sueco e1340397787474 - Masaje Occidental

Masaje Occidental

Según Hipócrates, el padre de la medicina moderna (c. 460-377 aC.), los médicos deberian ser expertos en muchas artes, y en especial en la de frotar. El médico griego Asclepíades de Bitinia (c. 124-40aC.) recomendaba el masaje, la dieta, el ejercicio y los baños.

En Grecia se utilizaba el masaje para los trastornos digestivos y, de forma habitual, antes de la prática desportiva. El médico romano Celso (hacia 25 aC.-57dC.) describe de forma detallada las fricciones y recomienda el masaje para el alivio del dolor de cabeza, mientras que Galeno (hacia 130-201 dC.) escribió que se deben estirar todas las fibras musculares en todas direcciones. Plinio el Viejo (23-79dC.) se curó gracias a un masajista médico, y Julio César (100-44 aC.) recibió mesajes para tratar la neuralgia. El médico persa Aviceno (980-1037), muy influido por Galeno, escribió acerca del masaje y describió varios métodos de fricción.

Más tarde se desaconsejó el masaje por considerarse excesivamente permisivo, y las referencias médicas son escasas hasta el siglo xv.

En 1813, per Henrik Ling estableció el sistema sueco de movimientos, aunque la terminología del masaje sueco fue introducida años más tarde por el holandés Johann Mezger.

Durante la Primera Guerra Mundial se trató con masajes a los soldados heridos, y el movimiento del trabajo corporal californiano delos años sesenta combinada el masaje con el crecimiento personal.

Cada cultura posee sus propias tradiciones, en las que el masaje con ele crecimiento personal.

Cada cultura posee sus proprias tradiciones, en las que el masaje ocupa un lugar entre el placer, las costumbres populares y la terapia profesional. En la actualidad se practica por derecho propio, aunque tradicionalmente formaba parte de un conjunto terapéutico.

 

sueco-e1340397787474

contraindicacionesbebe - Contraindicaciones del masaje para bebés

Contraindicaciones del masaje para bebés

Mientras haces el masaje, observa detenidamente sus respuestas. Todos los niños son diferentes. Presta atención a sus reacciones. Si parece disfrutar del masaje antes de acostarse o después del baño, incorpó- ralo así en la rutina diaria. ¡Pero cuidado! ¡Nunca realices un masaje inmediatamente después de una toma! Espera por lo menos cuarenta y cinco minutos.
Si empiezas a hacer el masaje y se resiste o se muestra disgustado, lo mejor es interrumpirlo. Puedes intentarlo más tarde. No lo obligues a aceptarlo. La experiencia debe ser placentera para ambos y no convertirse en una especie de castigo o tarea habitual. Forzarlo transmite una señal negativa. De ahí que tu estado de ánimo y de salud sean factores tan importantes en la ecuación. Debes estar descansado, relajado y concentrarte en la pequeña vida que tienes delante. Evita los masajes si estás enfermo o exhausto.
Evita asimismo el masaje si el niño presenta una o más de las condiciones siguientes:
• Enfermedad. Consulta al médico antes de hacer un masaje. • Erupciones cutáneas e infecciones. Evita el contacto en las áreas irritadas o infectadas. Consulta al pediatra para asegurarte de que no le perjudicarás o empeorarás la condición. • Vacunas. Es preferible esperar por lo menos una semana antes de hacer un masaje si lo han vacunado. Luego, deberás evitar el contacto directo con el área de la inyección, que puede estar muy sensible.

Si muestras signos faciales de maelestar…
Sí observas algún signo de estrés o malestar en su rostro, como apretar los párpados o fruncir el ceño, en cualquier momento del masaje, frótale los pulgares con los tuyos. En reflexología, los dedos pulgares están relacionados con la cabeza y el cuello. A menudo, una leve presión en estes puntos alivia la tensión en la cara y los ojos. Una vez relajado, reanuda el masaje hasta el final.

 

contraindicacionesbebe

masajes cuerpoentero - La historia del masaje

La historia del masaje

Los orígenes del masaje se pierden en el tiempo. Frotarnos cuando algo nos duele es un instinto natural y resulta consolador, nos alivia nos revitaliza.
Tocarnos con fines terapéuticos es algo natural en todas las culturas, por lo que resulta difícil establecer el origen exacto, aunque diversas referencias ilustran el papel del masage desde épocas remotas hasta la actualidad.

 

 

 

masajes-cuerpoentero

beneficios del masaje - Beneficios para el bebé

Beneficios para el bebé

Estudios clínicos han evidenciado que un masaje regular supone una ventaja física, emocional e intelectual que se prolonga a lo largo de toda la vida. Las investigaciones sobre los beneficios del masaje infantil se vienen realizando desde la década de 1970. y los resultados han sido tan positivos, que en la actualidad muchas nurserías en centros hospitalarios lo incluyen en sus programas para neonatos, organizando cursillos para los padres sobre masaje para bebés. Un reciente estudio efectuado en la Universidad de Miami ha demostrado que los niños que reciben masajes se muestran más activos y alerta, además de presentar un desarrollo neurológico más rápido que los que no reciben esta atención. El masaje ayuda al bebé a superar la posición fetal con el estiramiento de los músculos y las articulaciones, desarrolla su flexibilidad y fomenta la coordinación de sus movimientos. También ha demostrado ser muy eficaz en el aumento de peso y el desarrollo de la consciencia corporal. El masaje para bebés es especialmente útil en los bebés prematuros. En un reciente estudio realizado por la Dra. Tiflany Field en el Touch Research Institute de la Universidad de Miami, veinte bebés prematuros sometidos a un masaje de quince minutos tres veces al día durante dos semanas aumentaron un 47% más de peso que otros a los que no se practicó masaje alguno. Asimismo, se les dio el alta hospitalaria seis días antes. Esta sencilla intervención ahorró más de diez mil dólares por niño al hospital. Por otro lado, el masaje infantil también puede acelerar la curación. Otro estudio de la Universidad de Miami confirmó resultados positivos derivados del masaje en niños con dermatitis atópica, una condición en la que la piel se irrita, enrojece, infecta e inflama, concluyendo que el masaje con aceite combinado con medicación tópica ordinaria, como en el caso de un 1 % de crema de hidrocortisona, acelera el alivio en el pequeño. En casa, también puedes obtener buenos resultados cuando utilizas el masaje infantil para contribuir a la curación de condiciones comunes tales como el acné del recién nacido y la piel agrietada. Asimismo, el masaje tranquiliza al niño cuando empieza a desarrollar la dentición, indicando al cerebro el momento en que debe liberar hormonas que lo ayuden a soportar mejor el dolor. Y hablando de curación, el masaje del bebé también ayuda a sintonizar con el lenguaje corporal del pequeñín y a interpretar sus estados de ánimo y necesidades. A medida que te vayas familiarizando mejor con la sensación de las caricias en la piel de tu hijo mediante masajes regulares, serás más capaz
de detectar cambios y de descubrir trastornos en un estadio precoz. Muchas de estas señales inexpresadas de incomodidad se prolongan a medida que el bebé va creciendo: una ligera inclinación de la cabeza, una forma especial de tenerlo en brazos cuando está enfermo, triste o disgustado, etc. Aprenderás a ver una infinidad de cosas que tu hijo es incapaz de verbalizar, lo cual resultará muy valioso en los años futuros. El masaje infantil también alivia el estrés. Cuando tocas al bebé, se relaja de inmediato. Cuando lo acaricies y le hables observarás que hace ruiditos «felices». Es un síntoma de bienestar. Un suave masaje y algunas palabras cariñosas y reconfortantes crearán armonía y plenitud, ayudando al niño a sentirse menos irritable, respondiendo a una atención multisensorial suficiente.

 

Beneficios para el bebé

 

 Algunos aspectos beneficiosos derivados del masaje del bebé:

1. Estimula la comunicación y estrecha los vínculos paternofiliales.

2. Relaja el sistema nervioso del niño.

3. Reduce el nerviosismo y la irritabilidad.

4. Mejora y regula la función respiratoria, circulatoria y gastrointestinal.

5. Alivia los efectos dolorosos de la retención de gases y el estreñimiento.

6. Reduce los cólicos.

7. Fomenta un aspecto de salud corporal.

8. Reduce la producción de hormonas del estrés.

9. Reduce el dolor asociado al desarrollo de la dentición.

10. Ayuda al bebé a dormir más y mejor.

11. Mejora el tono muscular y las habilidades motrices.

12. Acelera el aumento de peso.

13. Estimula el sentido del tacto del pequeñin y proporciona un sinfín de fascinantes experiencias sensoriales.

14. Reduce la ansiedad por la separación en los cuidados diarios.

15. Beneficia a los bebés prematuros durante su permanencia en el hospital.

16. Beneficia a los niños con necesidades especiales cuyos transtornos mentales, visuales, de oído o de desarrollo dificultan la interrelación.

17. Estimula el desarrollo cerebral y contribuye al crecimiento mental.

18. Estrecha los vínculos paternofiliales. Aumenta la confianza en los padres.

19. Reduce la depresión post-parto y el nerviosismo, que pueden influir indirectamente en el estado de ánimo del niño.

20.Fomenta la intimidad, comprensión e interrelación de los padres con su hijo.

21. Mejora la comunicación con el bebé.

22. Implica a los padres de una forma íntima.

23. Ayuda a los padres de bebés prematuros y con necesidades especiales que deben permanecer ingresados durante algún tiempo en el hospital a restablecer su relación afectiva con ellos después del parto.

24. Ayuda a los padres en los cuidados diarios del bebé.

25. Proporciona un momento especial y esclusivo para la interacción.

26. Mejora la comprensión paterna de las señales no verbales del niño.

27. Aumenta la capacidad de los padres de tranquilizar a un niño enfermo o nervioso.

28. Mejora el comportamiento de interrelación íntima, sobre todo para las madres jóvenes que tienen dificultades para asumir sus nuevas responsabilidades.

29. Las madres que trabajan pueden restablecer la conexión con su hojo a través del masaje después de una larga jornada laboral.

preparacionmasaje - La preparación del masaje

La preparación del masaje

Cuando vayas a dar un masaje, es importante tener, en cuenta el entorno. El ambinte debe ser relajante y atractivo,y preparar la habitación te ayudará a centrar tu mente, tanto en la persona que va a recibir el tratamiento como en Ia razón del masaje.

 

 

preparacionmasaje

la espalda - La espalda

La espalda

El cuerpo de tu hijo es tan fuerte como la espalda que lo soporta. La espalda del recién nacido seguirá
estando redondeada como resultado de su posición en el útero materno. Aun así, desde los primeros días de vida, el niño empezará a estirar los músculos que soportan la columna vertebral, proporcionándole una mayor flexibilidad. A medida que el niño va creciendo, el desarrollo sano de la columna es esencial para el progreso de las habilidades motrices avanzadas. Esto es debido a que la columna es el pilar central de soporte no sólo de la cabeza y el corazón, sino también de los pulmones y órganos digestivos. Es una columna hueca y flexible compuesta por treinta y tres huesos que realiza cuatro curvas simétricas y opuestas para equilibrar y contrarrestar el peso que soporta. Verdadero «árbol de la vida», la columna vertebral aloja el sistema nervioso, y en cada una de sus articulaciones se proyectan y multiplican dos raíces nerviosas que conectan con cada parte viva del organismo. La fortaleza y flexibilidad de la columna es crucial para:

  • la salud del sistema nervioso.
  • la postura y su relación con la gravedad.
  • la flexibilidad del tórax y la capacidad respiratoria.
  • la relajación del abdomen y del tracto digestivo.

Por cierto, es muy importante que el bebé tenga una cama con el suficiente espacio para moverse mientras duerme. La columna vertebral crece principalmiente cuando está dormindo, de manera que es esencial que disponga de una cama con barrotes que eviten caídas.

masaje bebe - Antes de empezar

Antes de empezar

Recuerda que la piel del bebés es extremadamente sensible. No hay nada peor que unas manos frías cuando intentas relajarlo o darle de comer. Así pues,antes de iniciar el masaje, úntate las manos y frótalas para que se calienten. Daré dos consejos a los padres para que estén seguros de que tienen las manos calientes (personalmente, siempre tengo las manos frías!). Primero, antes de empezar, me lavo las manos calientes (personalmente, siempre tengo las manos frías!). Primero, antes de empezar, me lavo las manos con jabón y agua muy caliente, pasándolas repetidamente por debajo de chorro. Y segundo, me gusta poner un frasco de aceite en el microondas durante diez segundos. Al sacarlo,agítalo para que el aceite precalentado se distribuya uniformemente por todo el frasco y luego pruébalo echando un poco en la cara interior de la muñeca y comprobar así que no está excesivamente caliente. Cuando te lo eches en las manos, asegúrate de que no está demasiado caliente para el bebé.

Mientras te frotas las manos, mantén el contacto visual con tu hijo háblale. Recuerda que cuanto dices y todos tus movimientos son una expresión de tu amor. Si empiezas el masaje de esta forma, el niño sabrá a qué atenerse se relajará.

masaje_bebe

a5sd456sa4d5a4d65sa4d - MASAJE CHINO: LA ESPALDA

MASAJE CHINO: LA ESPALDA

MASAJE CHINO: LA ESPALDA

 

Sitúate de forma que puedas alcanzar la espalda con comodidad y ten todo lo que necesites a mano. Céntrate primero y luego comienza el masaje sobre la espalda, que producirá un efecto en todo el cuerpo. Las técnicas incluyen tanto el masaje como el uso de los puntos de presión.

 

1 rozamiento Extiende un poco de aceite en las manos. Sitúate detrás de la cabeza de tu compañero y desliza las manos juntas hasta la zona lumbar. Puedes aplicar una presión relativamente firme con las palmas. El objetivo es despertar los meridianos. Separa los dedos en la zona lumbar y vuelve a subir por los lados de las costillas hasta los hombros. Repítelo con viveza varias veces.

a54sdsa5d4a56da4d


 

2 círculos Pásate a un lado. Coloca los pulgares a ambos lados de la columna y traza círculos sobre los músculos situados junto a la vértebra prominente (C7) de la base del cuello. Este punto es conocido como VG 14, y los movimientos circulares ayudan a relajar el cuello. Mientras los realizas, imagina que toda la tensión se libera hacia la zona de los hombros. Repite lentamente varias veces.

65as4d65as4d56as4d6a4d654


 

3 vaciado venoso Vuelve a la cabeza. Coloca los pulgares sobre VB 21, situado en la depresión a medio camino entre C7 y el hombro. Coloca los dedos sobre los hombros de tu compañero y aprieta varias veces. Esto ayuda a relajar los hombros. Si el punto está sensible, masajea a su alrededor con los pulgares para dispersar el exceso de chi.

PRECAUCIÓN: No utilices el punto VB 21 durante el embarazo.

56sa4d56sa4d6sa4d6a54d56


 

4 rodado con los pulgares Coloca los pulgares en la cresta muscular, a un lado de la columna. Ruédalos hacia abajo, alternando los movimientos, en dirección a la zona lumbar. Esto relaja el meridiano de la vesícula biliar, situado a ambos lados de la columna vertebral. Los toques deben ser bastante vivos. Repite varias veces y pasa luego al otro lado.

sa4das56d4sa6d4as6das56d4


 

5 presión con las palmas Desplázate hasta la zona lumbar de tu compañero y aplica un poco de aceite. Coloca una mano plana sobre el sacro (el triángulo óseo de la base de la columna) y la otra sobre la zona lumbar. Ahueca ligeramente la mano superior para que no exista presión sobre la columna. Apoyándote en la mano superior, estira con cuidado los músculos con la otra palma para relajar la zona lumbar. Repite con sensibilidad.

a56s4ds56a4d56sa4d6sa54d


 

6 presión con las palmas Repite el movimiento, pero esta vez sobre los músculos de la zona lumbar, a ambos lados de la columna. Inclínate sobre tu compañero y ahueca las manos sobre los músculos, evitando ejercer cualquier presión sobre la columna. A continuación estira con una mano hacia los hombros y con la otra hacia las caderas. Esto relaja los poderosos músculos del meridiano de la vesícula y ayuda a relajar la zona lumbar. Repite varias veces.

5a4sd6sa4d56sa4d56sa54d


 

7 presión con el codo Sitúate junto a una de las caderas de tu compañero. Localiza VB 30 con los dedos, a un tercio de distancia hacia el glúteo y dos tercios hacia la cadera. Guía el codo al punto con los dedos y a continuación presiona lentamente hacia la cadera, manteniendo el codo redondeado. Afloja y repite. Esta zona puede estar tensa y extremadamente sensible, pero la estimulación es buena para relajar la cadera. Tu compañero debe respirar tranquilamente para relajarse. Repite los últimos dos movimientos en el otro lado.

56as4ds56ad4as564d


 

8 presión con los pulgares Lleva las manos de nuevo a la zona lumbar Coloca los pulgares a unos cuatro centímetros de la columna, a ambos lados del sacro. Presiona V 31-34 con los dos pulgares al mismo tiempo, localizando las pequeñas depresiones óseas. Presiona suavemente en cada punto una vez, afloja y pasa al siguiente.

PRECAUCIÓN: No utilices los puntos V 31-34 durante el embarazo

a56s4da56d4as56d4sa65d4

 


9 balanceo Coloca las dos manos a ambos lados de las costillas de tu compañero. Balancea suavemente el cuerpo alejándolo de ti y luego de vuelta al otro lado con tu otra mano. Continúa los movimientos alternantes bajando hasta las caderas. Repite hacia las axilas y de nuevo hacia las caderas por última vez. Esto ayuda a relajar toda la espalda.

a5sd456sa4d5a4d65sa4d

 


10 apretar Sitúate junto a los hombros. Coloca los pulgares a un lado de los músculos situados junto a la columna, con los dedos en la misma posición al otro lado. Aprieta los músculos con los dedos en dirección a la columna. Desplázate a lo largo de los músculos, desde la parte superior de la espalda hasta la zona lumbar, asegurándote de no hundir los dedos. Repite en el otro lado de la columna.

 

a56sd4a56d46a4ds6a4d6sa54d


 

11 presión con los pulgares Utiliza las yemas de los pulgares para presionar contra los músculos situados a los lados de la columna. Presionando entre los omóplatos, estimula V 15. Esto debe resultar relajante, así que traza círculos alrededor de los puntos de ambos lados hasta que percibas una reducción del tono muscular. Regresa de nuevo al punto y presiónalo uniformemente con los pulgares.

 

MASAJE CHINO: LA ESPALDA


12 pases firmes Para cerrar esta secuencia, coloca las manos sobre los lados del cuerpo. Arrástralas hasta las caderas. Repite dos veces más. con fuerza, para arrastrar la energía yang hacia abajo.

 

asd4s5a4d5s6a4d5sa4d

 

 

VOLVER: MASAJE CHINO

después del nacimiento - Después del nacimiento

Después del nacimiento

Primer mes. Los brazos se mueven bruscamente y se flexionan. A menudo se abren y se mueven incontroladamente como respuesta a un reflejo de sobresalto. El bebé empieza a coger cosas cuando se las pones en la mano. Se evidencia el reflejo Moro, estimulado por cambios súbitos de luz o sonido. Este reflejo se caracteriza por la extensión de los brazos y una rápida inspiración, seguido de la unión de los brazos como si estuviera abrazando algo. Desaparece alrededor del sexto mes, sustituido por una pauta de sobresalto más adulta. Otro reflejo común en esta edad es el de «rastreo». El recién nacido vuelve la cabecita en la dirección del pecho de la madre o del biberón. Si le das unos golpecitos en la mejilla, abrirá la boca casi de inmediato. Este reflejo continúa durante un par de meses, y combinado con la succión, lo ayuda a obtener el alimento necesario y le proporciona bienestar, lo que demuestra succionando la mano y el pulgar.

Segundo mes. El bebé controla mejor el movimiento de los brazos. Poco a poco, las respuestas a los reflejos son más voluntarias. Los puños se relajan, la succión del pulgar continúa como mecanismo de bienestar e intenta atrapar un juguete en movimiento y a sujetar cosas con la mano durante más tiempo.

Tercer mes. Los brazos de tu hijo son lo bastante fuertes como para levantar la cabeza y el pecho cuando está echado boca abajo. Ahora alcanza objetos y muestra señales de preferencias en la textura.

Cuarto mes. El control de los brazos continúa mejorando. Coge cosas con las dos manos y las manipula, llevándoselas a la boca instintivamente.

Quinto mes. El bebe empieza a alcanzar objetos con una mano, se los pasa a la otra y luego se los lleva a la boca. Observarás que sus manos empiezan a ajustarse a la forma del objeto y que le encanta juguetear con el pelo, las joyas y sus propios pies.

Sexto mes. El niño empieza a utilizar a propósito una mano para coger objetos, llevárselos a la boca y luego tirarlos. Le gusta muchísimo arrojarlos repetidamente para oír el sonido asociado y observar tu respuesta. Intenta alcanzar cosas que están más allá de su alcance.

Séptimo mes. El bebe alcanza y sujeta un juguete con los dedos en lugar de la mano. Agita, aporrea y experimenta con todo. Se pasa los juguetes de una mano a la otra e incluso coge dos cosas a la vez. Ahora ya es capaz de depositar un objeto en un lugar específico. A estas alturas, es posible que tu hijo ya sepa soportar el peso del cuerpo con las manos o que simule la natación con los brazos. Es el preludio del gateo o una versión del mismo. Algunos pequeñines se arrastran o ruedan por el suelo. Utilizar las manos (los dos lados del cuerpo) para impulsarse y mostrarse interesado por su entorno es una excelente señal en su desarrollo motriz.

Octavo mes. Tu hijo juega con los dedos de los pies; es capaz de coger objetos más grandes con el pulgar, índice y corazón; usa las dos manos, indistintamente, para gatear y jugar; y la habilidad de arrojar cosas va en aumento (¡a menudo para frustración o desconcierto de los padres!). Ten cuidado, el gateo sólo despertará la atención del pequeño durante un corto período de tiempo. Muy pronto intentará utilizar los brazos y las manos para trepar. Vela por su seguridad; enséñale a sentarse cuando se ha puesto en pie y estáte preparado para una infinidad de lloriqueos derivados de las pérdidas de equilibrio.

Noveno mes. Se desarrolla la sujeción de pinza, lo que permite al niño coger objetos de menor tamaño. Le encanta señalar y es probable que empiece a mostrar su preferencia en el uso de una u otra mano. Puede golpear dos objetos y se lo pasa en grande arrojándolos. Empieza a hacer rodar pelotas, amontonar juguetes y abrir y cerrar cajas con gran deleite por su parte. Procura que los objetos a su alcance sean seguros, pues tenderá a llevárselos a la boca.

Décimo mes. ¡Ha llegado la hora de acondicionar la casa «a prueba de niños», si es que no lo has hecho antes! Intenta encajar un objeto dentro de otro y continúa perfeccionando sus habilidades motrices.

Undécimo mes. La sujeción es mucho más firme. Sigue experimentando con objetos, haciéndolos rodar, pellizcándolos, etc. Enséñale el extraordinario juego de «coger y meter» pequeños objetos en un gran recipiente. A los niños de esta edad les fascina. Empezará a querer comer solo, pero con escaso éxito, ya que el control de la muñeca no se ha perfeccionado. ¡Compra pañales y toallitas húmedas en abundancia!

Un año. Tu hijo empieza a mostrar preferencia por los juguetes con partes móviles. Es cada vez más
hábil e inteligente, y utiliza otro objeto para alcanzar algo que está fuera de su alcance. También empieza a jugar con bloques de construcción y a usar la boca como una tercera mano para sujetar cosas.

desarrollo - Desarrollo medio de las piernas

Desarrollo medio de las piernas

Hitos más importantes en el desarrollo de las piernas en la mayoría de los bebés (por término medio)

  • 3 meses: da pataditas con las piernas.
  • 4 meses: soporta peso en las dos piernas.
  • 6 meses: utiliza las piernas para rodar.
  • 8 meses: empieza a gatear.
  • 9 meses: se tiene en pie sujetándose a una persona u objeto.
  • 10 meses: camina sujetándose del mobiliario.
  • 11 meses: se tiene en pie sin sujeción durante breves instantes.
  • 13 meses: da unos cuantos pasos.
  • 14 meses: camina con ayuda.
  • 15 meses: sube escaleras gateando.
  • 17 meses: trepa y corre.
  • 21 meses: sube escaleras.
  • 23 meses: baja escaleras sin ayuda.
  • 3-4 años: mantiene el equilibrio sobre un pie durante breves instantes.