SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DEL CAMPO ENERGÉTICO

SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DEL CAMPO ENERGETICO

SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DEL CAMPO ENERGETICO

 

 

Todo masaje que trate a la persona en su conjunto posee un efecto sanador.
El enfoque holístico tiene en cuenta el cuerpo, la mente, las emociones y las
dimensiones espirituales de cada persona. Trabajar sobre un aspecto concreto puede
afectar al equilibrio del conjunto, y la sanación depende de conseguir el equilibrio.

 

Centros y campos de energía
Como ya hemos visto, los chakras son puntos
de comunicación de energía.

Se cree que cada uno de los siete
centros energéticos principales está situado en
un punto concreto, asociado con determinados
aspectos físicos, y posee un color y una vibra-
ción sonora diferente. Además, existen varios
campos energéticos que rodean a cada indivi-
duo, conocidos como auras. Algunas personas
pueden verlas o leerlas, así como los colores
que contienen. El campo de energía más cer-
cano al cuerpo se conoce como cuerpo eténco,
y puede que seas capaz de sentirlo si colocas la
mano sobre la piel a una distancia de entre
quince y veinte centímetros. Se cree que los de-
sequilibrios de energía afectan a nuestro
bienestar físico, y pueden incluso ser causa de
enfermedades. Equilibrar la energía puede ayu-
darnos a recuperar la salud, y existen algunos
sanadores que trabajan exclusivamente en los
campos energéticos. Desarrollando un contac-
to sanador puedes enriquecer el masaje.

SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DEL CAMPO ENERGETICO

Las técnicas relacionadas con el campo
energético trabajan tanto en el cuerpo como
sobre él. El primer paso es desarrollar la sen-
sibilidad, así como la empatia y el respeto ha-
cia tu compañero de masaje. Vacía tu mente,
céntrate en tus manos y toma nota de todas
las sensaciones que percibas. Sé objetivo y li-
mítate a observar. Prueba las siguientes téc-
nicas después de haber masajeado los múscu-
los, o antes de hacerlo, para ayudar a tu
compañero a relajarse. Con la práctica ob-
tendrás confianza y serás capaz de refinar tu
técnica.

 


 

 

1 descansar sobre la espalda Después de
masajear la espalda, termina la secuencia
colocando una mano entre los omóplatos
de tu compañero y la otra sobre el sacro (el
triángulo óseo situado en la base de la co-
lumna). Respira con calma, vacía la mente
y céntrate en las sensaciones que recibas
en las manos. Imagina que la energía posi-
tiva fluye de tus palmas. Esto produce una
sensación tranquilizadora y ayuda a co-
nectar la parte superior de la espalda con
la zona lumbar.

a56sd4a5d46a4dsa56d4


 

2 sentir la energía de la espalda Coloca la
mano plana sobre el sacro de tu compañe-
ro. Levántala lentamente hasta situarla a
diez o quince centímetros del cuerpo. Tra-
za círculos sobre el sacro, en el sentido con-
trario a las agujas del reloj, y observa cual-
quier sensación que percibas en la palma.
Vuelve a bajarla gradualmente hasta que
descanse de nuevo sobre la espalda de tu
compañero. Este movimiento relaja la zona
lumbar.

56asd4a654d5a6d46ad4


 

3 descansar los ojos Este movimiento es
muy bueno después de haber masajeado
la cara y resulta profundamente relajante.
Ahueca las manos y colócalas unos quin-
ce centímetros por encima de los ojos, evi-
tando que llegue a ellos la luz. Respira con
calma e imagina que la energía positiva flu-
ye a través de las palmas. Manten las manos
firmes y la mente en silencio. Tu compañe-
ro puede percibir el calor de tus manos.

5as64dsa654ds56a4d65as4sd6


4 descansar sobre el abdomen Pruébalo
después de masajear el abdomen. Es espe-
cialmente bueno si tu compañero está par-
ticularmente sensible. Se trata de una téc-
nica muy adecuada para centrar. Sostén las
manos justo por encima del abdomen. Ob-
serva cualquier sensación que puedas per-
cibir. Ve bajando las manos poco a poco
hasta que queden planas a ambos lados
del ombligo. Exhala energía positiva a tra-
vés de las palmas.

as56d4a56d4a65d46a4d6a4d


 

5 descansar en la cabeza Esta maniobra es
muy buena para combatir el dolor de ca-
beza y la tensión mental. Descansa las
manos a ambos lados de la cabeza de tu
compañero, con las manos hacia dentro.
Simplemente déjalas que se relajen. Ob-
serva cualquier sensación que puedas per-
cibir e imagina que la energía positiva flu-
ye a través de tus palmas. Separa las manos
un poco más de la cabeza y repite, aleján-
dolas más cada vez.

as56d4a65sd4a6d4a56d4a6d54


 

6 descansar en los pies Esta maniobra ayu-
da a que tu compañero se centre o enraice
después de un masaje, al dirigir su atención
a los pies. Después de haberlos masajeado,
coloca las manos en posición relajada so-
bre las plantas. Relaja las palmas de las ma-
nos y siente el contacto con los pies de tu
compañero. Centra tu atención en los pun-
tos de contacto entre los dos.

56sa4d6a4sd64a6d4as65d4sa56d4


 

7 sentir la energía sobre la cabeza Sitúa-
te de pie detrás de tu compañero. Coloca
las manos juntas unos treinta centímetros
por encima de la cabeza. Relaja las palmas
y observa cualquier sensación que puedas
percibir. Ve bajándolas poco a poco hasta
que rodeen la parte superior de la cabeza.
Toma nota de cualquier cambio en las sen-
saciones a medida que te vayas acercando
al cuerpo. Imagina que la energía positiva
fluye a través de tus manos.

5as6d4a564d5a6s4d56a4d6a4d


 

8 descansar sobre el pecho Coloca una
mano plana sobre el pecho y la otra sobre
el abdomen. Descansa. Observa la subida
y la bajada de la respiración de tu compa-
ñero y manten la tuya propia en calma y
constante. Observa cualquier cambio en la
respiración de tu compañero y concéntra-
te en el calor de tus manos. Es muy útil y
equilibrante si la otra persona está emo-
cionalmente alterada.

 

a56sd4a56d45s6a4d6a4d64

 

 

 


VOLVER: MASAJES PARA SITUACIONES ESPECIALES


 

masaje para que sirven - Establecer el entorno

Establecer el entorno

Necesitarás una camilla de masaje o suficiente espacio en el suelo, luces que puedan atenuarse, una habitación templada (el cuerpo se enfría con mucha rapidez), calma y tranquilidad, sin interrupciones, y a ser posible algo de música de fondo. Una fricción de cinco minutos en el hombro requiere menos espacio que un masaje de todo
el cuerpo y puede realizarse prácticamente en cualquier sitio, pero
de todas formas no está de más dedicarte un poco de atención.

Comienza por crear un entorno sedante que
os haga sentiros a ambos cómodos y relajados. Las velas y los aceites en un difusor pueden mejorar el ambiente para los amigos y familiares, pero para una persona menos cercana, una atmósfera limpia y despejada puede ser más adecuada.

Es importante dedicarle tiempo suficiente; asegúrate de que ambos contáis con mucho, tiempo no solo para el masaje sino también
para antes y después. Acordar una duración con anterioridad significa que podéis liberaros y aseguraros de que el tiempo del masaje es todo vuestro.

 

masaje-para-que-sirven

itensnecessariosmassagem - Enseres Necesarios

Enseres Necesarios

Ahora que ya sabes cuándo y dónde, el paso siguiente consiste en reunir unos cuantos utensilios que fa- cilitarán el masaje y lo harán más placentero. Algunos padres incluso destinan una bolsita de masaje es- pecial para este menester. Vemos algunos de los enseres que necesitarás:

Baby Massage Shirt™

La forma más fácil de aprender las técnicas que se describen en este libro es practicarlas varias veces con mi body de masaje para el bebé. En pocos días te sentirás lo bastante cómoda como para probarlo con tu hijo sin utilizar el body a modo de guía. Ten por seguro que disfrutarás del contacto piel a piel con el pequeño, y quizá lo más importante, con las sonrisas y reacciones positivas con las que te recompensará.

«Tranquilizador»
Vas a necesitar un «tranquilizador- (objeto con el que el bebé se siente protegido teniéndolo cerca) cubierto con una toalla, algo que el niño tenga a su lado y que le resulte muy familiar romo para sentirse a gusto y protegido. Personalmente, me gusta un chal o echarpe de lana. Colócalo frente a ti.

Toallas y pañales
Ten a mano unas cuantas toallas y pañales adicionales. Dado que el bebé aún no controla la vejiga y le harás un masaje sin ropa ni pañales que limiten sus movimiento, tal vez los necesites para limpiarlo en caso de accidentes ocasionales. (Ni que decir tiene que también puedes realizar el masaje con el pañal puesto sí te sientes más cómoda.) Al igual que los adultos, los bebés orinan y evacúan más fácilmente cuando están relajados. ¡Estate preparada! De este modo no tendrás que apresurarte c interrumpir el contacto. Limpialo y continúa.

AlimentaciónA menudo, el masaje estimula al niño hasta tal punto que. una vez terminado, tiene mucho apetito. Préparate para darle el pecho o el biberón.

Diario de masajeAunque no es «esencial», te recomiendo llevar un diario especial de las experiencias de masaje de tu bebe.Anota cuándo lo hiciste, los problemas que se hayan presentado, las respuestas especiales del niño, etc.Si lo consultas con regularidad, te familiarizarás con los biorritmos del niño y comprenderás mejor lo que le gusta y lo que le disgusta. Asimismo, en el futuro podrás regalárselo para que lo tenga en cuenta cuando tenga hijos. Después de todo, tu diario es un registro de las atenciones que le ofreciste durante los primeros meses y años de vida. ¡También le servirá para aprender, de adulto, que tipo de contactos físicos son una fuente inagotable de «felicidad»!

Aceite para masajeEl aceite para masaje asegura un contacto y una acción fluida de las manos sobre la piel de tu hijo. También puede aliviar las irritaciones provocadas por los pañales, la inflamación de la piel y la formación de escamosidades secas blanquecinas o amarillentas en el cuero cabelludo del recién nacido. Recomiendo un aceite natural a base de frutas o verduras (consumibles) en lugar de aceites comerciales para bebés. Las marcas comerciales se elaboran con una base inorgánica de petróleo que puede perjudicar el tracto digestivo si el niño succiona el dedo. Por otro lado, los aceites minerales resecan la piel y obturan los poros. Dado que la piel del bebe es extremadamente sensible y delicada, aconsejo un aceite ligero y texturado, como por ejemplo el de semilla de uva, que puedes encontrar en la mayoría de las riendas de productos naturales.

Cuando uses Aceites esenciales para el masaje, diluyelos en una base de aceite inodoro, como por ejemplo aceite de almendra, añadiendo tres gotas de aceite esencial por cada dos cucharadas de aceite base. Aplica siempre una gota de aceite diluido en una pequeña área de la piel del bebé antes de darle el masaje, y déjalo durante media hora para descartar una posible reacción.

ADVERTENCIA: Los aceites esenciales están muy refinados y siempre se deben diluir en una buena cantidad de aceite de almendra o de sésamo. No utilices más de dos o tres gotas de aceite esencial por cada dos cucharadas de aceite base. Ten en cuenta, sin embargo, que los niños pueden presentar reacciones alérgicas al igual que los adultos. Así pues, antes de aplicarlo en un masaje, haz una prueba en una pequeña área de la piel una vez diluido. Espera algunas horas para comprobar si aparece algún enrojecimiento u otras reacciones (estornudos, etc.). En tal caso, tenlo en cuenta y no uses esc tipo de aceite en el futuro. Tampoco es recomendable aplicar el aceite directamente en la piel del bebe. Póntelo en la mano, caliéntalo un poco con una ligera fricción y luego realiza el masaje.

 

itensnecessariosmassagem

 

 

 

musculos de la espalda - Los músculos de la espalda sentado y de pie

Los músculos de la espalda sentado y de pie

A los cuatro meses observarás que tu hijo junta los omóplatos cuando lo sostienes en la posición de sentado o de pie, aunque todavía no puede moverse o sentarse y jugar por sí solo. Entre el sexto y noveno mes ya será capaz de hacerlo. Éste el momento en el que el masaje de la espalda es más beneficioso. En el sexto mes, el niño continúa desarrollando sus habilidades para sentarse; Alrededor del séptimo lo hará él solo; y entre el décimo y duodécimo mes se pondrá de pie. La secuencia de aprendizaje para sentarse y estar de pie es fascinante. En los primeros meses, su espalda es muy débil. Alrededor del tercer y cuarto mes se fortalece la parte inferior de la espalda y empieza a incorporarse, aunque a menudo se desplomando, pero empieza a extender los brazos hacia delante y hacia los lados. En esta etapa usa los músculos de la espalda, que se fortalecen para que pueda sentarse. Estar sentado y de pie requiere un equilibrio que sólo se consigue con unos músculos de la espalda fuertes y desarrollados. Cuando ya utiliza estos músculos, el masaje de la espalda es muy relajante, además se ser una de las partes favoritas para el masaje tanto para los bebés como para los niños más mayorcitos.

como empezar - Cómo empezar el masaje de los brazos

Cómo empezar el masaje de los brazos

Apoya con suavidad las manos en el pecho de tu hijo y espera unos segundos. Dado que el masaje de los brazos se realiza poco más o menos a media sesión, aprovecha para comprobar tu estado físico y psicológico. Sigues relajado o estás tenso? Te pesan los hombros o tienes el cuello agarrotado? En tal caso, interrumpe el contacto durante algunos minutos, estira el cuerpo y respira profundamente. Libera la tensión para poder reanudar el masaje con la máxima energía y afrontar la segunda parte de la sesión. Después de un breve descanso, restablece el contacto con el niño apoyando las manos en el vientre y deslizándolas hacia los costados, hacia los brazos y las manos del pequeñin. Cógele de las manos, hábable y aprovecha la ocasión para estrechar vuestros vínculos afectivos, manteniendo siempre el contacto visual.

masaje del vientre - Masaje del vientre

Masaje del vientre

Un buen masaje en el vientre y el pecho del bebé no sólo lo tranquilizará, sino que también le proporcionará el alivio necesario en el caso de retención de gases y estreñimiento. Si se muestra irritado o nervioso, unos pocos minutos de masaje en el vientre, incluso sobre la ropa, obran maravillas. Por otra parte, ayudar la niño a sentirse conectado con esta área de su cuerpo desarrolla la confianza y la seguridad en sí mismo. En Oriente, en el budismo y taoísmo, así como también en las artes marciales, el ombligo está considerado como el centro del poder personal. También es el área de la que depende el sentido del equilibrio. Antes de examinar las técnicas, permíteme compartir contigo algunas directrices de seguridad:

  1. Asegúrate de que el cordón umbilical se ha curado completamente antes de hacer un masaje en esta área.
  2. Dado que la finalidad del masaje del vientre es facilitar la circulación de los gases y de los residuos de desecho hacia los intestinos, los pases deberían seguir siempre la dirección natural del colon, es decir, desde el lado derecho del bebé hasta el izquierdo. (Si estás mirando al niño, el pase debería realizarse de izquierda a derecha.)
  3. Aplica siempre un movimiento en el sentido de las manecillas del reloj cuando realices un masaje en el vientre. Hacerlo en la dirección opuesta puede provocar molestias en el delicado sistema intestinal del bebé.

 

Pase Descendente:

– Úntate las mano con un poco de masaje, y alternándolas, desplaza las palmas hacia abajo desde la caja torácica hasta la parte superior de las piernas. Repítelo varias veces. Esto ayuda a «conectar» el torso con las piernas, creando una sensación de plenitud corporal iniciada con el pase de saludo. Este pase es especialmente beneficioso para aliviar el dolor producido pro la retención de gases. Los bebés tragan siempre un poquito de aire al comer, aunque algunos son más propensos que otros a retenerlo, sobre todo los que se alimentan con biberón. Puedes detectar la retención si llora y levanta las piernas. Para relajar el vientre aun más si cabe, levántale las piernas con una mano y continúa el masaje con la otra. En mi body de masaje, este pase corresponde a las flechas de color azul pálido en la parte delantera.Síguelas con las manos para completar el Pase Descendente.

Pase Circular:

– Se realiza alrededor del ombligo en la dirección de las manecillas del reloj y consta de tres etapas. Primero, con el niño mirando hacia ti, desplaza la mano derecha desde justo debajo de la caja torácica (lado iquiero del bebé) hasta la base del vientre con un movimiento vertical. A continuación, con la mano izquierda, describe un ángulo recto («L» invertida) empezando en el área situada debajo de la caja torácica en el lado derecho del niño, continuando hacia el lado izquierdo, con un movimiento horizontal, y por último, de nuevo con la mano derecha, un doble ángulo recto («U» invertida) empezando en la sección inferior del vientre, continuado hacia arriba hasta la caja torácica (lado derecho del bebé), hacia la derecha con un movimiento horizontal (lado izquierdo del niño) y finalmente hacia abajo. Repite varias veces toda la secuencia, alternando la mano derecha y la mano izquierda (como si treparas por una cuerda), y describiendo un círculo ininterrumpido, siempre con una ligera presión. A los pequeñines les encanta! Recuerda que es muy importante realizar este pase sólo en el sentido de las agujas del reloj, ya que éste es el movimiento natural del tracto digestivo y gastrointestinal. Si lo haces al revés, desplazarás los gases en la dirección equivocada, provocando una mayor sensación de dolor en tu hijo. Si dispones de mi body de masaje, el Pase Circular corresponde al círculo amarillo con las manos anaranjadas. Insisto a costa de hacerme pesada: con el niño mirando hacia ti, desplaza las manos en la dirección de las manecillas del reloj, nunca en la contraria. Alterna este pase con el siguiente.

Pases Dactilares:

– Alternando las manos, efectúa pases cortos con los dedos, solapándolos ligeramente. Empieza en el lado derecho del niño y desliza los dedos realizando el mismo movimiento de «U» invertida del Pase Circular y terminando en el lado izquierdo. Estos pases relajantes siguen la dirección del colon y ayudan a expulsar los gases acumulados. Asimismo, alivian el dolor de estómago provocado por la retención de gases, el estreñimiento y los cólicos, que algunos pediatras asocian a la acumulación de gases en el abdomen.

Pase de Pulgar:

– Tal y como su nombre indica, empieza con los pulgares situados justo debajo de la caja torácica del bebé. Desliza los pulgares hacia arriba, a ambos lados del cuerpo, desde el ombligo. Si el niño tiene gases, tal vez le disguste, pero si continúas, lo ayudarás a desplazarlos y expulsarlos más deprisa.

Almohadilla:

– Lo puedes hacer de dos formas, sujetando las piernas del bebé con una mano a la altura de los tobillos, y desplazando la otra de arriba abajo, en un lado del cuerpo, frotando el vientre con el borde de la palma de la mano, como si arrastraras arena hacia ti, y luego cambiando de manos para trabajar el otro lado del cuerpo del niño, o bien con las dos manos a un tiempo, describiendo ligeros semicírculos con el borde de las palmas, en un lado hacia arriba y en el otro hacia abajo (véase ilustración). Es un pase muy eficaz para relajar el vientre.

6asd5a6d5a6d5sa6+d5as+d5 - MASAJE HOLISTICO: EL PECHO

MASAJE HOLISTICO: EL PECHO

MASAJE HOLISTICO: EL PECHO

 

Cuando se masajea el pecho, se pueden emplear movimientos amplios con los hombres, pero es necesario adaptarlos con una mujer. Para los hombres, utiliza más aceite en las zonas cubiertas de vello. Para las mujeres, ten una toallita para cubrir los senos y evita trabajar sobre los tejidos delicados de la zona.

 

 

1 rozamiento Sitúate junto a la cabeza de tu compañero. Frótate un poco de aceite entre los dedos. Coloca las dos manos juntas y planas en la parte superior del pecho. Baja barriendo por el centro del pecho hasta el final de la caja torácica, evitando cualquier contacto con los senos Para impedir que la otra persona sienta pudor, puedes adaptar las maniobras y utilizar una toallita sobre la zona.

56as4da56d4a56d4


2 rozamiento Separa las manos en la base de la caja torácica y vuelve a subirlas por los lados del cuerpo hasta las axilas. Mantenlas amoldadas a las costillas y reduce la presión. Repite estas maniobras varias veces, de manera que formen un movimiento fluido y continuo.

a5s6d4a56d45a6d4


 

3 presión con los pulgares Coloca las yemas de los pulgares debajo de las clavículas, a ambos lados del esternón. Presiona hacia abajo y sigue la línea de las costillas hacia el hombro. Repite por debajo de la siguiente costilla sin aplicar presión sobre los huesos. Esto ayuda a relajar los músculos situados entre las costillas.

a4s5da4d56a4d56a4d6as5d4


 

4 presión con los pulgares Cuando se está trabajando sobre el pecho, es importantísimo evitar los pezones y los senos. Por consiguiente, cuando llegues al centro, puedes adaptar las maniobras y cambiarlas por una simple presión con los pulgares entre las costillas. Presiona hacia abajo con las yemas de los dos dedos al mismo tiempo, y a continuación afloja de manera uniforme y con lentitud. Repite en tres o cuatro posiciones a lo largo del centro de la caja torácica.

MASAJE HOLISTICO: EL PECHO


 

5 presión con los dedos Coloca las manos sobre la caja torácica de tu compañero, con la zona hipotenar a los lados del esternón. Deslízalas sobre las costillas utilizando la zona hipotenar y las palmas, siguiendo la línea de aquéllas. A continuación vuelve a recogerlas por los lados de la caja torácica con los dedos extendidos, presionando entre los huesos. Repite varias veces realizando un único movimiento continuo para relajar el pecho.

a54das56d456a4das56d4


 

6 presión con la zona hipotenar Cuando vuelvas a la parte superior del pecho, coloca la zona hipotenar a ambos lados del esternón, justo por debajo de las clavículas. Aplicando presión con ella, lleva las manos hacia fuera en dirección a los hombros Repite bajo las clavículas varias veces, aliviando la presión al completar cada pasada.

6asd5a6d5a6d5sa6+d5as+d5


 

7 presión con los dedos Pasa a las costillas inlenores de un lado del cuerpo. Coloca los dedos entre las costillas y empújalas hacia atrás sobre la caja torácica, una mano después de la otra. Barre con ambas manos hacia arriba por el centro del pecho y termina la maniobra con unos ligeros pases neurosedantes diagonalmente hasta el hombro contrario. Sin cambiar de posición, repite en el lado contrario.

a56s4d56as4das56d4as6d4


 

8 presión con la zona hipotenar Para cerrar la secuencia, coloca las dos manos sobre la parte superior de los hombros. Empuja hacia abajo con la zona hipotenar, de forma que los hombros de tu compañero se relajen visiblemente. Repite, deja las manos quietas un momento y termina la secuencia acariciando los hombros.

86as5d4as54da56s4das57da

transferir - Aceites y recetas

Aceites y recetas

Para dar un masaje con aceite deberás tener éste preparado con antelación. Su misión es la de ayudar a que las manos se deslicen sobre ta piel sin resbalarse ni pegarse. Los aceites utilizados en los masajes suelen ser vegetales, de frutos secos o de semillas. Los mejores son los orgánicos prensados en frío.

Mezclas Corporales

Ligera:

Almendra: 7 ml; semilla de uva: 3 ml

UNTUOSA:

Almendra 6 ml; aguacate: 4 ml                                                                                         Girasol: 7 ml; macadamia: 3 ml

Normal:

Girsasol: 6 ml; albaricoque: 2 ml; jojoba: 2 ml

Mezclas Faciales

Sensible:

Girasol: 4 ml; jojoba: 1 ml

Untuosa:

Aguacate: 4 ml; macadamia: 1 ml

Normal:

Girasol: 3 ml; rosa mosqueta: 1 ml; albaricoque: 1 ml

El masaje proporciona también una oportunidad para nutrir e hidratar la piel. La mayoría de los aceites tienen una caducidad de uno o dos años, y cuando no se estén utilizando deben almacenarse en un lugar fresco y oscuro para minimizar la oxidación. Regularmente se introducen aceites nuevos y exóticos.

La mejor política es familiarizarte al principio con unos pocos (como los que te ofrecemos en la página siguiente) y luego ir experimentando con otros a medida que vayas adquiriendo práctica.

 

transferir

 

masaje oriental relajante - Masaje Oriental

Masaje Oriental

En China existen hallazgos arqueológicos que confirman que ya se practicaba el masaje hace más de tres mil años. El Tratado de medicina interna del Emperador Amarillo, el primer texto médico  y el general, recopilado en algún momento entre el  aC., perfila el tratamiento utilizando hierbas, acunpuntura y masaje. TuiNa, que significa empujar y agarrar, surgiró del masaje popular anmo, todavia en uso hoy en dia. Sus raices se remontam a la dinastia Shang (que comenzó hacia el año 1700 aC.) y emergió entre el 1368 y el 1644.

En el sigilo vi dC. se introdujo en Japón, desde China y a través del budismo, una antigua forma de masaje conocida como anma.  A principíos del siglo xix dominó la medicina occidental, pero un siglo más tarde surgiró el shiatsu, que en la actualidad goza de reconocimiento oficial en este país.

En la Índia encontramos textos sánscritos fechados alrededor del año 1500 aC., que conforman la base de la medicina ayurvédica que hacen referencia al masaje, a los aceites y as hierbas. El masaje índio de cabeza, o champissage (champi significa champú), ha formado parte del aseo familiar desde hace mil años y se utiliza para tener el pelo sano. En jeroglíficos encontrados en tumbas egipicias, y que datan de alrededor del año 2300 aC., aparecen representadas personas frotando manos y pies con sus manos.

 

masaje_oriental_relajante