cabeza - Postura

Postura

La postura es vital cuando se está dando un masaje, en especial cuando se hace con regularidad. La tentación natural, sobre todo al principio, es concentrarse en realizar bien los movimientos, y al hacerlo se compromete la postura propia.
Recuerda que el masaje debe ser beneficioso para ambas partes.

Es importante utilizar el peso del cuerpo y asegurarse de que, si bien el masaje se realiza con las manos, los movimientos no procedan
sólo de los hombros. A continuación explicamos las tres posturas principales para el masaje.

Cuando se trabaja sobre una camilla:

Asegúrate de que tienes los dos pies bien plantados sobre el suelo y separados a una distancia equivalente a la anchura de los hom-
bros. Pueden estar paralelos o uno delante del otro. Manten la columna vertebral tan recta como puedas y dobla ligeramente las rodillas para que el movimiento proceda de las caderas. Cuando te inclines hacia delante, todo tu cuerpo debe moverse sin que se produzca tensión en el cuello. Apoya el peso sobre las manos al aplicar presión y manten los hombros relajados.

camilla

Cuando se trabaja sobre el suelo:

Asegúrate de estar equilibrado, manteniendo las rodillas, los tobillos y las caderas flexibles (es bueno poner un acolchado sobre el suelo). La columna debe estar recta. Para aplicar presión, inclínate hacia delante de manera que el peso vaya desde las caderas, la columna y los hombros hasta las manos, manteniendo los hombros
relajados. Aplica la presión uniformemente sin estirarte demasiado, de forma que puedas recuperar la posición original.

suelo

Para trabajar la cabeza:

Colócate de pie detrás de tu compañero, con los pies separados a una distancia equivalente a la anchura de los hombros y los hombros
relajados. El movimiento debe ir desde el suelo hasta los hombros y siguiendo los brazos y las manos. Asegúrate de que no encorvas la espalda ni te inclinas hacia tu compañero.
Para aplicar presión, mueve un pie hacia atrás,
inclínate hacia delante doblando las caderas y utiliza el peso de tu cuerpo.

cabeza

 

 

 

introduction - Calentamientos

Calentamientos

Cuando estás dando un masaje es importante que te sientas relajado, flexible y alerta, por lo que te resultará muy útil hacer antes unos cuantos ejercicios para soltarte. Lleva ropa suelta y cómoda, y reserva unos minutos para hacerlos, de forma que te puedas concentrar plenamente en lo que estás haciendo.

Respiratión

Cierra los ojos. Con los hombros relajados, realiza una aspiración por la nariz. Siente cómo baja hasta el abdomen. Al espirar, imagina que estás expulsando todo el estrés y la tensión de tu cuerpo. Repite varias veces hasta que te sientas más suelto y más tranquilo mentalmente.

respiración

Giro de cabeza

Baja la barbilla hacia el pecho y deja colgar la cabeza. A continuación gírala despacio hacia la izquierda dibujando un círculo grande, imaginando que es muy pesada. Cuando llegues de nuevo al pecho, gírala hacia el lado contrario. Siente cómo cada uno de los músculos del cuello se mueve mientras giras. Te ayudará a liberar todas las tensiones.

girocabeza

Inclinación de la cabeza hacia atrás

Con la barbilla de nuevo sobre el pecho, levanta despacio la cabeza y continúa el movimiento hasta que la hayas llevado hacia atrás todo lo posible, sin que te resulte incómodo. Relaja la mandíbula. A continuación levanta la cabeza deincbezspacio y vuelve a llevarla hacia el pecho. Levántala una vez más hasta que que de en posición erguida.

incbez

Inclinación lateral de la cabeza

Inclina la cabeza todo lo que puedas hacia un hombro, da otro estirón extra y a continuación levanta el hombro hasta tocar la oreja. Vuelve la cabeza a la posición central y repite hacia el otro lado.

inclination de la cabeza

Giro de hombros

Para completar la relajación de los hombros, encógelos todo lo que puedas subiéndolos hacia las orejas. Bájalos y gíralos hacia delante dibujando un círculo exagerado, hacia las orejas, hacia atrás y hacia abajo. Repite en dirección contraria. Ahora debes sentir los músculos bien estirados, relajados y mucho más sueltos.

giro de ombros

Incorporación de la espalda

Sin separar los pies del suelo, déjate caer hacia delante manteniendo las rodillas, el cuello y los hombros relajados. Deja que los brazos y la cabeza cuelguen sueltos. A continuación ve incorporándote estirando la columna, empezando por las caderas. Siente cada vértebra durante el movimiento y deja los hombros y la cabeza para el final. Cuando te hayas incorporado completamente, deja que la cabeza encuentre su posición natural de equilibrio.

in  de la espalda

Sacudirse

iHa llegado el momento de sacudirse! En primer lugar, estira los brazos hacia arriba todo lo que puedas, relájalos y sacude uno de ellos primero y luego el otro. Todas las articulaciones deben estar sueltas y bien. Sostente sobre un pie y sacude la otra pierna. A continuación cambia de pie. Concéntrate en liberar toda la rigidez y la tensión de tus articulaciones.

sacudirse

Círculo con las caderas

Con los pies separados a una distancia equivalente a la anchura de los hombros, las rodillas ligeramente flexionadas y las manos sobre las caderas, dibuja lentamente un círculo moviendo las caderas hacia la izquierda. Debe ser un círculo exagerado hasta llegar a la posición inicial. Dibuja luego otro círculo generoso hacia la derecha. Esto te ayudará a aflojar la pelvis y la zona lumbar.

circulo con las caderas

Arruga la cara

Para aflojar los músculos faciales, arruga la cara con todas tus fuerzas. Manten toda la tensión durante unos segundos y relájala de forma súbita, abriendo los ojos y la boca todo lo que puedas y sacando la lengua. Es un ejercicio estupendo para despertar todo tu sistema y hacer que estés más alerta.

arrugar la cara

Estiramiento de los dedos

Para relajar las manos, cierra los puños con fuerza, todo lo que puedas, con los dedos doblados sobre las palmas. A continuación relájalos de forma súbita, enderezando los dedos y separándolos todo lo que puedas. Repite con energía varias veces para ejercitar los músculos y las articulaciones.

estiramento de los dedos

Enfoque interior

Con el cuello y los hombros relajados, los pies separados a una distancia equivalente a la anchura de los hombros y las rodillas ligeramente dobladas, concéntrate en tu interior durante unos minutos. Concéntrate en adquirir una respiración, un cuerpo y una mente relajados. Siente cómo todas las tensiones se hunden en tu cuerpo lentamente y atraviesan las plantas de los pies hacia el suelo. Debes sentirte lleno de energía y relajado.

EL PODER DEL ESTIRAMIENTO

El estiramiento y el calentamiento son importantes para dar energía a tu cuerpo antes de trabajar sobre otra persona. Te ayudan a mantenerte flexible y sintonizado con tu cuerpo, así como a mejorar tu postura y tu facilidad de movimiento. Céntrate en estirar cada músculo, asegurándote de que también te sientes relajado interiormente. Debes estar plenamente concentrado en cada uno de los ejercicios que vayas realizando. Después de estirar, asegúrate de que relajas todos los músculos. Cuanto más a gusto te sientas con tu propio cuerpo, más podrá relajarse tu compañero.

enfoque interior

Continuación: Sensibilidad

TRASTORNOS COMUNES: DOLOR DE OIDOS

TRASTORNOS COMUNES: DOLOR DE OIDOS

TRASTORNOS COMUNES: DOLOR DE OIDOS

 

El dolor de oídos puede tener múltiples causas. En muchos casos resulta muy
doloroso y, en episodios agudos o prolongados, requiere atención médica. Sin
embargo, en casos leves estas técnicas de masaje descongestivo pueden resultar
útiles. Repite las maniobras siempre que sea necesario.

 

 

círculos en las orejas Con las puntas de los
dedos masajea suavemente por detrás de las
orejas de tu compañero. Empieza los círculos
en el nacimiento del pelo y ve avanzando ha-
cia las orejas. La zona más efectiva es la más
cercana a los oídos. La dirección de los círcu-
los, sin embargo, es la que se aleja de ellos.
Comprueba que la presión no produzca mo-
lestias y continúa suavemente durante varios
minutos.

56AS4D56AS4D56A4DS6A5D4


pellizqueo sobre las orejas Pellizca ligera-
mente a lo largo del interior de las orejas con
los pulgares y los índices, trazando varias lí-
neas mientras tus movimientos siguen la for-
ma de las orejas. Al llegar a la entrada del
oido, levanta los lóbulos y tira suavemente de
ellos hacia ti. Ve trabajando gradualmente
cada vez más cerca del oído, apretando y
amasando todo el tiempo.

+ASDSA4DA564DS56A4D654


 

presión de los dedos sobre la mandíbula
Pide a tu compañero que relaje o deje caer la
mandíbula. Presiona con las puntas de los de-
dos cerca del ángulo y continúa masajeando
alrededor de toda la zona, trabajando hacia
el engrasamiento de la entrada del oído. Ama-
sa y presiona suavemente alrededor de la
zona hasta que tu compañero sienta algo de
alivio. No dejes de comprobar que la mandí-
bula sigue relajada.

A5S4DSA56D4SA56D4S5A6D4


círculos sobre el cuello Coloca las puntas de
los dedos de las dos manos planas sobre los
músculos del cuello, justo debajo de los ló-
bulos de las orejas. Traza medios círculos len-
tos hacia atrás en dirección a la columna, mo-
viendo la piel al mismo tiempo. Esta zona
puede estar ligeramente hinchada o sensible.
Trabaja lenta y repetitivamente durante vanos
minutos para aumentar el drenaje. Esto debe
aliviar la sensación de «atasco».

TRASTORNOS COMUNES: DOLOR DE OIDOS

 

5ASD4AD4SA64DSA6D4 - TRASTORNOS COMUNES: OJERAS

TRASTORNOS COMUNES: OJERAS

TRASTORNOS COMUNES: OJERAS

 

 

Las ojeras bajo los ojos pueden deberse a la falta de ejercicio, a una dieta inadecuada,
a haber trasnochado o a pasar demasiadas horas ante un ordenador. También pueden
señalar unos problemas de salud más serios, que deben recibir atención médica.
Prueba estas técnicas de masaje para descansar los ojos y mejorar la circulación.

 

 

 

descansar sobre los ojos Esta maniobra es
muy buena para relajar los ojos. Frótate las
manos con fuerza hasta que estén calientes.
Ahuécalas sobre los ojos de tu compañero, de
forma que la zona hipotenar descanse sobre
la frente y los dedos sobre las mejillas. Dobla
las muñecas para levantar las palmas y sepa-
rarlas de los ojos. Descansa. El calor de tus
manos ayudará a rejuvenecer los ojos.

TRASTORNOS COMUNES: OJERAS


 

círculos sobre las sienes Coloca las yemas de
los dedos sobre las sienes. Traza un círculo
bastante grande hacia atrás, en dirección al
nacimiento del pelo, de forma que levantes la
piel. Esto estimula la circulación alrededor de
la zona de los ojos y es también psicológica-
mente estimulante. Repite en varios puntos
de las sienes, levantando los dedos al final de
cada movimiento para no arrastrar sobre la
piel.

AS56D4A56D4AS6D4


 

circuios con los pulgares por debajo de los
ojos La mala circulación es una de las causas
de las ojeras. Coloca los pulgares sobre el bor-
de inferior de la cuenca de los ojos, justo al
lado del puente de la nariz de tu compañe-
ro. Traza círculos hacia fuera, en pequeñas es-
pirales y en dirección a las sienes, teniendo
cuidado de no arrastrar la delicada piel de la
zona. Repite en varias líneas hacia fuera, por
debajo de los ojos, para estimular la circula-
ción de los músculos.

a56s4das6d4as6d46sad4


 

pellizqueo sobre las cejas Aprieta siguien-
do la línea de las cejas, trazando el arco has-
ta las sienes. Empieza junto a la nariz y pelliz-
ca firmemente con el índice y el pulgar. Repite
varias veces si los ojos están cansados. Es muy
bueno para aliviar la tensión y hacer brillar los
ojos.

23asd1as4das65d4sa6d4

msbebe - Cólico: Aspectos básicos

Cólico: Aspectos básicos

Nada es más desquiciante para unos padres que un recién nacido que no para de llorar. A decir verdad todos los bebés lloran. Es su forma de comunicarse con nosotros, de manera que lo hacen por muy diversos motivos. En ocasiones tienen hambre o sed; otras, tienen sueño; otras, quieren llamar más núestra atención; y otras, en fin, quieren que los dejemos en paz y que nadie los importune. Asimismo, puede que estén sobreestimulados o sencillamente aburridos. También lloran cuando están enfermos o sienten dolor, aunque a menudo no saben realmente por qué están llorando; simplemente se muestran mal humorados. Pero ¿existe siempre una razón específica por la cual seas tú quien esté de mal humor?
En general, los padres encuentran formas que dan buenos resultados a la hora de tranquilizar a su hijo que llora. Lo consiguen aprendiendo a sentir sus necesidades, con frecuencia sobre la base de «probar y fallar». No hay dos bebés a los que se pueda tranquilizar de la misma manera. Incluso los más «rebeldes» suelen dejar de llorar espontáneamente dentro de un lapso de tiempo no excesivamente desesperante para sus progenitores. Aunque lo cierto es que no siempre es así. Algunos pequeñines lloran durante períodos de tiempo demasiado prolongados y es dificilísimo consolarlos. Cuando el examen físico no revela ningún síntoma que pudiera hacer sospechar una posible patología, nos referimos a este fenómeno como «cólico infantil»

El Problema:

La definición de cólico infantil es necesariamente «resbaladiza», pues como ya hemos dicho antes sus causas siguen siendo un enigma. En realidad, depende de la interpretación que se le dé al término «excesivo». ¿Excesivo para quién? Cada pareja tiene un límite de tolerancia al llanto. Para algunos padres, unos pocos minutos son «excesivos», mientras que para otros, lo son varias horas. Los científicos que han estudiado el llanto infantil descubrieron que el niño «medio» llora 2-3 horas diarias, lo cual ha llevado a definir el cólico infantil, a efectos de investigación, como un proceso que se prolonga en el tiempo durante más de cuatro horas. Sin embargo, para algunas parejas, cuatro horas pueden parecer una eternidad. Incluso los minutos pueden parecer horas. Lo cierto es que los padres no suelen ser muy precisos en la estimación del tiempo de llanto de sus hijos.
En realidad, el cólico infantil se define como cualquier cantidad de llanto que resulte excesiva para los padres, lo cual, a su vez, está estrechamente relacionado con su mayor o menor habilidad o éxito a la hora de tranquilizar al bebé. Ser incapaz de hacerlo es muy frustrante. De ahí que pequeñines difíciles de tranquilizar puedan ser mejores candidatos a la adjetivación de «niños con cólico» aun en el caso de que el tiempo de llanto no se diferencie del de otro bebé que llora mucho pero al que es fácil consolar.
Son pocos los trastornos típicos de la tierna infancia cuyas causas sean menos conocidas que el cólico infantil. Las percepciones «padres-médicos» acerca del problema son bastante divergentes, debido principalmente a que las formas de «sentido común» de comprenderlo y de tratarlo difieren considerablemente con los datos de las investigaciones científicas. Todas las teorías enunciadas para explicar el cólico infantil han sido refutadas en innumerables estudios o bien, por naturaleza, se resisten al análisis científico. Así pues, el cólico infantil es uno de aquellos frustrantes problemas médicos del que sabemos más acerca de lo que no es que de lo que es.

En cualquier caso, y a pesar de todos los pesares, los padres siguen esperando que el pediatra identifique la causa y prescriba un tratamiento eficaz. Una honesta explicación de la inexistencia de tratamientos de probada eficacia suele ser fácilmente malinterpretada por los padres como un resultado de la falta de competencia del médico. Por desgracia, conscientes de ello, muchos facultativos indefectiblemente competentes recetan y recomiendan «remedios» de incierta eficacia que no son sino puro placebo. Conocer un poco más a fondo las teorías acerca de las causas del cólico infantil y de las condiciones similares, aunque no idénticas en sus síntomas, podría resultar útil para los padres que creen que su hijo puede estar sufriendo este trastorno. Aunque en caso de duda siempre es aconsejable acudir al pediatra, esta información tal vez os podría ayudar a ambos a aislar y tratar el problema de una forma más rápida, y poder así volver a la normalidad.

msbebe

otros transtornos - Otros transtornos

Otros transtornos

Niños expuestos a la cocaína y al virus del sida

Los bebés expuestos a estos tipos de estrés físico antes de nacer necesitan cuidados intensivos en las primeras etapas de la vida. Estudios realizados con niños expuestos a la cocaína mejoran con el masaje. Tres sesiones diarias de quince minutos cada una durante por lo menos los diez primeros días aumenta en un 30% su capacidad para ganar peso y reduce las complicaciones post-natales. Los bebés de madres seropositivas también muestran los mismos beneficios con el masaje: aumento de peso, mayor concentración y estado de alerta, y mayor capacidad de control.

 

Niños que han sufrido malos tratos

Es probable que un niño maltratado haya entrado en tu vida a través de la adopción. Es posible que se

muestre reacio al tacto, pero en realidad lo necesita muchísimo más que los demás. Un masaje diario de
quince minutos durante un mes mejora las pautas de sueño y el estado de alerta, reduciendo paulatinamente la aversión al tacto.

 

Niños con enfermedades específicas

Asma. Para los bebes con asma, en masaje alivia la ansiedad, mejora el estado de ánimo y reduce la fre-
cuencia de los ataques.

Cáncer. En estos casos, el masaje proporciona a los padres un rol activo en el tratamiento, especialmen-
te el destinado a fortalecer el sistema inmunológico.

Dermatitis y soriasis. La medicación combinada con el masaje reduce la reacción de aversión al tacto (la piel es muy sensible). Asimismo, alivia el estrés, que como han demostrado innumerables estudios, contribuye al empeoramiento de algunas afecciones cutáneas.

Diabetes. Dado que los padres ya están controlando la dieta y los niveles de azúcar en la sangre de su
hijo, la introducción del masaje no suele ser difícil. Les ayuda a reducir el estrés y mejora su capacidad de control de los progresos del niño.

Artritis. El masaje alivia el dolor de los bebés y niños algo más mayorcitos que padecen artritis, mejo-
rando asimismo la circulación en las áreas inflamadas.

Fibromialgia. El masaje reduce el dolor, la ansiedad, la depresión y las hormonas del estrés que crea esta patología.

 

Niños con transtornos psicológicos y de desarrollo

Autismo. La terapia de masaje en los niños autistas mejora la atención, las habilidades interactivas no
verbales, la consciencia sensorial y el comportamiento social.

Bulimia. Los adolescentes tratados con una terapia de masaje aunque sólo sea un par de veces por se-
mana experimentan progresos muy significativos, tales como una mejora en la percepción de la imagen
corporal, menos síntomas depresivos y un mayor control urinario.

Trastorno de Estrés Post-traumático. Un masaje regular ha demostrado ser bastante eficaz en casos de depresión, ansiedad, reflejos exagerados y producción de hormonas del estrés en niños que sufren este trastorno.

Trastorno de Déficit de Atención. Bastan cinco semanas de masaje regular para reducir la hiperactividad, ampliar el período de atención y mejorar el rendimiento escolar.

empezar al masaje - Empezar al masaje

Empezar al masaje

Antes de iniciar una sesión de masaje, desconecta el teléfono y haz todo cuanto puedas para eliminar posibles distracciones y todo cuanto podría obligarte a interrumpir el proceso. Nada debe interferir con este momento tan especial de interacción afectiva, un momento exclusivo para los dos. Recuerda también inspirar y expirar profundamente tres veces, inhalando el aire por la nariz y expulsándolo por la boca, para concentrarte y relajarte. Luego apoya las manos en el cuerpo del niño y dale tiempo para que se acostumbre al tacto. Escucha su respiración y también la tuya. Podrías preguntarle: «Puedo hacerte un masaje?». Luego espera unos instantes para que el niño asimile tu pregunta. Es un buen momento para untarte las mano con un poco de aceite de masaje, mientras continúas hablándole en un susurro. Frótate las manos y deja que tu hijo adquiera consciencia de lo que va a ocurrir a continuación. Podrías decir algo así como «Es la hora de tu masaje. Estás preparado?». Esto dará a entender al niño que respetas su espacio físico. Cuando creas haber obtenido su «consentimiento», empieza. Tal vez podrías decir: «Relájate». Con esta palabra, el bebé asociará la relajación con el masaje. No interrumpas la comunicación durante toda la sesión, estimulando la sensación de relax del pequeñin y fomentando la interacción. En realidad, el tono de voz es más importante que las palabras, aunque te sugiero que utilices palabras reales. Con el tiempo esto ayudará al niño a aprender técnicas de lenguaje y le enseñará a comunicarse verbalmente. Sigue siempre la pauta básica. Estás creando un ritmo o un breve ritual premasaje que proporciona continuidad y estructura. De este modo, el bebé tendrá una mayor sensación de confort y seguridad.

a56sds56a4d56a4d65a46d5 - MASAJE CHINO: AUTOMASAJE

MASAJE CHINO: AUTOMASAJE

MASAJE CHINO: AUTOMASAJE

 

 

El automasaje es una forma estupenda de localizar puntos que pueden ser
difíciles de encontrar en otras personas sin algo de práctica. Los puntos pueden
estar un poco sensibles y sentirás cómo resuena la energía cuando encuentras
el lugar exacto. Cuanto más practiques, más natural te resultará.

 

1 círculos con los dedos sobre los hom-
bros El cuello y los hombros siempre acu-
san la tensión, por lo que ésta es una bue-
na forma de relajarse. Coloca las manos
por encima de los hombros y localiza los
músculos a ambos lados de VG 14. Traza
círculos con las puntas de los dedos con
toda la firmeza que te resulte agradable
para relajarlos. Muévelas hacia los brazos
para dispersar las acumulaciones de chi.

 as56da54d56a456d54asd


 

2 apretar los hombros Coloca una mano
por detrás del hombro contrario y aprieta
los músculos entre los dedos y la zona hi-
potenar (la almohadilla situada justo enci-
ma de la muñeca). Hazlo hacia el cuello y
localiza VB 21, situado en línea con VG 14.
Percibirás una depresión sensible. Traza
círculos sobre el punto con las puntas de
los dedos y a continuación presiona direc-
tamente un poco más fuerte. Repite los
movimientos en el otro hombro.

56as4d56a4d56a4d6a4d


 

3 presión con los dedos sobre la zona
lumbar Coloca las manos por detrás de la
espalda, con las puntas de los dedos sobre
los músculos lumbares, a ambos lados de
la columna. Presiona con los dedos des-
cendiendo por los músculos y sobre el sa-
cro, el triángulo óseo situado en la base de
la columna. Esto estimula el meridiano de
la vesícula y relaja la zona lumbar.

PRECAUCIÓN No utilices los puntos VG 14, VB 21 ni
VB 30 durante el embarazo.

MASAJE CHINO: AUTOMASAJE


4 presión con los dedos sobre los glúteos
Localiza VB 30, a dos tercios del recorrido
desde los glúteos hacia las caderas y aproxi-
madamente a un tercio hacia abajo. Presió-
nalo y traza círculos sobre él con las puntas
de los dedos. Aunque es difícil conseguir la
misma presión en ti mismo que en un com-
pañero, te servirá para relajar la zona de la
cadera bastante bien.

56asds56a4dsa6d4as6d4


5 presión sobre las cejas Pellizca a lo largo
de la línea de las cejas con los pulgares y los
índices, desde el puente de la nariz hacia
las sienes. Pellizca y levanta al mismo tiem-
po, recorriendo el camino hacia VB 1. Pue-
des sentir esta depresión en la línea que
parte desde la cuenca del ojo. Presionar y
trazar círculos sobre él es fantástico para
aliviar la tensión y despertar los ojos can-
sados.

as56das564da4d56a4d56a4d


6 presión con el pulgar Sujeta una mano
con la otra y masajea sobre la parte carno-
sa del pulgar. Haz fuerza con los otros de-
dos por debajo. Localiza P 10, a medio
camino de esta zona carnosa del pulgar.
Traza círculos y luego presiona suavemen-
te, con la punta de tu pulgar activo, hacia
el hueso. Manten un momento, afloja y re-
pite en la otra mano.

56sadas56d546a546d56a54d


 

7 apretar las piernas Pellizca y aprieta ba-
jando por la cara externa de las dos pier-
nas, desde la parte superior de los muslos
hasta los tobillos. Aplica la presión entre los
pulgares y el resto de los dedos. Los movi-
mientos deben ser rápidos y vigorosos. Evi-
ta ejercer cualquier presión sobre las rodillas.
Repite varias veces para llevar la energía al
suelo.

56as4d56as4da46da54d


8 presión con los pulgares sobre los de-
dos de los pies Sujeta el pie por debajo y
coloca el pulgar de una mano sobre el pie
contrario, en la zona entre el pulgar y el ín-
dice del pie. Localiza IG 13 y presiónalo con
la punta del pulgar. Este punto puede es-
tar muy sensible, por lo que puedes trazar
círculos sobre él para dispersar la presión
y luego intentar apretarlo directamente.
Repite en el otro lado.

as56dasdad5as56d456as4d

 

VOLVER: MASAJE CHINO

56as4as56d4sada56ssd546 - SHIATSU: LA CARA

SHIATSU: LA CARA

SHIATSU: LA CARA

 

 

El masaje de cara debe ser preciso para resultar agradable y para que la
estimulación de los puntos sea efectiva. Es una forma estimulante de cerrar
el masaje, una manera relajante y energética. El toque final de descanso
proporciona equilibrio y alineamiento antes de que termine el masaje.

 

 

1 presión con los pulgares Coloca los pul-
gares sobre las cejas de tu compañero, jus-
to al lado del puente de la nariz. Localiza
V 2 en las pequeñas depresiones del hue-
so. Presiona con los lados de las puntas de
los pulgares, pues este punto debe ser pre-
ciso. Manten la presión unos momentos y
afloja. Presiona con cuidado porque estos
puntos están a menudo sensibles.

 

SHIATSU: LA CARA


2 presión con los pulgares Presiona con las
yemas de los pulgares siguiendo una línea
desde el centro de las cejas hasta el naci-
miento del pelo. Este movimiento debe ser
lento, constante y relajante, y ha de seguir
el meridiano de la vejiga. Repite varias ve-
ces las líneas sobre la frente.

56as4d56sa4das64d6as4s6d4


 

3 presión con los dedos Presiona con las
puntas de los dedos sobre la línea bajo los
pómulos, trabajando hacia el ángulo de la
mandíbula. Presiona cerca del hueso y li-
geramente por debajo de él, manteniendo
la presión y los movimientos ligeros.

56as4as56d4sada56ssd546


4 descanso Rodea la base del cráneo de tu
compañero con una mano y coloca la otra
sobre la frente. Tira muy suavemente hacia
ti para alinear la cabeza y a continuación
descansa. Vacía tu mente de todo pensa-
miento y respira con tranquilidad. Esto pro-
porciona un momento de calma antes de
cerrar el masaje e informa a tu compañero
de que se ha completado la secuencia.

as56d4as56dsad64a6d

VOLVER: SHIATSU

masaje holistico - MASAJE HOLISTICO

MASAJE HOLISTICO

MASAJE HOLISTICO

 

 

La seguiente secuencia de masaje holístico es una mezcla de técnicas que acabas de aprender. EI masaje holístico está basado en los movimientos del masaje sueco clásico, los estiramientos y una interacción sensible con tu compañero. El ritmo debe ser lento, y su propósito es el de relajar. El masaje combina los movimientos deslizantes para extender el aceite, maniobras más firmes para relajar los músculos y movimientos más profundos para ayudar a liberar zonas concretas de tensión. El masaje debe parecer un baile que progresa sin interrupciones para relajar todo el cuerpo. Manten las manos en contacto con tu compañero siempre que puedas, y vacía la mente de pensamientos bulliciosos. Debes estar centrado en el masaje.

 

APLICACION 

 

Esta secuencia de masaje holístico utiliza unas técnicas con las que ya estás familiarizado, en una rutina que va de la cabeza a los dedos de los pies. El masaje comienza en la espalda, una de las zonas más importantes para la relajación, y te ofrece la oportunidad de aumentar tu confianza con los amplios movimientos del rozamiento.

El masaje debe pasar con suavidad de una parte del cuerpo a la siguiente, según sus propias rutinas. ¡El objetivo es aprender en un proceso interactivo, y no dar el masaje perfecto de entrada! Si algunas de las técnicas te resultan difíciles, vuelve a ellas en otra ocasión, pero recuerda que debes intentar mantener tus manos en movimiento. Todo se vuelve más fácil con la práctica. El masaje termina en los pies para enraizar a tu compañero.

 

 

PUNTOS PRINCIPALES

 

  • Técnicas: Las maniobras principales son el rozamiento, el amasamiento, el vaciado venoso, la presión con los dedos y el estiramiento, además de algunas maniobras placenteras como los pases neurosedantes y el balanceo.

 

  • Movimientos: Deben ser lentos y tranquilizadores, pasando con facilidad de una maniobra a la siguiente. Para mantener el ritmo, repite las maniobras vanas veces y aplica el rozamiento en lugar de parar.

 

  • Equipo: Necesitas una superficie firme, como una camilla de masaje o una alfombrilla blanda sobre el suelo, toallas para cubrir las zonas del cuerpo en las que no estés trabajando, soportes para la cabeza, las rodillas o los tobillos, y un poco de aceite.

 

  • Respuesta: Toma nota de cualquier zona problemática antes de empezar y pide siempre a tu compañero que te diga cómo se
    siente.

 

  • Duración: Un masaje corporal dura unos cuarenta y cinco minutos; un masaje de espalda, unos veinte.

 

 

MASAJE HOLISTICO: APLICACION