recetasaceites - Aromaterapia rápida - receta de aceite para masajes

Aromaterapia rápida – receta de aceite para masajes

Para relajar profundamente al bebé

50 ml de aceite de semilla de uva

Añade 1 cucharada de manzanilla, lavanda y geranio

Dolor de encías: Utiliza 1 gota de lavanda (Lavandula augustifolia) o 1 gota de manzanilla romana (Anthemis nobilis) diluida en 5 mi de aceite de almedra dulce (Prunus amygdalus). También puedes usar el contenido de una cápsula de aceite de prímula (oenothera biennis) (aprox. 5 mi). Realiza el masaje en la línea mandibular y el área del cuello. ¡Evita la boca y los ojos!

 

Para combatir el estrés y el nerviosismo

Yo solía echar una o dos gotas de lavanda francesa en una toallita y colocarla en la cuna, cerca de la cabecita de mi hija. En casos «desesperados», le daba un masaje echando 1 gota de lavanda francesa en las manos y luego aplicándola a las sienes, frente y manos. No estoy segura de si realmente funcionaba, pero lo cierto es que… ¡a mí sí me tranquilizaba en momentos de estrés extremo!

 

Para conciliar el sueño

Para establecer una buena pauta de sueño, echa 1 gota de lavanda francesa y 1
gota de manzanilla romana en un difusor o vaporizador y colócalo en el dormitorio del niño media hora antes de acostarlo. Cierra la puerta para que los vapores no se escapen.Retíralo o por lo menos ciérralo una vez acostado.

 

Consejos Utiles:

– Los niños responden muy bien a pequeñas cantidades de aceites esenciales. La aromaterapia puede ser
muy útil en los niños irritables.
– Si quieres adaptar una receta de aromaterapia para adultos, recuerda que la piel de tu hijo es mucho
mis sensible que la tuya. No uses mis de dos o tres gotitas de aceite esencial por cada dos cucharadas
de aceite base de almendra o de sésamo.
– Si añade aceites esenciales al baño, mezcla la cantidad adecuada de gotas en 5(X) mi de agua, agítalo bien y luego échalo en el agua del baño. Usa sólo aceites especiales para niños, tales como lavanda, árbol del té (aceite de manuca), geranio y rosa. 

Cuando pulverices o quemes aceites esenciales en el dormitorio del pequeño, usa la mitad de la dosis recomendada para adultos.
– Guarda siempre los frascos de aceites esenciales fuera del alcance de tu hijo.

 

recetasaceites