56asdasd4as6d4sa6d4sa56d4 - SENTIR LA ENERGIA

SENTIR LA ENERGIA

SENTIR LA ENERGIA

 

Ésta no es una técnica de masaje, porque no existe contacto, pero la energía puede utilizarse con el masaje para completar el trabajo físico o para relajarse. Debes colocar las manos en una posición relajada y un poco separada del cuerpo. Esta técnica puede efectuarse en cualquier zona.

 

Cómo hacerlo

Lleva tu respiración hacia las palmas de tus manos y relájalas. A continuación colócalas a una altura de entre cinco y ocho centímetros del cuerpo de tu compañero. Si sientes su calor corporal es que te has acercado demasiado. Manten la posición e imagina que estás respirando a través de las manos. Estate pendiente de cualquier sensación o «respuesta» que recibas de tu compañero.

 

Sentir la energía de la zona lumbar

Después de haber masajeado la zona de la espalda, coloca una mano por encima de la zona lumbar de tu compañero, a poca distancia de la columna. Experimenta con la distancia hasta que la percibas como correcta. Manten la palma de la mano relajada y centra tu mente en la energía que fluye de ella. Permanece en esta posición unos minutos. Eso ayudará a tu compañero a relajarse.

SENTIR LA ENERGIA

 

Sentir la energía de la cara

Después de haber masajeado la cara, sostén las dos manos juntas sobre los ojos de tu compañero, de forma que no les llegue ningún tipo de luz; evita acercarte demasiado a ellos, porque eso puede resultar desagradable. Imagina que estás respirando por las palmas de las manos. Después de unos minutos, retíralas lentamente.

546as4d56asd4as56d4

 

Sentir la energía del abdomen

Después de haber masajeado el abdomen, coloca las dos manos durante un momento por encima de él, a ambos lados del ombligo. Esto ayuda a que tu compañero se centre. Respira por las manos. Espera a que tu compañero realice tres respiraciones completas y retira las manos con suavidad.

56asdasd4as6d4sa6d4sa56d4