigo y maravilloso arte curativo.

 

A menudo los padres me preguntan qué deben hacer para introducir el tacto en su rutina diaria de cuidados de su hijo. Masajes suaves para bebés responde a esta cuestión. En esta guía de masaje infantil orientado a los soluciones encontrarás instrucciones paso a paso para realizar un masaje sencillo en el cuerpo del niño, así como también técnicas específicas para abordar problemas cotidianos, desde cómo aliviar los desagradables efectos de la retención de gases en el estómago hasta la mejor manera de relajar al bebé para que concilie el sueño.

 

Es un libro fácil de usar. Lee con atención los dos primeros capítulos de la primera parte para afrontar el masaje con una actitud apropiada antes de pasar a las técnicas en el Capítulo 2. La primera parte describe los beneficios derivados para el niño y el masajista, y cómo hay que prepararse y acondicionar el espacio para sacar el máximo partido del masaje, cómo elegir un buen aceite y cómo incorporar la aromaterapia para potenciar los efectos terapéuticos. La segunda parte es un viaje paso a paso por la rutina de masaje, aprendiendo una secuencia de técnicas a aplicar en las piernas,pies,vientre,pecho,brazos, cara y espalda del bebé, además de que de que se explica cómo se pueden formentar los hitos en el desarrollo físico y psicológico en la vida de tu hijo, cómo el masaje contribuye a satisfacer sus necesidades y cómo puede mejorar el estado de un bebé aquejado de cólicos.

 

A medida que vayas aprendiendo las técnicas, deja que el niño se erija en tu verdadero maestro: él mejor que nadie te indicaré lo que la gusta y lo que no. Sus respuestas orientarán el desarrollo de la rutina de trabajo. Cuando la domines, sabrás cómo debes realizar un masaje a tu hijo desde la cabeza hasta los dedos de los pies. Y lo que és más importante, habrás empezado a desarrollar una forma muy íntima de comunicación no verbal con él.

 

Aunque el masaje para bebés  puede resultar algo nuevo para los padres modernos, lo cierto es que ha formado parte de las tradiciones de cuidados infantiles en todo el mundo durante siglos, como por ejemplo en India,Nigeria,bali, y China. En occidente, muchos hospitales están empezando a incluirlo en sus programas para neonatos. En la ajetreada vida moderna, cuando los padres sienten la tentación de dejar a su hijo en la guardería durante horas en lugar de llevarlo consigo todo el día de aquí para allá, la necesidad del masaje infantil, con el contacto íntimo que supone, es cada vez mayor. El presente libro te ayudará a estrechar los vínculos de unión con el bebé, y a éste, a estar más sano y a sentirse más seguro emocionalmente. Asimismo, contribuirá a sentir las bases de una relación de confianza y amor mutuos.

 

El masaje no se circunscribe única y exclusivamente a la tierna edad del niño. A medida que va cresciendo, puedes seguir utilizandólo como un instrumento para mantener el bienestar y la salud de tu hijo. Los indisolubles lazos efectivos con el niño pueden empezar con el nacimiento, pero es una conéxion que se dearrollará y madurará a lo largo de su vida.

 

Nada es más importante que un bebé sano y feliz. disfruta de este tiempo especial con él. Tócalo con las manos y con el corazón. Espero que este libro ayude al mundo, bebé a bebé, a comunicarse en paz y amor.

 

masajebebé

asd213a1ds23a1d23a132d1as23d - MASAJE INDIO DE CABEZA: PRINCIPIOS

MASAJE INDIO DE CABEZA: PRINCIPIOS

MASAJE INDIO DE CABEZA: PRINCIPIOS

 

El término ayurveda procede de una palabra sánscrita que significa «ciencia
de vida», y es el complejo y antiguo sistema de filosofía y medicina en el que el
masaje indio de cabeza hunde sus raíces. El ayurveda considera que el equilibrio
y la moderación son esenciales para la salud, en la que el cuerpo y la mente
están inextricablemente ligados.

 

 

Según el pensamiento ayurvédico, el univer-
so está compuesto por cinco elementos —éter,
aire, tierra, fuego y agua—, y los seres hu-
manos están formados por una combinación
de estos elementos.

 

Los doshas
Además, se cree que existen tres doshas. o
energías, en toda la materia. Se denominan
vata, pitta y kapha. La mayoría de las perso-
nas tienen un dosha dominante, y eso es algo
que un tratamiento ayurvédico debe tener en
cuenta. Vata es la energía del aire, y estos ti-
pos tienden a ser delgados, inquietos, ansio-
sos, creativos y con la piel seca. Pitta es una
mezcla de fuego y agua, y estos tipos son ac-
tivos, decididos, con buen apetito, el pelo fino
y la piel suave; también sudan con facilidad.
Kapha es una mezcla de agua y tierra, y estos
tipos tienden al sobrepeso, se mueven lenta-
mente, duermen mucho y tienen el pelo fuer-
te y la piel grasa

 

Los chakras
La energía vital que se mueve por todo el
cuerpo se conoce como prana. Existen siete
círculos principales de energía, o chakras, si-
tuados a lo largo de la columna vertebral, y el
prana fluye a través de ellos. Estos chakras ge-
neran una energía que se transmite a los cen-
tros menores del cuerpo. Los primeros seis
chakras se localizan en los genitales, el sacro,
el plexo solar, el corazón, el cuello y la frente; el
séptimo está situado en la parte superior de
la cabeza. Cuando la energía que fluye por los
chakras se bloquea, se producen trastornos
mentales y físicos. El masaje ayurvédico esti-
mula el flujo libre de energía y, en conse-
cuencia, favorece la buena salud.

MASAJE INDIO DE CABEZA: PRINCIPIOS

 

VOLVER: MASAJE INDIO DE CABEZA

MASAJE INDIO DE CABEZA

MASAJE INDIO DE CABEZA

MASAJE INDIO DE CABEZA

 

El masaje indio de cabeza es un tratamiento energético
de la parte superior del cuerpo. Se utilizan técnicas
estimulantes y debe realizarse con sensibilidad sobre el
cuello y la cabeza. El masaje relaja los músculos mediante
na serie de rápidos movimientos de percusión y termina
estimulando el cuero cabelludo. Se pueden utilizar aceites
nutritivos en el pelo. El masajista debe mantener una
postura equilibrada y concentrarse en tener la columna
recta. El intercambio de energía entre ambos participantes
es un ingrediente vital de esta forma de masaje.

 

 

 

Lista de contenidos:

 

  1. Principios

 

  2. Puntos marma

 

  3. Aplicación

 

  4. Parte superior de la espalda

 

  5. Los brazos

 

  6. El cuello

 

  7. La Cabeza

 

  8. La cara

 

  9. El pelo y el cuero cabelludo

 

10. Solución rápida con masaje indio

 

11. Automasaje

 

 

MASAJE INDIO DE CABEZA