SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DESPORTIVO

SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DESPORTIVO

SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DESPORTIVO

 

 

Los atletas utilizan este masaje para mantenerse en forma. Ayuda a prevenir
lesiones mediante la relajación muscular, y resulta excelente después de la práctica
deportiva para liberar el exceso de ácido láctico. Es un masaje especializado, pero
los siguientes movimientos te ofrecen algunas técnicas básicas.

 

1 rotación de las caderas Dobla la pierna
de tu compañero contra el cuerpo levan-
tándola por debajo del tobillo y la rodilla.
Presiona sobre la parte inferior de la pierna
y acerca la rodilla al pecho hasta encontrar
resistencia. En este punto gira la pierna por
la cadera para realizar un estiramiento. Ex-
plora la amplitud de movimiento de tu
compañero y repite, aumentando gradual-
mente el recorrido de las rotaciones.

asd6a56sd4sa6d4as6d4


2 presión con los dedos sobre las rodillas
Presiona rodeando la rótula con las yemas
de los dedos, trabajando alrededor del bor-
de mientras aprietas y dibujas círculos en
distintos puntos. La otra mano debe ser-
virte como guía y para ofrecer resistencia.
Asegúrate de no trabajar directamente so-
bre la rótula. Es una buena técnica para au-
mentar la estimulación de la articulación,
pero no es adecuada si existe algún tras-
torno conocido en la rodilla.

5s6a4da56d4s56a4ds6ad4


 

3 rotación de muñeca Sujeta el brazo de tu
compañero por el codo. Coge la mano con
firmeza y utiliza la palma para aplicar pre-
sión. Es un buen ejercicio pasivo de la arti-
culación. A continuación puedes rotar len-
tamente la mano por la muñeca en ambas
direcciones, mientras aplicas presión para
aumentar su movilidad.

54asd4a4das65d6ad46as4d


 

4 vaciado venoso de las piernas Los múscu-
los de la pantorrilla pueden adquirir mucha
tensión, por lo que puedes favorecer la cir-
culación adaptando la técnica ya conocida
del vaciado venoso. Apoya el tobillo de tu
compañero sobre tu hombro para tener las
manos libres. Aprieta los músculos de la
pantorrilla deslizando las manos hacia la
parte posterior de la rodilla. El contacto
debe realizarse con toda la mano. Ten cui-
dado de no ejercer una presión indebida
sobre la rodilla.

SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DESPORTIVO


 

5 presión deslizante sobre el pie Coloca
las manos a ambos lados del pie. Aprieta
con fuerza entre los dedos y la zona hipo-
tenar. A continuación estira los tendones,
tirando hacia abajo en un lado del pie y ha-
cia arriba en el otro. Intenta moverlos lo
máximo posible e invierte la dirección de
las manos. Repite hasta que los músculos
se relajen y se vuelvan más dúctiles.

as564da564sd6a4d56as4d64


 

6 presión con las palmas sobre los hom-
bros Dobla el brazo de tu compañero por
detrás de la espalda para que sobresalga el
omóplato. Coloca una de tus manos por
debajo del hombro para sujetarlo, extien-
de el pulgar y el índice de la otra y deslíza-
los por debajo del omóplato tanto como
puedas sin que resulte desagradable. Apli-
ca la presión con la palma de la mano y la
unión del índice y el pulgar. Es una manio-
bra excelente para relajar el hombro.

a56s4das564d56a4d56as465d


 

7 fricción de hombros Coloca las dos manos
sobre la articulación del hombro, una en-
cima y la otra debajo. Fricciona con fuerza
entre ambas para aumentar la circulación.
Fricciona alrededor de la articulación y so-
bre la parte superior del brazo en una serie
de movimientos vivos. El movimiento debe
hacerse con las palmas de las manos. Es un
buen calentamiento previo a la actividad
física.

as5d4a56d4sa65d4sa56d4as65d4

 

 

 

 


 

VOLVER: MASAJES PARA SITUACIONES ESPECIALES


 

SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DE TEJIDOS PROFUNDOS

SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DE TEJIDOS PROFUNDOS

SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DE TEJIDOS PROFUNDOS

 

Este masaje incorpora técnicas sobre los músculos y el tejido conectivo. Si bien el
aumento de la presión puede resultar satisfactorio, debes tener cuidado cuando lo
apliques. Las técnicas pueden liberar tensiones muy instauradas y corregir problemas
posturales. Las siguientes sugerencias te ofrecen una idea de este masaje.

 

1 presión con el codo sobre la espalda
Aplica aceite sobre su espalda. Sujeta el
cuerpo, inclínate hacia delante y coloca el
codo sobre los músculos del lado opuesto
de la columna. Aplica presión hacia arriba,
subiendo sobre los músculos hasta llegar a
la parte superior de la espalda, y termina el
movimiento sobre el hombro con el ante-
brazo. Evita que el codo forme un ángulo
demasiado agudo para que la presión sea
firme pero no se clave.

5ASD56A56D4A56D4A6D4


2 presión con los dedos sobre los hom-
bros Utiliza una doble presión con los de-
dos para trabajar alrededor del omóplato
de tu compañero. Comienza con una mano
sobre la parte superior del hombro y colo-
ca la otra encima de la primera para au-
mentar la presión. Desliza las manos alre-
dedor del borde del omóplato mientras
presionas para relajar los músculos y esti-
mular la circulación.

56as4d56a4d6sa4d6a54d


 

3 presión con los nudillos sobre los glú-
teos Utiliza las dos manos para trabajar en
zonas musculares y carnosas como los glú-
teos. Cierra el puño y presiona con los nu-
dillos, colocando la otra mano encima de
la primera para aumentar la presión. Apo-
ya todo tu peso y traza circuios, amasa y
presiona sobre los músculos. Ten mucho
cuidado de no ejercer presión sobre zonas
óseas.

56asd4s56a4ds6a4da6d4


 

4 presión con los dedos sobre la espalda
Coloca las yemas de los dedos de ambas
manos sobre los músculos situados a un
lado de la columna. Presiona sobre ellos
mientras haces rodar los dedos sobre las
bandas musculares. Este movimiento debe
ser lento y profundo, evitando presionar
sobre la columna. La maniobra produce un
efecto mayor en los puntos donde el tono
muscular es elevado.

SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DE TEJIDOS PROFUNDOS


5 rodado con los pulgares sobre las pier-
nas Sujeta la pierna por el tobillo y coloca
los pulgares justo encima del hueso y a am-
bos lados de los tendones. Haz un rodado
hacia los músculos de la pantorrilla apli-
cando presión con las yemas de los pulga-
res. Repite en varios movimientos aplican-
do una presión firme pero que no resulte
dolorosa. Presiona justo detrás y cerca del
hueso para obtener un resultado óptimo.

56asd56a546sd56a5sd5a


 

6 vibración sobre los antebrazos Localiza
la zona muscular entre los huesos del an-
tebrazo. Coloca las yemas de los dedos so-
bre los músculos, presiona hacia abajo y
vibra sobre ese punto. Esto aumenta la pe-
netración de cualquier presión, por lo que
sólo debe hacerse sobre músculos carno-
sos. Los movimientos duran unos instantes.
Trabaja sobre el antebrazo, y repite luego
las maniobras en el otro lado.

asd4a56d4a56sda4sd


7 presión sobre los músculos con los pul-
gares Coloca los pulgares sobre el muslo,
a unos cinco centímetros de la rótula. Des-
lízalos sobre la cresta de los músculos y, con
la yema, aplica presión hacia la cadera. El
movimiento debe seguir la línea muscular
y terminar al menos cinco centímetros por
debajo de la cadera. Empieza siempre con
una presión suave y comprueba con tu
compañero si le molesta cuando la au-
mentas. Repite en la otra pierna.

56asd456as54da6d4sa65d4

 

 

VOLVER: MASAJES PARA SITUACIONES ESPECIALES