A54SD4AS564DSA6DAS65D4 - SHIATSU: PARTE POSTERIOR DE PIRNAS E PIES

SHIATSU: PARTE POSTERIOR DE PIRNAS E PIES

SHIATSU: PARTE POSTERIOR DE PIRNAS E PIES

 

Asegúrate de estar en buena posición para llevar a cabo la secuencia de piernas.
También es importante la posición de las piernas de tu compañero cuando apliques
presión a los meridianos. Al trabajar sobre las articulaciones, debes presionar con
cuidado. Asegúrate de emplear una presión similar en ambas piernas.

 

 

1 presión con las palmas Sitúate junto a sus
caderas. Coloca una mano sobre el cuerpo
como sostén. «Camina» con la palma de la
otra mano, descendiendo por la parte pos-
terior de la pierna a lo largo del meridiano
de la vejiga. Empieza debajo de los glúteos
y termina encima del tobillo, ejerciendo
menos presión detrás de la rodilla. Coloca
la mano, aplica presión, manten y afloja
gradualmente cada vez.

SHIATSU: PARTE POSTERIOR DE PIERNAS E PIES


2 estiramiento Con la pierna en posición
central, desliza una mano por debajo del
tobillo y dobla la pierna hacia el glúteo, con
una mano descansando sobre el sacro, en
la base de la columna, para apoyarte. Te-
niendo en cuenta la flexibilidad de tu com-
pañero, intenta tocar el glúteo con el talón,
pero deten el movimiento cuando percibas
resistencia. Afloja el estiramiento, relaja y
vuelve a intentarlo.

AS21D23A1SDA3D3A1D


 

3 círculos con los pulgares Desplázate has-
ta el pie de tu compañero. Sujétalo con las
manos y traza círculos con los pulgares al-
rededor del hueso del tobillo para relajar Id
articulación. Trabaja tan cerca del tobillo
como te sea posible, y repite varias veces.
Presiona con las yemas de los pulgares y di-
buja círculos pequeños sobre cada punto
para liberar la energía bloqueada y esti-
mular el flujo sanguíneo hacia los pies.

23AS1D23AS1DAS231D23


4 amasamiento Amasa sobre la parte car-
nosa del pie con los nudillos, trabajando al-
rededor de R 1. Manten la mano todo lo
relajada que puedas, para evitar apretar
demasiado, mientras te apoyas contra la
otra mano, colocada debajo del tobillo.
Puedes extender los movimientos por todo
el pie. pero no masajees sobre el puente.

PRECAUCIÓN No utilices el punto R1 durante el emba-
razo.

AS1DAS1DA31DAS3SD132


 

5 tracción Utiliza el pulgar, el índice y el co-
razón para tirar de cada uno de los dedos
de los pies. Aprieta bajando por la parte ex-
terior de cada dedo, tira y da un ligero
apretón antes de cerrar el contacto. Ex-
tiende el movimiento hasta unos dos cen-
tímetros y medio del final de los dedos A
continuación baja el pie y repite todos los
movimientos anteriores en la otra pierna.

2ASD5AD465A4D6A54D


6 tracción Arrodíllate detrás de los pies de
tu compañero. Desliza las dos manos por
debajo de los tobillos, levántalos un poco
y tira hacia ti para efectuar un estiramien-
to. Ten cuidado de no forzarte demasiado
si tu peso corporal es menor que el de tu
compañero. Repite dos veces para liberar
la energía bloqueada de las articulaciones.

AS4D56AS4DA64D564


 

7 presión con los pies Coloca tus talones
sobre la parte carnosa de los pies de tu
compañero, con tus dedos apoyados sobre
el suelo. Aplica presión «caminando» sua-
vemente hacia arriba y hacia abajo con tus
pies. Ajusta tu peso en caso necesario para
que la presión resulte agradable y unifor-
memente sobre cada punto. Ten precau-
ción para evitar toda presión sobre el puen-
te de los pies.

A54SD4AS564DSA6DAS65D4


 

8 presión con las palmas Pide a tu compa-
ñero que se ponga de lado, con la pierna
superior doblada para dejar expuesto el
meridiano de la vesícula. Utiliza un almoha-
dón como sujeción. Apoyando una mano
sobre el cuerpo, «camina» hacia abajo des-
cendiendo por el exterior de la pierna has-
ta el tobillo, evitando presionar en la rodi-
lla. La mano debe estar en contacto con la
pierna, aunque la presión se ejerce con la
palma. Colócate, presiona, manten y aflo-
ja, y repite en la otra pierna.

56ASD546SA56D5AS56D4

 

VOLVER: SHIATSU

 

 

a56sds56a4d56a4d65a46d5 - MASAJE CHINO: AUTOMASAJE

MASAJE CHINO: AUTOMASAJE

MASAJE CHINO: AUTOMASAJE

 

 

El automasaje es una forma estupenda de localizar puntos que pueden ser
difíciles de encontrar en otras personas sin algo de práctica. Los puntos pueden
estar un poco sensibles y sentirás cómo resuena la energía cuando encuentras
el lugar exacto. Cuanto más practiques, más natural te resultará.

 

1 círculos con los dedos sobre los hom-
bros El cuello y los hombros siempre acu-
san la tensión, por lo que ésta es una bue-
na forma de relajarse. Coloca las manos
por encima de los hombros y localiza los
músculos a ambos lados de VG 14. Traza
círculos con las puntas de los dedos con
toda la firmeza que te resulte agradable
para relajarlos. Muévelas hacia los brazos
para dispersar las acumulaciones de chi.

 as56da54d56a456d54asd


 

2 apretar los hombros Coloca una mano
por detrás del hombro contrario y aprieta
los músculos entre los dedos y la zona hi-
potenar (la almohadilla situada justo enci-
ma de la muñeca). Hazlo hacia el cuello y
localiza VB 21, situado en línea con VG 14.
Percibirás una depresión sensible. Traza
círculos sobre el punto con las puntas de
los dedos y a continuación presiona direc-
tamente un poco más fuerte. Repite los
movimientos en el otro hombro.

56as4d56a4d56a4d6a4d


 

3 presión con los dedos sobre la zona
lumbar Coloca las manos por detrás de la
espalda, con las puntas de los dedos sobre
los músculos lumbares, a ambos lados de
la columna. Presiona con los dedos des-
cendiendo por los músculos y sobre el sa-
cro, el triángulo óseo situado en la base de
la columna. Esto estimula el meridiano de
la vesícula y relaja la zona lumbar.

PRECAUCIÓN No utilices los puntos VG 14, VB 21 ni
VB 30 durante el embarazo.

MASAJE CHINO: AUTOMASAJE


4 presión con los dedos sobre los glúteos
Localiza VB 30, a dos tercios del recorrido
desde los glúteos hacia las caderas y aproxi-
madamente a un tercio hacia abajo. Presió-
nalo y traza círculos sobre él con las puntas
de los dedos. Aunque es difícil conseguir la
misma presión en ti mismo que en un com-
pañero, te servirá para relajar la zona de la
cadera bastante bien.

56asds56a4dsa6d4as6d4


5 presión sobre las cejas Pellizca a lo largo
de la línea de las cejas con los pulgares y los
índices, desde el puente de la nariz hacia
las sienes. Pellizca y levanta al mismo tiem-
po, recorriendo el camino hacia VB 1. Pue-
des sentir esta depresión en la línea que
parte desde la cuenca del ojo. Presionar y
trazar círculos sobre él es fantástico para
aliviar la tensión y despertar los ojos can-
sados.

as56das564da4d56a4d56a4d


6 presión con el pulgar Sujeta una mano
con la otra y masajea sobre la parte carno-
sa del pulgar. Haz fuerza con los otros de-
dos por debajo. Localiza P 10, a medio
camino de esta zona carnosa del pulgar.
Traza círculos y luego presiona suavemen-
te, con la punta de tu pulgar activo, hacia
el hueso. Manten un momento, afloja y re-
pite en la otra mano.

56sadas56d546a546d56a54d


 

7 apretar las piernas Pellizca y aprieta ba-
jando por la cara externa de las dos pier-
nas, desde la parte superior de los muslos
hasta los tobillos. Aplica la presión entre los
pulgares y el resto de los dedos. Los movi-
mientos deben ser rápidos y vigorosos. Evi-
ta ejercer cualquier presión sobre las rodillas.
Repite varias veces para llevar la energía al
suelo.

56as4d56as4da46da54d


8 presión con los pulgares sobre los de-
dos de los pies Sujeta el pie por debajo y
coloca el pulgar de una mano sobre el pie
contrario, en la zona entre el pulgar y el ín-
dice del pie. Localiza IG 13 y presiónalo con
la punta del pulgar. Este punto puede es-
tar muy sensible, por lo que puedes trazar
círculos sobre él para dispersar la presión
y luego intentar apretarlo directamente.
Repite en el otro lado.

as56dasdad5as56d456as4d

 

VOLVER: MASAJE CHINO

SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DE BELLEZA

SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DE BELLEZA

 

 

Los beneficios del masaje son muchos. Los músculos relajados y libres de basura
metabólica mejoran la apariencia de la cara, mientras que el aumento de la
circulación y el uso de aceites hacen que la piel reluzca. A su vez, cuando nos
sentimos bien tenemos buen aspecto, gracias a ese brillo que procede de dentro.

 

 

1 circuios sobre las sienes Coloca las pun-
tas de los dedos sobre las sienes de tu com-
pañero. Aplica una ligera presión y traza
círculos hacia atrás, en dirección a tu cuer-
po, de forma que levantes y estires la piel
Es importante que el movimiento sea siem-
pre hacia atrás, alejándote de la cara, para
que los rasgos tengan un aspecto más re-
lajado y abierto. Trabaja en medios círculos
para evitar hacer presión hacia la cara.

AS54DA4DAS56D4A56D4A56D4


2 pellizqueo sobre las cejas Coloca los ín-
dices y los pulgares sobre el borde de las
cejas. Partiendo de la linea central, ve le-
vantando y pellizcando a intervalos regula-
res hacia las sienes. Esto aumenta la circu-
lación hacia los músculos y ayuda a relajar
la frente y los ojos. Repite varias veces re-
corriendo toda la línea de las cejas con los
dedos firmes. Recuerda que debes mante-
nerte totalmente alejado de los ojos.

56asd4sa56d4s6a4das6d4


 

3 pellizqueo sobre la mandíbula Esto ayu-
da a mejorar la definición de la mandíbula.
Aplícate, si fuese necesario, un poco de
aceite sobre los dedos y coloca las puntas
bajo la linea de la mandíbula, con los pul-
gares juntos en el centro de la barbilla.
Aprieta el hueso mientras deslizas las ma-
nos hacia fuera siguiendo la línea. Al ha-
cerlo, estás estirando suavemente la piel y
estimulando los músculos.

54as4da4d65a4d56ad4as56d4


 

4 círculos sobre la mandíbula Coloca las
puntas de los dedos sobre los músculos del
ángulo de la mandíbula de tu compañero.
Muchas veces están muy tensos y dan al
rostro un aspecto bastante enfadado y de-
cidido. Aplica presión con las yemas de los
dedos y traza círculos grandes y amplios so-
bre ellos, mientras animas a tu compañero
a que relaje la mandíbula. Presiona con las
puntas de los dedos allí donde percibas al-
gún punto especialmente tenso.

54as4d56as4d56a4d6as54d


 

5 rozamiento sobre los párpados Pide a tu
compañero que cierre los ojos y coloca las
yemas de los dedos corazón con mucha sua-
vidad sobre los párpados, cerca del puente
de la nariz. De manera uniforme y suave,
mueve los dedos sobre los párpados, te-
niendo cuidado de no presionar sobre los
ojos. Asegúrate de tener suficiente aceite
en los dedos como para no arrastrar la piel,
pero no tanto como para irritar los ojos.

as65das6d5a64das65d4s


 

6 círculos sobre las mejillas Coloca las ye-
mas de los dedos sobre las mejillas. Masa-
jea con círculos pequeños y en espiral so-
bre ellas, desde la nariz hacia las orejas.
Esto debe estimular los músculos y mejorar
la circulación sin estirar de la piel. Repite en
tres líneas horizontales, terminando siem-
pre en un toque positivo hacia arriba.

SITUACIONES ESPECIALES: MASAJE DE BELLEZA


7 percusión sobre las mejillas y la mandí-
bula Teclea suavemente sobre las mejillas
y la mandíbula como si tus dedos fuesen
gotas de lluvia. Utiliza las yemas de los de-
dos para que los movimientos sean suaves.
Manten las manos firmes y las muñecas
elevadas. Los movimientos deben ser rápi-
dos y suaves. Esto estimula la piel, mejora
la circulación y proporciona un brillo mara-
villoso y saludable.

56as5as546dada54656das4d56as4d


VOLVER: MASAJES PARA SITUACIONES ESPECIALES


 

 

TRASTORNOS COMUNES: SINDROME PREMENSTRUAL (SPM)

TRASTORNOS COMUNES: SINDROME PREMENSTRUAL (SPM)

TRASTORNOS COMUNES: SINDROME PREMENSTRUAL (SPM)

 

 

El síndrome premenstrual puede hacerte sentir muy mal, desde emocionalmente
irritable hasta con un fuerte dolor en la zona lumbar y el abdomen. La dieta puede
ayudarte, pero prueba también estas técnicas de masaje. Trabaja con suavidad durante
unos cuantos días para aliviar el dolor y la tensión, y favorecer el flujo sanguíneo.

 

 

círculos sobre la zona lumbar Date un poco
de aceite templado en las manos y roza la
zona lumbar de tu compañera con maniobras
largas, lentas y sedantes. A continuación di-
buja círculos sobre la zona lumbar en senti-
do contrario a las agujas del reloj, con una
mano sobre la otra. Utiliza la presión que más
le agrade a tu compañera. Los movimientos
calentarán y relajarán los músculos lumbares.

56as4564a56a4d6sa46d4


 

presión con los pulgares sobre los tobillos
Desliza el pulgar subiendo por la cara inter-
na de la pierna, aproximadamente a tres de-
dos de la articulación del tobillo. Presiona por
detrás del hueso para encontrar BP 6, que
puede estar muy sensible. Si así fuera, traba-
ja a su alrededor para facilitar el flujo sanguí-
neo. Manten la presión unos momentos y
afloja. Vuelve a trazar círculos para aliviar el
dolor.

a5s6d4a564d56ad4


 

presión con los pulgares sobre los pies En-
cuentra IG 3, situado entre la base del pulgar
y el índice del pie. Fricciona el punto y traza
círculos sobre él si está sensible, y a conti-
nuación presiona más profundamente con el
pulgar. Empieza despacio y ve aumentando la
presión; manten unos momentos. Es bueno
estimular este punto la semana anterior a un
posible SPM.

TRASTORNOS COMUNES: SINDROME PREMENSTRUAL (SPM)


presión con el pulgar sobre las manos Co-
loca tu pulgar sobre IG 4, situado en la unión
del índice y el pulgar de tu compañero. Sube
hasta localizar el punto, presiona con suavi-
dad al principio y frota sobre él hasta que esté
menos sensible. A continuación presiona ha-
cia dentro con el pulgar, apoyándote por de-
bajo contra el dedo corazón. Manten unos
momentos y afloja. Repite todos los movi-
mientos en el otro lado.

5s6ad4sa56d46a54d6a4d

 

resumen1 - Resumen de la secuencia de masaje de la espalda

Resumen de la secuencia de masaje de la espalda

1. Pase descendente 1. Apoya una mano en las nalgas y avanza con la otra desde la nuca hasta las nalgas.

2. Pases cruzados en la espalda. Mueve las manos adelante y atrás en direcciones opuestas, recorriendo
la espalda hasta las nalgas y luego hacia arriba hasta los hombros y la nuca. Repítelo varias veces.

3. Pequeños círculos con los dedos. Traza pequeños círculos en toda la espalda con las puntas de los dedos, alternando las manos y deslizándolos desde un lado hasta el otro de la columna vertebral.

4. Pase descendente 2. Apoya una mano en las nalgas, sin moverla, y usa la otra para trabajar la espal-
da desde la nuca. Sujeta las piernas con una mano y repite el pase con la otra, esta vez hasta las pier-
nas y los tobillos para conectar el cuerpo.

5. Pase del gato. Rastrea la espalda con los dedos empezando por la nuca y hacia las nalgas. Cada paso
debe ser más ligero hasta convertirse en el Pase de Pluma comentado en capítulos anteriores.

TRASTORNOS COMUNES: CELULITIS

TRASTORNOS COMUNES: CELULITIS

TRASTORNOS COMUNES: CELULITIS

 

 

 

Lo que se conoce comúnmente como celulitis, o piel de naranja, suele implicar
retención de líquidos y congestión de los tejidos. Junto con el masaje, la dieta
y el ejercicio tienen también un papel muy importante. Masajea con cuidado,
pues estas zonas están a menudo muy sensibles. Repite a diario.

 

 

amasamiento de muslos y glúteos El ama-
samiento es bueno para aliviar la congestión,
pero ten cuidado porque la presión puede re-
sultar dolorosa. Trabaja sobre la zona del mus-
lo y el glúteo de tu compañera, presionando
los músculos con el pulgar y rodando hacia
atrás con el resto de los dedos. Las manos de-
ben trabajar de forma alterna y establecer un
movimiento rítmico. El uso de aceites esen-
ciales limpiadores puede resultar útil.

asd56a4d56a4da65d46

 


 

presión con la zona hipotenar sobre los
muslos Masajea a lo largo de los músculos
del muslo, apretando con la parte posterior
de las manos y trabajando hacia arriba, en di-
rección a la cadera. Aplica presión suficiente
como para que sea efectiva pero no dolorosa.
Trabaja por todo el muslo con las dos manos,
empleando maniobras largas y alternas, o uti-
liza las dos manos juntas para presionar con
más fuerza. Evita todo masaje sobre la cara in-
terna del muslo.

56as4d65a4d56asd4as6d54


 

presión con los nudillos sobre los glúteos
y las piernas Cierra el puño sin apretar y ma-
sajea las zonas congestionadas con los nudi-
llos. Esta maniobra puede ser muy eficaz, pero
ten cuidado cuando exista una falta de tono
muscular. Dibuja círculos y amasa localmente
para aumentar la circulación, pero siempre so-
bre zonas carnosas. Evita masajear directa-
mente sobre huesos y sobre la cara interna del
muslo.

as54d56a4d56a4d6a4d6as4d


percusión sobre los muslos Utiliza las ma-
nos, para efectuar una percusión cubital,
subiendo y bajando por el muslo para que
aumente la circulación. Debes mantener las mu-
ñecas sueltas y tocar con los meñiques. Los
movimientos tienen que ser precisos y ligeros
para conseguir el típico sonido de esta ma-
niobra. También puedes emplear otros tipos
de percusión, como el golpeteo y la percusión
cóncava, para estimular la circulación local.
Repite todos los movimientos en la otra pierna.

TRASTORNOS COMUNES: CELULITIS

 

 

masaje3 - Cómo empezar el masaje del bebé

Cómo empezar el masaje del bebé

Sitúa al niño frente a ti, míralo a los ojos y muéstrale las manos. Dilc «¿Te apetece un masaje?». Obser va su reacción y si su actitud es receptiva. A continuación, calienta un poco de aceite en las manos y sigue hablándole.
Para que se acostumbre a tu tacto, empieza por las piernas y los pies, las partes menos vulnerables desu cuerpo.

Piernas

1. Ordeño Indio. Ligera presión desde la cadera hasta el tobillo.
2. Apretar y girar. Empezar en la cadera y continuar hasta el tobillo.
3. Pase de pulgares. En la parte superior e inferior del pie, y alrededor del tobillo.
4. Ordeño Sueco. Suave presión desde el tobillo hasta la cadera.
5. Enrollado. Acción de enrollar la pierna entre las manos desde la rodilla hasta el tobillo.
6. Pase de pluma o arrastre. Pases ligeros en toda la pierna con las yemas de los dedos o las manos levemente arqueadas, en forma de garra.
Pies

1. De paseo con los pulgares. Dado que los pies de los bebés son muy pequeños, te recomiendo esta técnica, que te permite estimular áreas más grandes en el pie e influir en todos los sistemas orgánicos en lugar de centrarte en puntos de reflejo específicos. Sujeta el talón con la mano de apoyo y coloca el pulgar en el área de reflejo que deseas trabajar. (En este capítulo encontrarás un gráfico de reflexología e información acerca de los sistemas orgánicos específicos en los que actúa cada área.)
Con un movimiento de «oruga», flexiona la primera articulación del pulgar y desplázalo lentamente desde el talón hasta los dedos, siempre hacia delante, nunca hacia atrás. Para trabajar todo el pie con el «paseo con el pulgar», te aconsejo dividirlo en cinco secciones con líneas horizontales (pelvis, cintura, diafragma y cuello/hombros). Cuando llegues a la sección superior, desplaza de nuevo el dedo hasta la línea de partida, reiniciando el proceso. Con esta técnica trabajarás todo el pie.
Vientre

1. Pase descendente. Alternando las palmas de las manos desde la caja torácica hasta la parte superiorde las piernas.
2. Pase circular. Masaje alrededor del ombligo en la dirección de las manecillas del reloj.
3. Pases dactilares. Pases cortos y solapados con los dedos, describiendo una «U» invertida.
4. Pase de pulgar. Con los pulgares juntos en el vientre del bebé y empujando suavemente hacia los costados.
5. Almohadilla. Sujetando las piernas del niño eon una mano a la altura de los tobillos, o con las dosmanos al mismo tiempo, según prefieras, y desplazando el borde blando de la palma de las manos (como si arrastraras arena hacia ti).
Pecho

1. Pase de corazón. Con las dos manos juntas en el centro del pecho del bebé.
2. Pase de mariposa. Cruzando las manos en «X» sobre el pecho, alternando las manos.
Brazos y manos

1. Ordeño Indio. Apretar con suavidad desde el hombro hasta la muñeca.
2. Apretar y girar. Empezar en el hombro y continuar hasta la muñeca.
3. Ordeño Sueco. Apretar ligeramente desde la muñeca hasta el hombro.
4. Enrollado. Sujetar el brazo con las dos manos y girarlas como si se pretendiera estirar un pedazo de plastilina.
5. Círculos con los pulgares y arrastre con presión. En la parte superior de la mano, alrededor de la muñeca, en la palma y enrollando cada dedo.
6. Pase de pluma. Todo el brazo con suaves golpecitos.
Cara

1. Pase de pulgares en la frente. Desde el centro hacia fuera y hasta la línea del cabello.
2. Pase de pulgares desde la nariz hasta las sienes. Luego repítelo desplazándolos hacia fuera desde la nariz hasta las mejillas, avanzando con las puntas de los dedos, con cada pase, a lo largo de las mejillas y hasta el mentón.
3. Pase de pulgares en la línea maxilar. Luego traza la silueta de los labios.
4. Círculos alrededor de los ojos. Con las puntas de los dedos, y a continuación siguiendo las cejas desde el borde interior hasta el exterior.
5. Estimulación de las orejas. Con la punta de los dedos.
6. Ahuecar las manos en las orejas. Mantener la posición durante algunos segundos.
Espalda

1. Pase descendente 1. Apoya una mano en las nalgas y avanza con la otra desde la nuca hasta las nalgas.
2. Pases cruzados en la espalda. Mueve las manos adelante y atrás en direcciones opuestas, recorriendo la espalda hasta las nalgas y luego hacia arriba hasta los hombros y la nuca. Repítelo varias veces.
3. Pequeños círculos con los dedos. Traza pequeños círculos en toda la espalda con las puntas de los dedos, alternando las manos y deslizándolos desde un lado hasta el otro de la columna vertebral.
4. Pase descendente 2. Apoya una mano en las nalgas, sin moverla, y usa la otra para trabajar la espalda desde la nuca. Sujeta las piernas con una mano y repite el pase con la otra, esta vez hasta las piernas y los tobillos para conectar el cuerpo.
5. Pase del gato. Rastrea la espalda con los dedos empezando por la nuca y hacia las nalgas. Cada paso
debe ser más ligero hasta convertirse en el Pase de Pluma comentado en capítulos anteriores.

masaje3

masajecatolico - Perspectiva histórica del católico

Perspectiva histórica del católico

El término «cólico» procede del vocablo griego kolikos^ que significa intestino delgado o colon. Según se desprende de una infinidad de textos antiguos, parece que los bebés hayan sufrido cólicos durante toda la historia escrita, si no más. Los famosísimos documentos egipcios conocidos como Papiro Ebers, que se remontan al año 3000 a.C, incluyen 877 fórmulas y 400 prescripciones de fármacos, incluyendo las destinadas específicamente al cólico. Entre las hierbas recomendadas figuran la manzanilla, el cardamomo, el cilantro y la mejorana. Los chinos llamaban al cólico «los cien días o noches de llanto». Esta condición fue descrita durante el período védico e incluida en textos sobre acupuntura. También los babilonios se hicieron eco del cólico, recomendando hinojo para su alivio.

La idea de que la sensibilidad a los alimentos podría estar relacionada con el cólico aparece documentada por primera vez en los escritos de Hipócrates (400 a.C), quien observó que la leche podía provocar malestares gástricos y urticaria. Más tarde, en el año 980 a.C, un escritor árabe llamado Ibn Sina dedicó un libro entero a esta cuestión: Kitab al-Qulani {ElLibro del Cólico).
A partir de aquellas antiguas investigaciones médicas se creó una verdadera tradición histórica de remedios para esta dolencia. En las zonas rurales se recomendaban curas con hierbas, amén de otros curiosos tratamientos, con la esperanza de tranquilizar al niño. En estos métodos se incluían los siguientes:

• Hierba gatera {Nepeta cataría) (Apalaches)
• Ajenjo, manzanilla o té de menta (España)
• Poleo-menta o té de eneldo (pioneros norteamericanos)
• Beber agua caliente, frotar el vientre o propinar golpecitos en la espalda (Europa rural)
• Llevar un anillo de hierro (antigua Roma y Edad Media)
• Colocar anguilas vivas sobre el estómago del paciente (Europa)

Hasta no hace mucho tiempo, a mediados del siglo xx, los tranquilizantes y sedativos eran los tratamientos más utilizados, recetados rutinariamente por los médicos para el cólico infantil. No hay duda de que este tipo de fármacos funcionaban bastante bien, pero en la década de 1960 se desaconsejó su uso cuando empezaron a darse cuenta de que tenían efectos secundarios adversos a largo plazo en el desarrollo del niño. Aun así, algunos facultativos de edad avanzada continúan prescribiendo esta medicación (Paregoric, Phenobarbital, Bentyl, etc.). Pero eso no es todo. Algunos estudios recientes han demostrado que el alcohol administrado en pequeñas cantidades a los bebés que sufren cólicos reduce el tiempo de llanto. No obstante, hay que destacar que el alcohol pertenece a la misma categoría farmacológica que todos los tranquilizantes que se utilizaban en el pasado y que en consecuencia es posible que tenga los mismos efectos secundarios adversos para el desarrollo infantil. Conozco algunas madres que aseguran que untando un poco de alcohol en la punta de los dedos y dejando que el bebé los succione contribuye a aliviar el cólico, además del dolor en las encías. Desafortunadamente, incluso con nuestros modernos conocimientos, las causas del cólico no se han podido especificar. Veamos a continuación lo que nos dicen algunos médicos al respecto.

 

masajecatolico

5asd4a65d4sa56d4a56d4 - TRASTORNOS COMUNES: JAQUECAS PRODUCTO DE LA TENSION

TRASTORNOS COMUNES: JAQUECAS PRODUCTO DE LA TENSION

TRASTORNOS COMUNES: JAQUECAS PRODUCTO DE LA TENSION

 

 

Las jaquecas son muy corrientes y pueden deberse a haber forzado la vista, a la
postura, a la dieta y al estrés. El masaje puede ser beneficioso en los casos de
dolores de cabeza producidos por la tensión. Estos dolores pueden tener una
causa más seria y siempre debe consultarse al médico cuando se padezcan.

 

rotación sobre el cuero cabelludo Para ali-
viar la sensación de tirantez, coloca la mano
sobre la cabeza de tu compañero. Debes to-
carla con las yemas de los dedos. Traza círcu-
los en cada punto y mueve el cuero cabellu-
do todo lo posible. Repite en varias posiciones
para aumentar la circulación, utilizando la otra
mano como apoyo. Comienza con suavidad
y aumenta la presión a medida que se vaya
aliviando la tensión.

5asd4a65d4sa56d4a56d4


 

presión con los dedos sobre las cuencas de
los ojos Localiza VB 1, aproximadamente a
un dedo de las cuencas de los ojos. Encuen-
tra las pequeñas depresiones en el hueso y
traza círculos suaves con las puntas de los de-
dos corazón. Toda presión debe ejercerse ha-
cia la línea de nacimiento del pelo y no hacia
la cara. Presiona lentamente sobre los puntos,
manten unos momentos y afloja. Continúa
hasta que se alivie la tensión. Éste es uno de
los mejores remedios del shiatsu.

as54d56a4d6as4d6a4d


 

 

presión con los pulgares sobre el cuello
Tumbarse boca abajo puede resultar incómo-
do cuando se tiene jaqueca, por lo que in-
tenta aliviar la tensión del cuello —causa de
muchos dolores de cabeza— con tu compa-
ñero sentado. Coloca los pulgares sobre los
músculos a ambos lados de la columna y di-
buja círculos hacia la base del cráneo. Presio-
na por debajo de éste, masajeando los pun-
tos tensos, y trabaja hacia las orejas.

56asd4as56d4sa65d4a56d4


presión con los pulgares en las manos Este
punto puede aliviar las jaquecas, en especial
las de origen digestivo. Coloca tu pulgar so-
bre la unión del índice y el pulgar de tu com-
pañero, con el dedo corazón por debajo. Lo-
caliza la pequeña depresión que señala IG 4.
Presiona y dibuja círculos sobre el punto con
la punta del pulgar, mientras ofreces resisten-
cia con el otro dedo. Comprueba la presión
y repite en la otra mano.

 

TRASTORNOS COMUNES: JAQUECAS PRODUCTO DE LA TENSION

MASAJE INDIO DE CABEZA

MASAJE INDIO DE CABEZA

MASAJE INDIO DE CABEZA

 

El masaje indio de cabeza es un tratamiento energético
de la parte superior del cuerpo. Se utilizan técnicas
estimulantes y debe realizarse con sensibilidad sobre el
cuello y la cabeza. El masaje relaja los músculos mediante
na serie de rápidos movimientos de percusión y termina
estimulando el cuero cabelludo. Se pueden utilizar aceites
nutritivos en el pelo. El masajista debe mantener una
postura equilibrada y concentrarse en tener la columna
recta. El intercambio de energía entre ambos participantes
es un ingrediente vital de esta forma de masaje.

 

 

 

Lista de contenidos:

 

  1. Principios

 

  2. Puntos marma

 

  3. Aplicación

 

  4. Parte superior de la espalda

 

  5. Los brazos

 

  6. El cuello

 

  7. La Cabeza

 

  8. La cara

 

  9. El pelo y el cuero cabelludo

 

10. Solución rápida con masaje indio

 

11. Automasaje

 

 

MASAJE INDIO DE CABEZA