bebés prematuros - Bebés prematuros

Bebés prematuros

A menudo los bebés prematuros permanecen separados de su madre durante largos períodos de tiempo, dificultando mucho más el proceso de establecimiento de vínculos afectivos y emocionales. Por desgracia, no pueden disfrutar del tacto durante su estancia en la incubadora. Todo cuanto experimentan son procedimientos invasivos, tales como pinchazos en el talón, introducción de catéteres de alimentación y extracciones de muestras de sangre para su análisis, asociando el tacto a una infinidad de sensaciones negativas que luego deberás encargarte de contrarrestar. El masaje te ayudará a conseguirlo, ya que reorganiza la sensibilidad del niño y le proporciona un tacto no doloroso que lo reconforta psicológicamente. Evita siempre el masaje en las áreas que hayan sido sometidas a procedimientos invasivos. Por ejemplo, si presenta varias punciones en los talones, no trabajes los pies, y en el caso de que haya sido intervenido quirúrgicamente, consulta al pediatra la conveniencia de realizar el masaje. En cualquier caso, si da su consentimiento, deja intactas las áreas en proceso de curación. Los bebés prematuros suelen estar muy estresados, extremadamente nerviosos. La inmensa mayoría de los estudios realizados demuestran que el masaje puede contribuir a aliviar este trastorno. En realidad, se ha comprobado que ralentiza el pulso cardíaco, reduce la tensión arterial, mejora la digestión y la circulación, y fortalece el sistema inmunológico. Asimismo, estimula el sistema nervioso parasimpático, incrementando los niveles de concentración y el estado de alerta.

otros transtornos - Otros transtornos

Otros transtornos

Niños expuestos a la cocaína y al virus del sida

Los bebés expuestos a estos tipos de estrés físico antes de nacer necesitan cuidados intensivos en las primeras etapas de la vida. Estudios realizados con niños expuestos a la cocaína mejoran con el masaje. Tres sesiones diarias de quince minutos cada una durante por lo menos los diez primeros días aumenta en un 30% su capacidad para ganar peso y reduce las complicaciones post-natales. Los bebés de madres seropositivas también muestran los mismos beneficios con el masaje: aumento de peso, mayor concentración y estado de alerta, y mayor capacidad de control.

 

Niños que han sufrido malos tratos

Es probable que un niño maltratado haya entrado en tu vida a través de la adopción. Es posible que se

muestre reacio al tacto, pero en realidad lo necesita muchísimo más que los demás. Un masaje diario de
quince minutos durante un mes mejora las pautas de sueño y el estado de alerta, reduciendo paulatinamente la aversión al tacto.

 

Niños con enfermedades específicas

Asma. Para los bebes con asma, en masaje alivia la ansiedad, mejora el estado de ánimo y reduce la fre-
cuencia de los ataques.

Cáncer. En estos casos, el masaje proporciona a los padres un rol activo en el tratamiento, especialmen-
te el destinado a fortalecer el sistema inmunológico.

Dermatitis y soriasis. La medicación combinada con el masaje reduce la reacción de aversión al tacto (la piel es muy sensible). Asimismo, alivia el estrés, que como han demostrado innumerables estudios, contribuye al empeoramiento de algunas afecciones cutáneas.

Diabetes. Dado que los padres ya están controlando la dieta y los niveles de azúcar en la sangre de su
hijo, la introducción del masaje no suele ser difícil. Les ayuda a reducir el estrés y mejora su capacidad de control de los progresos del niño.

Artritis. El masaje alivia el dolor de los bebés y niños algo más mayorcitos que padecen artritis, mejo-
rando asimismo la circulación en las áreas inflamadas.

Fibromialgia. El masaje reduce el dolor, la ansiedad, la depresión y las hormonas del estrés que crea esta patología.

 

Niños con transtornos psicológicos y de desarrollo

Autismo. La terapia de masaje en los niños autistas mejora la atención, las habilidades interactivas no
verbales, la consciencia sensorial y el comportamiento social.

Bulimia. Los adolescentes tratados con una terapia de masaje aunque sólo sea un par de veces por se-
mana experimentan progresos muy significativos, tales como una mejora en la percepción de la imagen
corporal, menos síntomas depresivos y un mayor control urinario.

Trastorno de Estrés Post-traumático. Un masaje regular ha demostrado ser bastante eficaz en casos de depresión, ansiedad, reflejos exagerados y producción de hormonas del estrés en niños que sufren este trastorno.

Trastorno de Déficit de Atención. Bastan cinco semanas de masaje regular para reducir la hiperactividad, ampliar el período de atención y mejorar el rendimiento escolar.

necesidades especiales del bebé - Atención de las necesidades especiales del bebé

Atención de las necesidades especiales del bebé

Todos los bebés se benefician de un masaje regular, pero los que nacen con necesidades especiales se benefician mucho más del tacto «nutritivo» y curativo en su cuerpo. A los niños que no pueden ver u oír bien tienen la oportunidad de sentir el amor y afecto a través de la calidez de tus manos y de los suaves pases relajantes del masaje. Con estos pequeñines, el masaje para bebés es una excelente herramienta de comunicación. Necesitan atención extra, amor y confort. Un masaje diario completo, haciendo un especial hincapié en los principales puntos de reflexología, puede optimizar su desarrollo.